Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 MADRID DOMINGO, 11 DE FEBRERO DE 2018 abc. es espana madrid ABC Ser alcaldesa no le da derecho a Carmena a tomar decisiones sola Entrevista Lorena Ruiz- Huerta Portavoz de Podemos en la Asamblea Su corriente ha sido expulsada de la ejecutiva, que lidera Ramón Espinar, como castigo por haber expresado posturas políticas diferentes Y recuerda que unidad no es obediencia ciega SARA MEDIALDEA MADRID Lorena Ruiz- Huerta (Madrid, 1977) no da nada por hecho: el candidato o candidata a la Comunidad en 2019 tendrá que salir de primarias. ¿Todos en la Asamblea están contra Ciudadanos? -La posición de ellos es imposible: llevan tres años jugando a que son oposición dura contra Cifuentes, pero han estado manteniendo en el Gobierno al partido más corrupto de Europa, votando con ellos todas las leyes decisivas para la política madrileña. Lógicamente, se llevan críticas y palos merecidos de los dos lados. -En las primarias, Pedro Sánchez dijo que Podemos iba a ser su socio preferente. ¿Eso en qué ha quedado? -Lamentablemente, en agua de borrajas. El PSOE tiene una crisis de identidad importante. Vemos cosas tan sorprendentes como a Ángel Gabilondo sentándose a una mesa con la presidenta de un partido imputado a hablar de regeneración política. ¿Ve posible un pacto de investidura o de gobierno, de PSOE y Podemos en Madrid? -Se puede producir en 2019 que la mayoría conformada por PSOE y Podemos desaloje al PP del Gobierno. Y si Podemos no consigue dar el sorpasso al PSOE, podríamos facilitar la investidura de un presidente socialista sobre la base de políticas concretas. Pero creo que es un error que Podemos entre a formar parte de gobiernos con el PSOE: ellos son una cosa cuando está en la oposición y otra muy distinta cuando gobierna. ¿Por qué quieren que el PP vuelva a la comisión de corrupción? -Es una cuestión de respeto a las instituciones. Si Cifuentes de verdad quiere romper con el pasado de su partido, no le queda más remedio que tomar parte de esta comisión. Si no, está demostrando que tiene una actitud encubridora con los corruptos. -El PP dice que se siente acosado en esta comisión. -Es que tienen que escuchar verdades muy gruesas. No necesitamos acu- dir al insulto o a la descalificación para denunciar la corrupción del PP, porque toda está sustentada en resoluciones judiciales. -Es cabeza de la corriente anticapitalista, que no ve con buenos ojos la operación Chamartín. -Formo parte de una corriente, Podemos en Movimiento, donde están concejales que se han mostrado críticos con la operación. Esta es una opinión personal: creo que no es buena para Madrid. Creemos que el Ayuntamiento de Madrid no debe firmarla en los términos en que está planteada ahora; el proyecto que presentó primero Ahora Madrid nos parece mejor, pero la presión de Fomento y de las grandes empresas ha sido muy grande, y parece que le han torcido el pulso al Ayuntamiento. ¿Carmena decepciona? -No creo que sea cuestión de que decepcione. Quizá tenemos una diferencia generacional importante entre muchos de los grupos que integran Ahora Madrid... Ella es una buena alcaldesa y es importante para el proyecto. Pero creo que Manuela quizá no ha llegado a entender o a aceptar que ella se debe a la pluralidad de grupos que conforman Ahora Madrid. Y el hecho de ser alcaldesa no le da derecho a tomar decisiones en solitario o con su grupo de afinidad. -El jueves fue la reprobación de Carlos Izquierdo, que según ustedes tiene que dimitir. Hay una concejal de Ayuntamiento, Rommy Arce, que también ha sido reprobada. Debe irse, ¿no? -Las reprobaciones depende de los motivos que la sustenten. Los que reprueban a Izquierdo son sólidos: está trabajando en contra de las mayorías Lorena Ruiz- Huerta, en la Asamblea de Madrid, tras la entrevista sociales madrileñas. No es el caso de Rommy Arce; ahí lo que hay es una auténtica cacería política por motivos que me atrevería a decir que son machistas y racistas: ser mujer, de una corriente radical de izquierda y de procedencia latinoamericana. -Hay quien ha interpretado los últimos cambios en la organización de Podemos, que ha apartado a los anticapitalistas, como una purga. -Yo hablaría sobre todo de un castigo. Tuvimos unas primarias al Consejo Ciudadanos Municipal de Madrid, y dos de las corrientes mayoritarias de nuestro partido, los afines a Pablo Iglesias y los afines a Errejón, aspiraban a que tuviésemos una única lista. Nosotros, ante la falta de acuerdo sobre temas como la operación Chamartín, nos vimos en la obligación de presentar una lista alternativa. Y como consecuencia de eso, hemos tenido un IGNACIO GIL Machismo A nuestros dirigentes se les llena la boca de hablar de feminismo, pero nosotras seguimos en segunda fila Operación Chamartín La presión de Fomento y las empresas de la Operación Chamartín le han torcido el pulso al Ayuntamiento castigo. Unidad no es ni obediencia ciega ni uniformidad. Creo que la decisión que ha tomado el Consejo Ciudadano Autonómico de expulsarnos de la Ejecutiva del partido es errónea. Presentar una lista y mantener posturas políticas diferentes no es una deslealtad con el partido. Lo que es desleal es expulsarnos de la ejecutiva por haber expresado posturas políticas diferentes. ¿Cree que Errejón es el mejor candidato posible? El portavoz del Gobierno popular, Ángel Garrido, ya le llama el candidato black -El mejor candidato o candidata será el que decidan las bases de Podemos. ¿Cómo puede ser que en su partido, teóricamente igualitario, el responsable regional sea hombre, Ramón Espinar; el de Madrid sea hombre, Julio Rodríguez; y el previsible candidato sea hombre, Íñigo Errejón? -No puedo estar más de acuerdo. El feminismo es una asignatura pendiente en todos los ámbitos de nuestra sociedad y también en nuestra formación. Creo que es menos machista que otras formaciones como el PP, pero todavía le queda mucho. A nuestros dirigentes se les llena la boca de hablar de feminismo, pero a la hora de la verdad nosotras seguimos estando en segunda fila.