Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 23 DE MARZO DE 2018 abc. es espana ESPAÑA 19 La Justicia El desafío soberanista de diputado, a pesar de haberse postulado incluso como posible candidado de ERC a presidente en el pasado. El procesamiento de los fugados Puigdemont, cuatro exconsejeros de su antiguo gobierno y la líder de la CUP Anna Gabriel será en rebeldía, al encontrarse fugados de la Justicia, un estado que no frena el avance del caso. Aunque el juez continuará investigando el empleo de fondos públicos para el procés y podría modificar en el futuro su auto de procesamiento, en este escrito Llarena expondrá sus conclusiones sobre la causa y apuntalará la investigación. El humo de la sospecha contra los dirigentes independentistas se hará más denso y les acercará al futuro juicio, el primero en democracia contra gobernantes catalanes por declarar la independencia de Cataluña por el camino unilateral. Llarena les acusa de alentar una insurrección, enfrentando a la sociedad catalana contra el Estado, para proclamar la República catalana por la fuerza de los hechos, burlando la Constitución, el Estatuto de Autonomía y las resoluciones del Tribunal Constitucional. El tribunal garante de la Constitución anuló las leyes de la ruptura, el barniz del secesionismo para fingir una apariencia de legalidad, y prohibió la convocatoria del referéndum. El futuro inmediato de Turull y los otros cinco imputados convocados también tiene ef ectos a medio plazo. Cuando el procesamiento por rebelión sea firme, los que se encuentren en prisión o fugados, quedarán automáticamente suspendidos para el ejercicio de cargo público. Esto les impediría ejercer como gobernantes durante el tiempo que se encuentren encarcelados. Al fondo, a finales de año, se espera el juicio oral, la hora de la verdad, en la que los líderes secesionistas responderán ante un tribunal. La misteriosa vida suiza de Anna Gabriel Cuando a mediados de febrero se conoció que la exdiputada de la CUP Anna Gabriel se había exiliado su destino, Suiza, causó cierta perplejidad. Del mismo modo, un mes después de haber abandonado España, su vida suiza sigue siendo un misterio, tanto por su lugar exacto de residencia como por sus medios de subsistencia que se conozca, aún no ejerce de profesora universitaria, como dijo pretender Su vida allí, en todo caso, está tutelada por Olivier Peter, el abogado que no solo lleva su defensa sino que también ejerce de asesor de comunicación. Muda en Twitter desde hace cuatro días, la última aparición de Gabriel fue el pasado martes, cuando se reunió con Puigdemont. Jordi Turull, ayer, durante el debate de investidura en el Parlamento catalán INÉS BAUCELLS Anna Gabriel Penal alude en concreto al acoso a la Guardia Civil del 20 de septiembre y a los enfrentamientos que tuvieron lugar el 1 de octubre, cuando se celebró el referéndum secesionista ilegal. Una insurrección Todas las partes de la causa los abogados de los 28 investigados están citados hoy a las 10. 30 horas en el Supremo, para recibir la notificación del auto, una cita que ha generado nervios y expectación en los afectados. El auto de Llarena despejará el camino de la investigación y acotará la gravedad de las acusaciones que pesen contra los imputados en la causa; a pesar de que la Fiscalía y la acusación popular de Vox calificarán en el futuro los hechos y acusarán por los delitos que ellos mismos aprecien, sin estar vinculados por las tesis que dará a conocer hoy el juez investigador. Lo previsible es que el magistrado atribuya delitos menos graves a otros imputados, como los miembros de la Mesa del Parlament más allá de la antigua presidenta Carme Forcadell, o los líderes independentistas que ejercieron un papel menos destacado. Algunos de estos antiguos dirigentes secesionistas han renunciado a sus cargos como un gesto para tratar de convencer al juez de que renuncian a insistir en el proceso ilegal. Ejemplos de este paso atrás son Neus Lloveras, que dejó la presidencia de la Asociación de Municipios por la Indpendencia (AMI) o Carles Mundó, que abandonó la política al renunciar a su acta EFE hoy por el Supremo, habría sido presidente de la Generalitat de facto durante unas horas, días o semanas, pero no lo habría sido de modo jurídicamente pleno. La reciente doctrina unánime fijada por el Tribunal Constitucional impide una gobernación por control remoto desde prisión. Además, de haber sido elegido anoche presidente de la Generalitat no lo habría sido más que una veintena de días. Un mes a lo sumo. Es cierto que contra su procesamiento tendrán derecho a un recurso de reforma ante el mismo magistrado Llarena, y en segunda instancia ante la Sala de apelación del propio Supremo. Pero nunca hasta ahora ningún compañero de Sala ha desautorizado ni una sola de las resoluciones de Llarena, lo que avanza un procesamiento firme en el plazo máximo de un mes. TERCER INDICIO ¿De qué dependerá que Turull y el resto de procesados ingresen en prisión, más allá de que él fuese o no investido? Lógicamente, de que lo solicite la Fiscalía y de CUARTA PISTA. De solicitarlo el fisque lo acuerde Pablo cal, y es muy previsible, Llarena. Sin embargo, Segunda votación Llarena convocará en las cuando el fiscal deba próximas horas una Una hipotética pronunciarse hoy mis vistilla para resolver investidura de mo ya contará con un si debe producirse el inelemento de juicio nue- Turull en segunda mediato ingreso en privotación no le vo y relevante que habrá sión de los procesados. conocido unas horas an- serviría si ingresa La lógica jurídica no solo tes: el auto de procesarevelará que los delitos en prisión miento, la gravedad de se corresponden con allos delitos, y la confirgunos de los más sevemación de que ocurra lo que ocurra ros de nuestro Código Penal, sino que serán juzgados por rebelión y sedi- asegurará la apertura de juicio oral. ción. Es una decisión que al adquirir Llegados a este punto próximo al fi- firmeza no tendrá marcha atrás en el banquillo de los acusados. Banquillo asegurado para responder por delitos penados con entre 20 y 30 años de prisión identificados con los tipos de rebelión y sedición. nal de la investigación, Llarena ya no tendrá que evaluar subjetivamente el temor a la reiteración delictiva o a la destrucción de pruebas. Atendiendo a la gravedad de las conductas cometidas y a las tesis favorable de casi todos los encausados a conformar un gobierno de la república en el exilio solo cabrá a Llarena meditar el riesgo de fuga. Con un juicio por rebelión asegurado, con una futurible petición de pena superior a 20 años de cárcel, y con varios exdirigentes huidos y otros presos, es tentadoramente humano pensar en fugarse. Llarena tiene la palabra, bajo la evidencia de que una hipotética investidura de Turull en segunda votación con solo dos votos de la CUP (tiene cuatro) no le serviría de nada al independentismo si ingresa en prisión. El TC ha cegado ya esa vía.