Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA MIÉRCOLES, 21 DE FEBRERO DE 2018 abc. es espana ABC Afines a Díaz apoyan a Valenciano ante el rechazo de Ferraz La exportavoz Soraya Rodríguez pide explicaciones en el grupo parlamentario VÍCTOR RUIZ DE ALMIRÓN MADRID Voces críticas Mario Jiménez Ex portavoz de la gestora y portavoz del PSOE en el Parlamento de Andalucía valoró ayer el liderazgo de Valenciano. La frágil paz en el PSOE se sustenta sobre cimientos tan débiles que se pone a prueba a la mínima inclemencia. La decisión de Ferraz de no apoyar a Elena Valenciano, quien fuera número dos del partido, como presidenta del grupo de los socialdemócratas europeos en el Parlamento Europeo ha reabierto heridas que cicatrizan lentas. De entre todas las personas que fueron críticas con Pedro Sánchez el consenso es prácticamente total en que los socialistas no pueden desperdiciar una oportunidad así apunta un antiguo dirigente del partido. Sin embargo, los contrarios a Sánchez siguen decididos a no alzar la voz en público. Pero ayer, la diputada Soraya Rodríguez, antigua portavoz parlamentaria, puso voz a las muestras de apoyo a Valenciano al preguntar en la reunión del grupo parlamentario si era cierto que no se la iba a apoyar cuando el otro candidato al puesto será el alemán Udo Bullman. Insistiendo en la incongruencia que supone no haber apoyado a Luis de Guindos para el BCE porque era hombre y ahora no se apoya a una española socialista frente a un hombre alemán, que representa además la gran coalición con Ángela Merkel. Al cuestionamiento de Rodríguez, la actual portavoz, Margarita Robles, respondió excusando que era una cuestión que ex- Verónica Pérez La secretaria provincial de Sevilla se encontraba ayer en Bruselas. No dudó en hacerse una foto con Valenciano y elogiar sus valores. Albert Rivera, ayer, en una reunión de la Ejecutiva EFE Soraya Rodríguez La exportavoz en el Congreso pidió explicaciones en la reunión del grupo parlamentario por el rechazo de Ferraz a la candidatura. Rivera pide a Rajoy un cambio profundo en el Gobierno Con la salida de De Guindos Ciudadanos pierde a su mejor interlocutor V. R. A I. R MADRID cedía las competencias del grupo parlamentario socialista. Pero el enfado interno es importante. Aunque de forma oficial no nos pronunciamos ayer dos figuras relevantes del PSOE andaluz mostraron su apoyo a Valenciano. El más claro fue el portavoz parlamentario en Andalucía, Mario Jiménez, que destacó que una parte amplísima del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo haya pensado en Elena Valenciano para que sea su presidenta y la felicitó por su liderazgo La secretaria provincial de Sevilla, Verónica Pérez, subió una foto a las redes junto a Valenciano en la que la definía como luchadora inagotable, feminista convencida y gran socialista Albert Rivera reconoció ayer como una buena noticia para España la elección de Luis de Guindos como vicepresidente del Banco Central Europeo. Lo hizo recordando que desde el primer momento, y a diferencia del PSOE, apoyó la candidatura del todavía ministro de Economía para el puesto. Pero tras las buenas palabras, Rivera abrió un nuevo episodio de confrontación con el Gobirno. En un momento en el que su pacto con el PP está congelado y Cs denuncia múltiples incumplimientos del Gobierno, Rivera pidió a Rajoy que aproveche la sa- lida obligada del titular de Economía para abordar una gran remodelación del Ejecutivo. Con la salida de De Guindos Ciudadanos pierde a su mejor interlocutor con el Gobierno. Rivera pidió ayer a Rajoy que no se limite a un ajuste mínimo: Supongo que aprovechará para hacer una verdadera crisis de gobierno señaló ayer ante su grupo parlamentario, en una reunión en la que definió al Gobierno como paralizado, sin iniciativa y sin liderazgo por lo que, a su juicio, requiere una renovación de arriba a abajo Rivera hizo especial hincapié en el hecho de que setrata de un Gobierno con ministros reprobados apuntando claramente a éstos como los que deberían salir del Ejecutivo. Ayer, en los pasillos del Senado, el presidente del Gobierno contestó con un simple no a la pregunta de si el sustituto de Luis De Guindos se conocerá en el Consejo de Ministros del próximo viernes. CHISPAS CURRI VALENZUELA Y EL MINISTRO DE ECONOMÍA SERÁ... ue Mariano Rajoy no vaya a nombrar a su nuevo ministro de Economía antes del viernes, como dijo ayer, alienta las esperanzas de los dirigentes de su partido que esperan que la designación vaya acompañada de una remodelación del Gobierno para ver si con caras nuevas su partido remonta en las encuestas. Pero todo es especulación, con mucho secreto. Nadie sabe hoy lo que va a hacer. Incluso, es posible, él mismo. Q El presidente no tiene cuaderno azul, pero es predecible. Incluso presume de serlo, así que lo más probable es que acabe eligiendo a una persona con experiencia y con la que mantenga una buena relación personal. En su entorno señalan que no parece que tenga ganas de hacer cambios, que Rajoy se encuentra cómodo con el Gabinete actual y con el equilibrio de poderes que ha conseguido después de varios años de tensiones internas y, sobre todo, que la crisis catalana le impide someterse a ningún riesgo. No va a cesar a Soraya Sáenz de Santamaría, por poner un ejemplo, mientras desempeña el cargo de presidenta de la Generalitat. Ni sería lógico que cambiara de cartera a Álvaro Nadal, inmerso en una guerra contra las eléctricas. Muchas han sido, sin embargo, las presiones del partido y los consejos de la gente con la que Rajoy habla. En las últimas semanas le han venido animando a que dé un golpe de timón e incorpore al Gobierno alguna figura relevante para dinamizar el PP, que ya prepara las municipales y autonómicas (quizás también generales) del año que viene y que tiene a Ciudadanos pisándole los talones en la intención de voto que recogen los últimos sondeos. El nombre que más suena en estas quinielas es el del exministro Josep Piqué. Pero también se baraja la posibilidad de que Rajoy repita la jugada con la que sustituyó a Ruiz- Gallardón cuando dimitió en Justicia. Sonaron muchos nombres para sucederle, pero el presidente recurrió a la solución más predecible: la de nombrar a Rafael Catalá, que anteriormente había sido secretario de Estado de Justicia y con el que mantenía una antigua amistad. En ese caso, los nombres más obvios son los de Fernando Becker, que acaba de abandonar Iberdrola y es antiguo amigo del presidente; Román Escolano, que como Becker presidió el ICO y actual vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones; o Eva Valle, actual jefa de la Oficina Económica de La Moncloa.