Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN POSTALES DOMINGO, 11 DE FEBRERO DE 2018 abc. es opinion ABC JOSÉ MARÍA CARRASCAL A los cuatro vientos El escándalo de Oxfam Memoria Histórica LA CASA DE TÓCAME ROQUE Nada de extraño que los españoles estén confusos OLÍTICAMENTE, España es hoy un lío, un embrollo, un enredo, un barullo, un follón, un circo, la casa de tócame Roque o cómo te llames. Hay peleas no sólo entre rivales sino también dentro del mismo bando, con más o menos disimulo, pero no menos fiereza. A la cabeza están los nacionalistas catalanes, que, al no ponerse de acuerdo en un presidente, aventuran dos, con lo que se ganan un puesto en el Guinness, pero no en el Palau de la Generalitat. También los constitucionalistas pelean como chiquillos. Nada de extraño que los españoles estén confusos, frustrados, no entendiendo nada, sin que los periodistas ayudemos a sacarles de dudas, al revés, las aumentemos con especulaciones, conjeturas, hipótesis, sospechas, filtraciones interesadas y encuestas que embarran cada vez más el campo. De nuevo se demuestra que somos incapaces de saltar sobre nuestra propia sombra, quiero decir, ideología. En el campo nacionalista lo único claro es, primero, que existe un pulso entre los que quieren declarar ya la independencia, tal vez por pensar que no volverá a presentarse esa ocasión, aunque eso lleve a una confrontación directa con el Estado español (los partidarios de Puigdemont como presidente activo) y los que prefieren una retirada estratégica para sacar de la cárcel a los que están en ella y evitar que entren más (en torno a Junqueras) en espera de otra oportunidad. Y, segundo, que al final llegarán a un acuerdo, pues lo que más les urge a todos ellos es recobrar el gobierno de Cataluña, levantar el 155 y el controlar el presupuesto. Lo que ocurra después, ya veremos. Entre los constitucionalistas, las cosas no están mejor. La pugna tradicional PP- PSOE se ha visto agravada por la irrupción de dos nuevos partidos, Podemos y Ciudadanos, que amenazan electoralmente a aquéllos, obligándoles a defender su retaguardia, ayer segura, hoy en peligro. Aunque el mayor peligro es que todos ellos subordinen la política nacional a la de partido y volvamos a donde estábamos. Ese es el mapa político español actual. Una lucha de todos contra todos. A primera vista, los independentistas catalanes son quienes peor lo tienen, al enfrentarse no sólo a España, con todos los resortes que un Estado tiene, empezando por la Ley y la Justicia, sino también a una Europa que no quiere saber nada de nacionalismos secesionistas por la amenaza que representan para su proyecto unitario. Pero juegan con ventaja, al creerse autorizados a usar todas las mañas, trampas, embustes, irregularidades y violar todas las leyes para alcanzar sus fines, a más de estar apoyados por casi la mitad de su población. España cuenta con la lealtad del resto de sus ciudadanos, pero dirigidos por una clase política más atenta a sus intereses particulares que a los generales. Tal vez sea ésa el arma secreta de los separatistas, lo que les empuja a no rendirse pese a tener todo en contra. Mientras nuestra mayor, o puede única, esperanza es que nos hemos visto en situaciones peores, y hemos sobrevivido. Pero tanto va el cántaro a la fuente... Una ONG vive de la confianza que despierta El escándalo de Oxfam en Haití recogido en un informe confidencial que asegura que directivos y cooperantes de esta ONG desplazados al terremoto que asoló el país en 2010 contrataron a prostitutas requiere que esta organización aclare hasta el último extremo semejante asunto. Si Oxfam quiere recuperar el crédito social y la confianza, ejes de la supervivencia de toda ONG, debe hacerlo de forma urgente. Que, descubierto en su día el despreciable caso, incluso expidiera cartas de recomendación a los autores de semejante villanía agrava la responsabilidad de quienes han dirigido esta organización. Lo de menos es encontrar a las víctimas Solo una pequeña parte de lo que Rodríguez Zapatero se gastó (25 millones de euros) y de lo que ahora dedican las distintas regiones (10 millones) a la llamada Memoria Histórica se dirige a encontrar los restos de las víctimas de la Guerra Civil. El grueso de esta cantidad se invierte en levantar monumentos, organizar exposiciones y conferencias o realizar documentales, es decir, en fabricar una versión revisada de la historia. Bienvenidas sean las iniciativas tendentes a que los familiares puedan hallar, identificar y enterrar a sus muertos, tantos años olvidados en una fosa común. El resto es solo propaganda. P ABC Y SUS LECTORES De lector a lector Por cortesía y respeto hacia nuestros lectores, ABC les brinda todos los domingos un espacio donde poder analizar lo que cuentan los columnistas, colaboradores y redactores de este diario. Y son estos mismos lectores los que con sus opiniones enriquecen el periódico, no solo en esta página, sino en la diaria sección de Cartas al Director. Así lo expresa J. DANIEL RODRIGÁLVAREZ ENCABO. El comentario que les remito explica no es sobre algún artículo de los colaboradores habituales o sobre algún reportaje aparecido en el diario ABC. Va dirigido para felicitar a un lector del mismo. En concreto para felicitar a David García que, con cierta asiduidad, nos deleita con sus cartas de estilo impecable, ponderación, ecuanimidad y buen sentido. ¡Muchas Felicidades, señor García! Y continúe con sus cartas. es que es una proposición tocada de parcialidad y que, junto con normas entendibles que buscan hacer eficaz el esfuerzo familiar por localizar a sus fallecidos, introduce otras claramente revanchistas que sólo persiguen el ajuste de cuentas y que contradicen el espíritu con que todos los españoles afrontamos la Transición a la democracia. Es de esperar continúa Pérez Ferraro que los medios sigan su ejemplo y empiecen a ocuparse de una cuestión que, de aprobarse, supondría una verdadera mordaza para los investigadores de la Historia y para quienes se encargan de enseñarla. Es mal asunto transformar el estudio de la Historia en una cuestión gubernamental, pero peor aún es hacerlo desde presupuestos ideológicos y desde la parcialidad doctrinal Margarita Robles O. DEL POZO Ejemplo a seguir Unas cuantas planas antes que las Cartas al Director se encuentra La Tercera de ABC, y a una de ellas se refiere MARÍA ELENA PÉREZ FERRARO: Leo en La Tercera del 7 de febrero un fundado artículo sobre la Proposición de Ley del Grupo Socialista del Congreso para modificar la Ley de Memoria Histórica aprobada durante el Gobierno de Zapatero. Creo que es una excelente iniciativa de su periódico hacer hablar a los expertos sobre esta proposición, porque contiene muchos elementos que causan inquietud, producto probablemente de una falta de reflexión o de una redacción apresurada. Cuesta creer que una jurista de formación sólida como Margarita Robles firme una proposición que contiene elementos dudosos desde el punto de vista de su constitucionalidad. La proposición atiende a una múltiple variedad de cuestiones y una carta no es el lugar adecuado para hacer un análisis en profundidad; pero hay elementos inquietantes como la creación de una ecléctica Comisión de la Verdad, a la que se dota de facultades significativas. Sin embargo, lo más grave Aviso a navegantes También al hilo de una Tercera nos escribe PEDRO GONZÁLEZ- BUENO BENÍTEZ Felicitar al señor Sagardoy por su magnífica Tercera del pasado 9 de febrero, que sin demagogia, centra la eterna problemática que se plantea en el mundo del trabajo, razonando magistralmente ese equilibrio necesario entre lo económico y lo social y que me encantaría leyera y entendiera Pedro Sánchez y sus