Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA DOMINGO, 11 DE FEBRERO DE 2018 abc. es espana ABC La ostentación de los antiguos capos de la coca ha dado paso a la discreción de los nuevos narcos, más difíciles de rastrear y con menos poder LA DROGA EN GALICIA El narco se camufla: pasar inadvertido y negociar cara a cara PATRICIA ABET JOSÉ LUIS JIMÉNEZ SANTIAGO A nadie en Cambados le ha sorprendido la detención esta semana de uno de sus vecinos más conocidos, a pesar de que lleva años sin poder residir allí por orden judicial: Sito Miñanco. La noticia de su nuevo arresto dentro de una operación antidroga que ha puesto al descubierto una red internacional de narcotráfico ha hecho regresar a este pueblo de las Rías Baixas a su pasado más negro, el de aquellos años noventa en El salto a la cocaína que por primera vez fue ubicado en el Las cajetillas daban para vivir muy mapa como una de las capitales nacio- bien, pero había fórmulas para aumennales de la droga, un título maldito. Ga- tar exponencialmente los beneficios. licia es la comunidad esPor eso, el salto a la copañola con más kilómecaína fue sencillo y tan Ostentación tros de costa, por delante Han aprendido oneroso que los narcos de otras regiones que la podían permitirse el lujo que pasearse en de abandonar en las platriplican en extensión como Andalucía, Catalu- un Ferrari es como yas planeadoras con molevantar la mano tores valorados en miles ña o la Comunidad Valenciana. Estos casi 1.500 kide euros usadas apenas y decir aquí lómetros de litoral, la mauna vez. En Catoira, un estoy yo yoría de ellos puerta cementerio de lanchas abierta al océano AtlánDiversificación amontona los vestigios tico, convirtieron a Galidel derroche. Algunas De los grandes cia en epicentro del neembarcaciones son augocio de la coca y desti- alijos se ha pasado ténticos ejemplares de a bacaladas no favorito de los narcos museo: seis, siete y ocho menores mucho en la década de los 80. motores fueraborda para A este lado del océano, convertilas en rayos somás fáciles cárteles como los colombre el oscuro agua de la de camuflar bianos de Medellín y Cali ría cargada de cocaína. encontraron nuevos soEl procedimiento era cios dispuestos a colaborar con ellos y parecido y los beneficios, impensables demostrar que eran los dueños y seño- en comparación con lo que reportaba res de la ría. Podían surcarlas en no- el contrabando de tabaco, que pronto che cerrada y sin faros, sorteando ba- se convirtió en el hermano pobre que teas, bajos y rocas. Las conocían como muchos abandonaron. En esa décala palma de su mano y exhibían una da Galicia estuvo a punto de transfordestreza o un desprecio por la vida marse en una suerte de Medellín recon el que no podían competir los agen- conoce a ABC un activista en la lucha tes de Aduanas o la Guardia Civil. contra el narcotráfico en la ComuniLas ventajas de este serpenteante dad desde que la marea blanca bañó trazado ya habían sido testadas tiem- sus playas. Al mismo tiempo que los po atrás por personajes como Laurea- fardos de cocaína tocaban la costa gano Oubiña, dedicados al estraperlo y a llega convertida ya en la autopista de la entrada ilegal de tabaco casi desde la droga a Europa las grandes fortuniños. Contrabandistas que pronto nas empezaron a despuntar y llegaron abandonaron el anonimato como el de los alardes. Y los pazos. Y las mariscaJosé Ramón Prado Bugallo, el nombre das millonarias. Y los descapotables real de Miñanco, se movían a su antojo por una costa en la que presumían nadie les podía dar caza. Ni siquiera los agentes que tardaron tiempo en descubrir qué era eso de la coca y con los que el narco de Cambados protagonizó más de una persecución de película a bordo de su veloz planeadora. Él fue el primer Niño comentan algunos en su tierra mientras rememoran sus comienzos traficando con el Winston de Batea, el nombre que se le dio en Galicia al tabaco ilegal. Pie de foto xxx xxx en una tierra de lluvia. Y los Rolex que se veían hasta en el mercado Y la compra de equipos de fútbol, a imagen y semejanza de Pablo Escobar en sus mejores tiempos. Porque la ostentación y el poderío llegaron a tal nivel que Sito ideó un sistema de pensiones para blindar a las familias de sus pilotos si eran detenidos. Quién podía negarse así a formar parte de su red. Echando la vista atrás, los agentes dedicados a la lucha contra el narcotráfico, los que mejor conocen las alcantarillas del negocio, reconocen que las cosas han cambiado mucho. Quienes viven de la droga aprendieron que pasearse en Ferrari era como levantar la mano y decir aquí estoy yo afirman. Ahora tratan de no hacer ruido, de no dejarse ver, se cuidan de sus compañías y todo lo cierran en persona. Nada de llamadas ni mensajes. Impera el vis a vis. Por eso más de una noche nos la hemos tenido que pasar apostados en un monte para escuchar un encuentro en el que creíamos que se iba a cerrar un trato confiesa un agente con muchos años de experiencia en la mochila. Buena prueba de ello es la evolución demostrada por el propio Miñanco a la hora de comunicarse con los suyos. En 1997, la Policía descubrió que el narco utilizaba un terminal distinto para hablar con cada uno de los miembros de su red. Su preocupación era tal que detuvieron como colaborador suyo a un trabajador de Telefónica que lo avisaba cuando alguno de estos teléfonos era intervenido. Después, Miñanco pasó a usar un sistema mucho más complejo, irrastreable, ajeno a las redes convencionales de telefonía y que funciona con unos móviles especiales que se adquieren en el extranjero. En los últimos tiempos, esta carrera tecnológica dio el sal-