Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 28 DE FEBRERO DE 2018 abc. es deportes DEPORTES 57 GOL DEL FÚTBOL ESPAÑOL JULEN LOPETEGUI Leyenda y brujo del gol, uno de los grandes dentro y fuera del terreno de juego EFE SPORTING DE GIJÓN Su peor momento A la izquierda, Quini se abraza a Núñez presidente del Barcelona tras ser liberado. A la derecha, una imagen del zulo donde tuvieron retenido al futbolista durante más de tres semanas Marcado por un secuestro angustioso de 25 días E. V. ESCUDERO Con profundo pesar damos cuenta del fallecimiento de nuestro querido Quini DAVID VILLA En la vida de Quini hubo un capítulo que le marcó para siempre. Un secuestro con final feliz que mantuvo en vilo a toda España durante tres largas semanas en las que se temió por un desenlace fatal para el entonces delantero del Barcelona. La colaboración de la Policía suiza fue fundamental para la liberación del asturiano, al que se encontró retenido en un taller de Zaragoza el 25 de marzo de 1981. El secuestro de Quini comenzó apenas unas horas después de la goleada azulgrana al Hércules 6- 0, con dos tantos del delantero cuando tres encapuchados le obligaron a meterse en el maletero de un coche a punta de pistola. La desaparición del futbolista, del que nada se supo durante varios días, mantuvo en jaque a la Policía, incapaz de encontrar una pista hasta que los secuestradores hicieron pública su reivindicación. Los delincuentes, tres jóvenes electricistas en paro que buscaban una salida económica a sus problemas, exigieron el pago de 100 millones de pesetas en una cuenta suiza para liberar al asturiano, al que retenían en un zulo donde apenas podía moverse. Varios errores de sus captores y la ayuda de las autoridades suizas llevaron a la Policía hasta el lugar del secuestro, donde fue liberado. Ese mismo año, Quini acabaría como máximo goleador de la Liga. Nunca podría haber llegado donde llegué sin tu ayuda al comenzar mi carrera. Te estaré eternamente agradecido, amigo SERGIO RAMOS Se nos ha ido una vida de película, un fútbol de leyenda. Despedimos a la magia bre de 1968. Debutó el 22 de diciembre en el Villamarín, donde perdió por 1- 0. Siete días después se estrenó como goleador, en la victoria sobre el Racing de Ferrol. Al año siguiente consiguió el ascenso del club rojiblanco a Primera y celebró su primer Pichichi, todavía en Segunda. A su vez, conquistó el campeonato de Europa de la selección española de aficionados, a las órdenes de Santamaría, con cuatro goles inolvidables en la semifinal. José Emilio Santamaría recuerda ese instinto goleador de Quini. Era listo, sabía colocarse perfectamente para buscar su oportunidad y tenía mucha calidad en el disparo y en el remate de cabeza era profeta en su tierra y Asturias lucía un gran equipo en el fútbol español gracias a él. Por fin, en junio de 1980, tras ser otra vez máximo realizador en el conjunto rojiblanco pocas semanas antes, fue traspasado al Barcelona. El Sporting ingresó 82 millones de pesetas, una buena cifra de la época, lo que hoy supondrían 90 millones de euros. Y Quini refrendó en el club grande lo que había hecho a lo largo de su carrera. Fue el referente ofensivo del conjunto azulgrana. Pero el 1 de marzo de 1981, tras marcar dos goles al Hércules en el Un señor querido por todos ANÁLISIS VICENTE DEL BOSQUE Ocho goles con España Su ascenso era meteórico, tenía eficacia e inteligencia para aprovechar las ocasiones. Kubala lo convocó para la selección absoluta. Debutó el 28 de octubre de 1970 en La Romareda ante Grecia y anotó el 2- 1. Quini era un ídolo nacional. Aquel fue el primero de los 35 partidos que disputó con España, en los que marcó ocho dianas. Era el líder del mejor Sporting de la historia y un líder de la Liga. Conquistó los Pichichis de Primera en 1974 y 1976. Pero su equipo descendió a Segunda. Volvió a ser Pichichi en la división de plata en 1977. La verdad, el club asturiano se le quedaba pequeño, aunque Q uini fue, ante todo, un señor, un gran señor. Le quería todo el mundo y costará mucho encontrar una mala palabra hacia su persona, pues era muy apreciado en lo personal y también en lo futbolístico. Su pérdida nos deja vacíos. Yo guardaba una buena relación con él. Aunque apenas tenía un año más que yo, lo cierto es que tuve más trato con su hermano Jesús, pero con Quini había mucho cariño. Era bromista, risueño y resultaba enormemente agradable charlar con él, un caballero que siempre estaba en contacto con su gente. Esa era su principal virtud, y por ello no tenía enemigos. Nadie en el mundo del fútbol ha sido contrario a Quini. Luego está el Quini jugador, uno de los mejores. Siempre estará en un lugar privilegiado del fútbol español por todo lo que hizo tanto con el Sporting como con el Barcelona y la selección. Era, básicamente, simple y llanamente, un rematador estupendo, un goleador de verdad que disfrutó muchísimo en el campo. Se le quiso mucho y de ahí las múltiples muestras de cariño cuando se ha conocido su muerte. Se sufrió con su secuestro, se lloró con la muerte de su hermano Jesús hace 25 años y ahora se le recordará para siempre. VICENTE DEL BOSQUE FUE SELECCIONADOR HASTA 2016 Camp Nou (6- 0 en total) fue secuestrado por dos individuos. Estuvo veinticinco días desaparecido. Su gran amigo Schuster destaca: Nos planteamos en aquel momento no volver a jugar mientras estuviera secuestrado El Barcelona se hundió anímicamente. Perdió tres partidos y empató otro antes de volver a ver a su ariete. El equipo ganó la Copa, en la que anotó nada menos que once tantos. Acabó la temporada como Pichichi de esa Liga 1980- 81 y también en la siguiente. Ganó las Copas de 1981 y 1983, la Recopa en 1982, la Copa de la Liga en 1983 y la Supercopa de España en 1984. Fue delantero del Barcelona durante cuatro temporadas. Y en julio de 1984, casi con 35 años, regresó al Sporting, donde jugó otras tres campañas. Siete Pichichis, cinco en Primera y dos en Segunda, fue el balance de su aspiración por ser el mejor. En la historia de las ligas profesionales del fútbol español consta como el tercer ariete eterno, con 281 dianas, tras Messi (370) y Cristiano (299) Pero es el número uno por saber transmitir amistad a niños y mayores, por enseñar a los jóvenes. Era una estrella y se presentó como un amigo. Muchos deberían aprender de él. Hoy se abrirá la capilla ardiente en El Molinón, a las 12 de la mañana. A las ocho de la tarde se celebrará una misa. El fútbol pierde un ejemplo. El cielo gana un ángel.