Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 MADRID DOMINGO, 11 DE FEBRERO DE 2018 abc. es espana madrid ABC Datos útiles Teatro Fernán Gómez. Plaza de Colón, 4. Días 11 y 25 de febrero, a las 12 horas; 6, 13 y 20 de marzo, a las 19: 30 h. Entrada general: 5 euros; reducida: 3 euros. teatrofernangomez. es ción, la llegada de la Banda Sinfónica Municipal es una introducción a la programación musical de diferentes géneros con la que a partir de ahora contará el centro. Tradicionalmente, la Banda Sinfónica Municipal ha celebrado su Ciclo de Invierno en el Teatro Monumental, sede que comparte con la Orquesta y Coro de RTVE. Debido a las obras de rehabilitación del Monumental, ha sido necesario buscar otro espacio que será el teatro de la plaza de Colón, con conciertos mañana y el domingo 25 de febrero, ambos a las 12 horas. En marzo, las cita serán los martes 6, 13 y 20 de marzo, a las 19.30 horas. La Banda Sinfónica Municipal vuelve a la que fue su casa entre los años 1977 y 2004 ABC Vuelta a casa Con su llegada al Fernán Gómez Centro Cultural del Villa, la Banda vuelve a la que fue su casa entre los años 1977 y 2004, y lugar al que regresó como sede en el año 2012. Por su lado, el Teatro Auditorio de la Casa de Campo, donde la Banda Sinfónica trasladará su sede la próxima primavera, arrancará las obras de rehabilitación y mejora en los próximos días. La entrada general para estos conciertos será de 5 euros. Las personas mayores de 65 años y titulares del Carné Joven de la Comunidad de Madrid podrán disfrutar de estos conciertos por 3 euros. Estos conciertos son gratuitos para estudiantes de los Conservatorios Profesionales y Superiores de Música, así como para estudiantes de las Escuelas Municipales de Música y Danza. La venta de entradas se realiza presencialmente en las taquillas del propio teatro o por internet. El Fernán Gómez inaugura hoy la programación invernal de la Banda Sinfónica Municipal con un homenaje a Rossini Melodías para templar el frío NACHO SERRANO MADRID E l auditorio del Teatro Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa y su excelente acústica acogen este año el Ciclo de Invierno de la Banda Sinfónica Municipal, que comienza hoy y continuará con cuatro citas más hasta marzo. El programa arranca a las 12 horas bajo la dirección de Rafael Sanz- Espert, que dará el pistoletazo de salida con un homenaje a Gioachino Rossini, compositor del que este año se cumplen 150 años de su fallecimiento. La Banda interpretará la obertura de La italiana en Argel ópera que muestra la fascinación que se desató a principios del siglo XIX por todo lo turco. El concierto continuará con la Fantasía de Don Gil de Alcalá de Manuel Peneca, una obra cuya trama se desarrolla en Veracruz Nueva España (México) a finales del siglo XVIII, y que camina a medio camino entre la zarzuela y la ópera. La primera parte del concierto terminará con la Selección de Dèjanire de Camille Saint- Saëns, ópera trágica inspirada en la mitología griega. Durante la segunda parte, la Banda Sinfónica Municipal interpretará Suite for Wind Band del compositor húngaro Frigyes Hidas, fallecido en 2007 y reconocido mundialmente por sus composiciones para ensambles de vien- to y metal y para banda sinfónica. El concierto terminará con el Poema Sinfónico Tierra Mítica obra inspirada en el mestizaje entre oriente y occidente a través de la vida y la cultura de los países mediterráneos del compositor valenciano Bernardo Adam Ferrero. La celebración de este ciclo sinfónico en el Fernán Gómez coincide con el nuevo concepto artístico de este espacio municipal que acaba de estrenar dirección, elegida por concurso público. Las bases, cuyo jurado eligió de entre 34 candidaturas a Nacho Marín como director, perseguían que la música tenga un papel relevante en la programación, sin olvidar el resto de artes escénicas. Desde la nueva direc- LA UNA Y MEDIA JESÚS HIGUERAS NADIE ES DESPRECIABLE Dios no se avergüenza de ninguno de sus hijos, ni a nadie le aparta el rostro con la excusa de que está sucio ivimos en un mundo en el que la debilidad es castigada duramente, aunque esto no es nuevo: también en tiempos de Jesús sucedía lo mismo y los leprosos eran tratados como verdaderos despojos V humanos. Por eso no deja de ser chocante que el Señor extienda la mano y toque las heridas de este enfermo que confiaba en el poder curativo del Maestro. Los que lo vieron debieron de quedarse horrorizados no solo por el temor al contagio, sino porque tocando a un leproso te convertías en alguien impuro, apartado de Dios y del culto divino. Pero Jesús quería enseñar con sus gestos que para Dios nadie es despreciable, que la pureza del corazón no depende tanto de los que te pasa por fuera como de lo que sale de dentro. Dios no se avergüenza de ninguno de sus hijos, ni a nadie le aparta el rostro con la excusa de que está sucio; pues precisamente ha venido a la tierra para limpiar nuestros corazones de tantas suciedades que hemos podido ir acumulando con nuestras elecciones interiores equivocadas. Somos invitados, una vez más, a acercarnos con confianza ante la presencia de Cristo y pedirle lo mismo que le pidió este enfermo: Señor, si quieres puedes limpiarme pues hemos de ser conscientes que por medio del sacramento de la penitencia el Señor lava nuestros delitos y limpia nuestros pecados tantas veces cuantas sean necesarias. Decía con mucho acierto el Papa Francisco que Dios nunca se cansa de perdonar, somos nosotros los que nos cansamos de pedir perdón pues nos desanimamos ante tanta fragilidad que nos acompaña. Pero Cristo siempre nos contesta que quiere limpiarnos, como hizo con los pies de los apóstoles el Jueves Santo, aunque Simón Pedro quiso impedírselo porque no le cabía en la cabeza un Dios que viene a servir al hombre y no a ser servido. No nos cansemos de considerar la Misericordia divina que viene a nuestro encuentro.