Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID MARTES, 6 DE FEBRERO DE 2018 abc. es espana madrid ABC Vías de tren en la estación de Chamartín, con las cuatro torres al fondo, en el terreno donde se desarrollará la nueva operación Chamartín La prolongación de la Castellana, estancada Un mes para salvar el plan Chamartín Urbanismo demora la tramitación del proyecto, pese a que se comprometió para diciembre de 2017. Si no lo hace en marzo, no saldrá en esta legislatura IGNACIO S. CALLEJA MADRID Un edil de Carmena, de nuevo en contra El rechazo del sector más radical de Ahora Madrid al proyecto Nuevo Norte se escenificó este domingo otra vez. El edil Pablo Carmona, uno de los más críticos con la gestión de Manuela Carmena, participó en una concentración de repulsa por la especulación en el norte de la capital, donde está prevista la prolongación de la Castellana. El concejal, junto a organizaciones como Ecologistas en Acción o la Federación Regional de Asociaciones Vecinales (FRAVM) plantó árboles como gesto reivindicativo. Sostiene que el acuerdo de la alcaldesa con el Ministerio de Fomento y DCN contraviene el programa de la marca municipal de Podemos. Es deber del Ayuntamiento frenar esta operación sin sentido reclamaron. M adrid Nuevo Norte, el proyecto sustitutivo de la famosa operación Chamartín, está nuevamente en el aire. Aunque el Ayuntamiento de la capital, encargado de la iniciativa del plan, se comprometió el pasado mes de julio a que la aprobación inicial llegase en diciembre o enero, lo cierto es que aún no se ha tramitado. La preocupación en torno a la prolongación de la Castellana crece a medida que se acerca la fecha límite; si no se firma en el plazo de un mes volverá al punto de partida y estará bloqueada y a merced de los gobiernos que se configuren tras las elecciones de 2019, como en los últimos 20 años. Esta situación de incertidumbre contrasta con el clima del pasado verano, con un consenso entre adminis- traciones inédito desde el nacimiento del ambicioso proyecto. El plan para el desarrollo del norte de la capital fue presentado por la alcaldesa, Manuela Carmena; el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna; y el presidente del promotor Distrito Castellana Norte (DCN) Antonio Béjar. Entonces, se anunció un acuerdo intermedio entre las propuestas de DCN (operación Chamartín) y el Consistorio (Puerta Norte) con una rebaja considerable de la edificabilidad y las viviendas a construir. Entre las novedades de Nuevo Norte, que supone una inversión de 6.000 millones de euros y la creación de 200.000 empleos, estaba la cláusula de que la gestión pasara ser pública y el Ayuntamiento lo pilotase. Los plazos que se marcaron para el comienzo de las obras fue 2019, siempre y cuando se comenzara a tramitar el plan en enero de este año como máximo. A fecha de hoy, sin embargo, no hay noticias en ese sentido. Fuentes cercanas a la operación sostienen que existe un cuello de botella en la administración, acaso lastrada por la burocracia o la complejidad del proyecto. De hecho. el edil de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) José Manuel Calvo, justificó recientemente el atraso con la segunda cuestión, si bien aseguró que todo estará listo antes de que se cumpla el primer trimestre del año. Doble problema Esta demora genera ahora una problemática doble. La incertidumbre de si se llegará a tiempo, antes de que finalice esta legislatura; y la mala imagen de Madrid de cara a futuras inversiones. Respecto a la primera cuestión, la mayor dificultad es que el proceso es largo y tedioso. Una vez aprobado, debe pasar por un periodo de alegaciones de un mes y ser refrendado por el Pleno de Cibeles. Después se elevará a la Comunidad de Madrid porque requiere una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) lo que también conllevará cierto tiempo. Si no se aprueba en marzo, no llegan apuntan las mismas fuentes. En segundo término, desde el sector aseguran que esta vacilación repercutirá negativamente, especialmente porque Manuela Carmena se comprometió públicamente a cumplir en