Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 15 DE MARZO DE 2018 abc. es ENFOQUE 5 Pese al acoso de una minoría radical, fueron muchos los jóvenes que se acercaron al stand del Ministerio de Defensa en el Salón de la Educación de Barcelona EFE Salón de la Educación de Barcelona Mochilas cargadas de futuro JAIME GONZÁLEZ En democracia dicen quien no hace ruido es un cero a la izquierda. Eso dicen, pero yo estoy en profundo desacuerdo. Es verdad que en Cataluña la retroalimentación de intereses entre la izquierda populista y el separatismo ha elevado el nivel de decibelios de eso que Elías Canetti denomina masa de acoso minorías más o menos organizadas que pretenden imponerse a la mayoría silenciosa A veces, parece que no existe, pero la mayoría silenciosa auténtica fortaleza de las sociedades libres observa, escucha y casi siempre termina frenando los intentos de quienes siendo mucho menor en número parecen multiplicarse a lomos de la demagogia. El Salón de la Educación de Barcelona ha vuelto a ser escenario de una de esas protestas promovidas por la izquierda radical y el separatismo lo mismo da, que da lo mismo contra el Ejército español. Su intento de que el Ministerio de Defensa abandonara el stand de la feria no es ninguna novedad y forma parte del manual de agravios de esas minorías activas que pretenden erigirse en todo cuando no son más que una parte muy pequeña de la parte más intelectualmente ignorante y cochambrosa de la sociedad. Si los muchachotes de la plataforma Desmilitaricemos la educación que ayer volvieron a disfrutar de su minuto de gloria se hubieran matriculado en su día en los distintos centros docentes militares de formación, hoy no serían lo que son: tontos útiles al servicio de los intereses políticos más sectarios. Ya sabéis que nosotros, como ayuntamiento, preferimos que no haya presencia militar en el salón porque hay que separar los espacios dijo hace dos años la alcaldesa de Barcelona. En lo de separar los espacios va tener razón Ada Colau. A un lado, ellos; al otro, nosotros. Es por eso que en lugar de ilustrar este breve comentario con la minoría ruidosa o masa de acoso que cada año trata de colarse en la foto, lo hacemos con la de esa mayoría silenciosa que luce de espaldas en todo su esplendor. Mal que les pese a algunos, la mochila de España viene cargada de futuro. ESPAÑA