Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL DOMINGO, 11 DE FEBRERO DE 2018 abc. es internacional ABC ANTÓNIO COSTA PRIMER MINISTRO PORTUGUÉS El AVE con España es un tema tabú en Portugal y lo será por mucho tiempo ENTREVISTA El premier luso subraya la fuerte recuperación económica de su país gracias al consenso político y el apoyo a la inversión privada y la exportación BIEITO RUBIDO RAMÓN PÉREZ- MAURA BELÉN RODRIGO Un todoterreno de la política PERFIL E n apenas unos años Portugal ha pasado de ser un país rescatado a transformarse en modelo a seguir mediante la consecución de una envidiable recuperación económica. Ha reducido el déficit, la deuda y el paro; se ha convertido en un foco de atracción de capitales, y la economía crece al mismo fuerte ritmo con que lo hacen el turismo y las exportaciones. Los portugueses han dicho adiós a la austeridad. Pero no ha sido un milagro. Detrás hay planificación política, y la respuesta activa del tejido empresarial que ha sabido encontrar una oportunidad para expandir su negocio fuera de las fronteras. Este milagro luso se ha producido en un novedoso contexto político. El socialista António Costa (Lisboa, 1961) se convirtió a finales de 2015 en primer ministro a pesar de no ganar las elecciones. Lo consiguió dejando a un lado las diferencias con dos de sus rivales políticos, los comunistas y el Bloco Esquerda (BE) y consiguiendo que lo apoyaran pero sin hipotecarse a sus postulados más radicales. Costa ha demostrado estar dotado para el diálogo y el consenso. Esta semana el primer ministro luso visitó Madrid para inaugurar la exposición Pessoa. Todo arte es una forma de literatura en el Reina Sofía, y aprovechó su viaje para almorzar con Mariano Rajoy. El encuentro fue largo y distendido, entre ambos hay complicidad y una buena relación desde hace años. Antes de acudir a la exposición, Costa recibió a ABC en la residencia del embajador de Portugal. Un hombre cercano, amable y con sentido del humor, muy satisfecho por el cariño mutuo que ambos pueblos se demuestran. -Portugal fue rescatada en 2011 y ha protagonizado una recuperación eco- nómica espectacular. ¿Cuál ha sido la fórmula para conseguir este milagro económico? -Hemos tenido la capacidad de fijar unos objetivos que se han mantenido incluso con el cambio de gobierno y de políticas. Había diversos caminos para llegar al mismo punto y hoy tenemos un crecimiento sólido apoyado en las inversiones privadas, muchas de ellas extranjeras, y un crecimiento de las exportaciones del 11 que están siendo el gran motor de la recuperación económica. También hemos introducido cambios en la cohesión social para recuperar la confianza de los ciudadanos, con una nueva política de ingresos de las familias y una fuerte reducción del paro. En los dos últimos años la tasa de desempleo ha caído del 12,6 al 8 y seguimos trabajando para reducirla todavía más. -El anterior Gobierno de Pedro Passos Coelho fue el encargado de activar las medidas impuestas por la troika. ¿Sería posible este crecimiento económico sin haber pasado por los duros años de la austeridad? -No voy a abrir una pelea sobre el pasado. El pasado, pasado está. Lo importante es que hemos pasado página y hemos podido alcanzar el déficit más Lisboeta (1961) con raíces paternas en Goa (India) António Costa entró con 14 años en las Juventudes Socialistas durante el Proceso Revolucionario en Curso (PRC) la fase más agitada de la Revolución de los Claveles. Licenciado en Derecho, dio el salto a la dirección nacional del PS de la mano de Vítor Constâncio y fue director de campaña de Jorge Sampaio en las presidenciales de 1996. Con los gobiernos de António Guterres fue ministro de Asuntos Parlamentarios y de Justicia y con José Sócrates ocupó la cartera de Administración Interna. Fue diputado y vicepresidente del Parlamento Europeo. Fue alcalde de Lisboa de 2007 a 2015, años en los que la capital se convierte en polo de atracción turística. Trasladó su despacho temporalmente a uno de los barrios marginales de la ciudad para erradicar la droga y la prostitución. Y en parte lo consiguió. En 2014 fue secretario general del PS y en 2015 es elegido primer ministro. Entre sus condecoraciones se encuentra la Gran Cruz de la Orden de Carlos III de España. Entre sus aficiones, la de hacer puzzles, en los que demuestra una gran capacidad de concentración. El primer ministro de Portugal, António Costa, durante la entrevista, en la residencia del embajador luso en Madrid Planes de cooperación con España En las relaciones con España, el próximo reto es concluir la negociación del mercado ibérico de gas Abiertos a la inversión internacional Somos una economía abierta en la que España sigue siendo bienvenida, al igual que China y otros países Tras el Brexit Estamos haciendo nuestro trabajo para que las empresas británicas se instalen en Portugal bajo de nuestra democracia, 1,2 del PIB y el crecimiento más fuerte desde principio de siglo, del 2,6 Además hemos empezado a reducir la deuda y el paro. La historia de un país es algo continuo. Desde Afonso Henriques hasta hoy, todos hemos contribuido para lo bueno y para lo malo. Lo importante es seguir hacia delante. ¿Cómo han conseguido atraer tanta inversión extranjera? -Es el fruto de una inversión continua, en las últimas décadas, en la cualificación profesional de los recursos humanos. Sobre todo en los sectores de servicios a empresas, como informática, desarrollo de nuevas aplicaciones o servicios financieros. Todo ello lo ha apoyado una generación preparada que está siendo la clave de la atracción extranjera. ¿En qué pueden mejorar las relaciones con España? -No logro encontrar un solo problema entre ambos países. Es nuestro mejor cliente, el turismo español crece en Portugal y hay muy buena relación entre jefes de Estado y de Gobierno, entre los alcaldes y la cooperación en la frontera. El gran desafío para la economía portuguesa es el de comprender de una vez por todas que no se pue-