Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 23 DE MARZO DE 2018 abc. es conocer SOCIEDAD 39 Doce años y medio Yllanes fue condenado a doce años y medio de prisión en el 2009 por un delito de homicidio No vio asesinato El jurado descartó el delito de asesinato que pedía la Fiscalía, castigado con hasta veinte años de cárcel El PSOE pide rebajar las penas por el atropello mortal de ciclistas El PP negocia su reforma del Código Penal y confía en cerrar un acuerdo PALOMA CERVILLA MADRID Enmiendas Número total PSOE (2) Podemos (6) Ciudadanos (2) y PDECat (5) han presentado 15 enmiendas a la iniciativa del PP, aprobada en septiembre de 2017. en Madrid, la cárcel donde cumplen sus penas los presos en régimen abierto. Desde el pasado 16 de marzo, el homicida de Nagore solo debe presentarse allí mensualmente, para seguir vigilado por Instituciones Penitenciarias, que le mantiene bajo una vigilancia exhaustiva, pues sigue cumpliendo la pena de homicidio. Si incumple las condiciones fijadas por la juez, la situación de Yllanes se endurecería: se revocaría su libertad condicional, a la que ha accedido 9 años y 8 meses después de aquella madrugada negra. Cárcel de máxima seguridad Fuentes jurídicas han informado a ABC que la magistrada argumenta la concesión de la libertad condicional, regulada en el artículo 90 del Código Penal, en el cumplimiento de todos los requisitos legales. Es decir, haber cumplido tres cuartas partes de la condena, encontrarse en tercer grado penitenciario y disponer de un informe favorable de reinserción en la sociedad, emitido por psicólogos. Al haber traspasado el plazo de las tres cuartas partes de la pena, esta libertad puede otorgarse sin contar con el beneplácito de la Junta de Tratamiento del Centro de Inserción Social que analiza su evolución. Yllanes cumplió la mayor parte de su condena en la cárcel de máxima seguridad de Zuera, Zaragoza. Tras permanecer en prisión ocho años y once meses de condena, el homicida obtuvo el tercer grado, el régimen de semilibertad, en junio del año pasado. Saber que Yllanes estaba contratado en un centro de psiquiatría y que pudo estar en contacto con pacientes generó tal polvareda que el director de la clínica que le dio empleo, Carlos Chiclana, aseguró que solo colaboraba en tareas de ayuda a la investigación y que no estaba ejerciendo su disciplina médica. De un plumazo, la imagen del homicida desapareció de la plantilla de la clínica, donde aparecía como uno más junto al resto de trabajadores. Según contó el doctor Chiclana a este diario, ese plantel sufrió las consecuencias de que el contrato de Yllanes saliese a la luz, pues recibieron amenazas directas. El jurado que deliberó y dictó el veredicto de Yllanes descartó el crimen de asesinato, un delito castigado con hasta veinte años de cárcel y por el que le acusaba la Fiscalía. El tribunal popular argumentó que el condenado no aprovechó la indefensión de Nagore. La tramitación de la reforma del Código Penal para aumentar las penas a los conductores que atropellen a ciclistas, con resultado de muerte, entra en su recta final. Seis meses después de que el Congreso aprobara por unanimidad la toma en consideración de una Proposición de Ley del Partido Popular, los grupos parlamentarios han fijado posición sobre esta reforma. Una vez que ha finalizado el plazo de presentación de enmiendas, los populares han recibido un total de 15. Las más llamativas son las que han presentado los socialistas, ya que piden rebajar las penas que había planteado en su iniciativa el Partido Popular. Una sanción que va en la dirección de imponer una pena de hasta nueve años de prisión en caso de varios fallecidos, como consecuencia de imprudencia en la conducción de vehículos a motor, con resultado de muerte. El PSOE pide que sean solo seis años, dos más que lo que fija ahora el Código Penal, que son cuatro. Igualmente, rechazan la creación de un subtipo específico en el Código Penal, que incluya el delito de aban- Menos sanciones Podemos y el PSOE piden rebajar las sanciones que los populares plantean en su Proposición de Ley. Aumentar el castigo Ciudadanos va más allá de la iniciativa de los populares y presenta una enmienda para castigar con hasta seis años sin carnet al conductor que atropelle con resultado mortal. dono del lugar del accidente, con una redacción autónoma. El diputado socialista Pablo Bellido justifica a ABC la posición de su grupo para rechazar la creación de un nuevo tipo penal en que no hay que liar más el ordenamiento jurídico y retocar todo el Código Penal Como alternativa, piden que se aplique la condena máxima al subir un grado y se sancione con más pena el abandono del lugar del accidente, cuando hay algún fallecido. Bellido señala que no es descafeinar la Proposición de Ley del Grupo Popular porque el objetivo era que el conductor que huye tenga un reproche especial. Crear un subtipo en el Código Penal que endurezca la pena de omisión del deber de socorro no tiene gran diferencia con lo que nosotros planteamos En relación a la segunda enmienda, Bellido considera más equilibrada la pena de entre dos y seis años, y no nueve como plantea el PP, porque genera inseguridad El PSOE cree que hay que abandonar populimos y tendencias partidistas En este sentido, asegura que van a hacer un esfuerzo para llegar a un acuerdo. Lo importante no es tener la razón, ni imponer nuestro criterio. ¿Si no somos capaces de llegar a un acuerdo en seguridad vial, en qué vamos a serlo? Ciudadanos no comparte las propuestas del PSOE sobre las sanciones, que las quiere descafeinar acusa la portavoz Irene Rivera. Esta formación política pide aumentar la pena de privación del derecho a conducir, en el caso de que haya fallecidos, de año y medio a seis. Después de constituirse el pasado miércoles la ponencia en el Congreso, los populares van a empezar a negociar las enmiendas. La diputada María Jesús Moro se ha mostrado dispuesta a buscar el máximo consenso para que la propuesta final sea equilibrada. Habrá que buscar entre todos el término medio Carretera de Navarra, donde el pasado mes de julio falleció un ciclista arrollado por un coche EFE