Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 ABCdelOCIO VIERNES, 23 DE MARZO DE 2018 abc. es ABC E n escena Crítica de teatro Quien lo probó lo sabe PRIMER AMOR Autor: Samuel Beckett. Versión: José Sanchis Sinisterra. Creación: Miquel Górriz y Àlex Ollé (a partir de una idea original de Moisés Maicas y Pere Arquillué) Iluminación: Jaume Ventura. Intérprete: Pere Arquillué. Teatro Valle- Inclán. Madrid. JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN Guillermo Serrano y Paula Iwasaki, en una escena de la obra JAVIER NAVAL El lugar donde rezan las putas Actores con voz de vencidos José Sanchis Sinisterra dirige un texto propio escrito para los actores Paula Iwasaki y Guillermo Serrano JULIO BRAVO Q ue José Sanchis Sinisterra escriba una obra para uno debe ser algo muy especial. Paula Iwasaki destinataria junto con Guillermo Serrano de El lugar donde rezan las putas es muy expresiva: Es una suerte y produce una emoción indescriptible La función, subtitulada Que lo dicho sea se representa en la sala Margarita Xirgu del Teatro Español, la dirige el propio autor, a quien la actriz quiere agradecer su confianza y su generosidad Todo empezó cuando Sanchis Sinisterra acudió a una representación de su obra ¡Ay, Carmela! que interpretaban Paula Iwasaki y Guillermo Serrano. Se forjó entre autor y actores una relación muy estrecha. Y al poco tiempo relata Paula nos dijo que estaba escribiendo una obra para nosotros; nos leyó algún fragmento, y pudimos asistir al proceso de creación hasta desembocar en este montaje, que hemos tenido la suerte además de presentar en el Teatro Español El lugar donde rezan las putas es, según Sanchis Sinisterra, la culminación de una trilogía que inició con Ñaque o de piojos y actores (1980) y con- tinuó con su célebre ¡Ay, Carmela! gar de trabajo y creación (el galpón (1987) y en la que aborda el teatro den- semiabandonado) además de ser fretro del teatro. En ella se narra la peripe- cuentado por algunas de las mujeres cia explica el propio autor de Rómu- que trabajan en el mal famado barrio, lo y Patri, una pareja de jóvenes actores parece ser también vía de acceso a un que, en un galpón casi abandonado, ce- misterioso mundo subterráneo en el dido al efecto por el tío Roque, se afa- que se agitan los olvidados, los vencinan por crear un espectáculo a la me- dos, los barridos y borrados por la Hisdida de sus aptitudes artísticas y de sus toria, con mayúscula posibilidades económicas Y es que el autor vuelve en esta obra, Patri no se sabe si es Patricia o Pa- y según dice Paula Iwasaki, a darle voz trocinio es terrenal y política militan- a los vencidos de nuestra historia, a darte, la más guerrera de la les la oportunidad de que pareja dice Paula Iwacuenten su historia. PorTrilogía saki, que desde la piel de pensamiento Sanchis completa que hay unBenjamin que la actriz interpreta a otros de Walter el ciclo que tres personajes más. Y planea sobre todo el texarrancó con quiere buscar una obra to: la historia no es solo Ñaque y siguió lo que fue, sino lo que combativa, mientras que Rómulo es mucho más fipudo haber sido con ¡Ay losófico. El contraste enLos tres últimos años Carmela! tre los dos es muy bonito, Paula Iwasaki ha formacada uno tiene ideas y amdo parte de la Joven Combiciones diferentes No se atreve Pau- pañía Nacional de Teatro Clásico, con la Iwasaki a aventurar si esta El lugar la que ha interpretado los papeles prodonde rezan las putas puede tener tan- tagonistas de obras como Fuenteoveta vida como ¡Ay, Carmela! Cuando juna o La dama boba Estoy muy uno está dentro de un proyecto así, ade- agradecida al clásico, porque todo el enmás dice resulta muy difícil hablar trenamiento acerca del ritmo, del tiemcon perspectiva y con objetividad. Oja- po, etcétera, me lo he llevado al teatro lá de prosa. Este es un trabajo muy difeEn esta obra, cuenta la actriz, San- rente, pero yo noto que soy consciente chis Sinisterra ha volcado una sínte- de factores que he aprendido en La Josis de toda su trayectoria. El texto está ven lleno de guiños hacia su teatro, hasta el punto de que para algunos espectadores puede resultar apabullante El au- El lugar donde rezan las putas Madrid. Teatro Español (Sala Margarita tor, por su parte, explica y de ahí el título de la función que ese anodino lu- Xirgu) Hasta el 15 de abril Qué delgada es la piel que separa (o une) en Beckett lo trágico y lo cómico. El enjuto irlandés escribió su narración corta Primer amor en 1946, aunque pudo pergeñarla durante la Segunda Guerra Mundial, mientras integraba la Resistencia Francesa. El protagonista es un desclasado huraño y grotesco, inmune a los afectos, expulsado de su familia, que prefiere el olor putrefacto de los muertos al hedor corporal de los vivos. Un ser sin nombre que pertenece a la estirpe beckettiana del vagabundo Molloy y el anciano Malone tendido en la cama de un hospital o un manicomio. Se sabe enamorado porque una vez escribió con el dedo el nombre de su amada en una boñiga de vaca. Don Samuel pinta el amor con vitriolo burlón en un monólogo sonámbulo, una carcajada gélida en la que baila tanto el humor negro como el estupor y la desolación. Y así lo refleja este magnífico montaje de Miquel Górriz y Àlex Ollé que cerró el Festival Grec en 2010. El protagonista, tal vez muerto sobre una lápida o una mesa de disección, devana su discurso con fijeza esquizoide, vigilado por un rectángulo de quirúrgica luz blanca. Pere Arquillué lo interpreta magistralmente; su trabajo mayúsculo tiene una intensidad obsesiva acribillada de inflexiones descoyuntadas, una interpretación hipnótica. La voz del difunto nos habla al oído de cosas que nos conciernen y tal vez odiamos saber. ABC