Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 6 DE FEBRERO DE 2018 abc. es conocer SOCIEDAD 41 DURANTE TODA LA SEMANA Una vecina de Reinosa (Cantabria) se abre paso entre la nieve caída EFE Cuatro días aislados por el manto blanco en los Picos de Europa EFE La pesadilla en la carretera fue incomparable. En la Dirección General de Tráfico (DGT) no se recuerda otro día igual. Reunido el Comité especial de coordinación durante toda la jornada, con Gregorio Serrano al frente para evitar las críticas a la gestión que se sucedieron el 6 de enero, ayer se determinó el cierre de 30 carreteras y la obligación de llevar cadenas en cien vías más. La nieve llegó a afectar a casi 2.000 kilómetros (en más de 400 vías) de una red nacional compuesta por algo más de 26.320 km, lo que da idea de la magnitud del caos circulatorio que sufrieron miles de conductores. Efectivos de Bomberos, Protección Civil y Emergencias no dejaron en todo el día de atender las llamadas por incidencias que se contaron por cientos en País Vasco, Castilla y León, Navarra, Cantabria y Aragón. Solo dos ejemplos de ello fueron el rescate por parte de los bomberos de un bebé y sus padres cuyo vehículo se quedó varado en un camino de la sierra de las Cabras, en Nerpio (Albacete) y sin alimentos para el pequeño. Fueron sacados tras siete horas atrapados. Por su parte, en Huesca, la Guardia Civil tuvo que salir al rescate de tres senderistas cuyo vehículo quedó atrapado por la nieve tras una excursión por la Sierra de Guara. Cataluña se recuperó en parte del drama vivido la noche anterior en el túnel del Cadí (en Barcelona) donde quedaron atrapados cientos de vehículos. La nevada dejó a 43 menores aislados en una casa de colonias en Saldes (Barcelona) Los jóvenes partieron hacía sus casas en autocar pero la carretera estaba impracticable, con lo que se vieron obligados a dar marcha atrás para tener cobijo. Ante la acumulación de nieve en la zona y la dificultad de transitar por sus carreteras, los bomberos acordaron que hasta hoy no los evacuarán. La nieve alcanzó ayer en la aldea de Tresviso los 80 centímetros de altura ROCÍO FERNÁNDEZ ORTIZ SANTANDER que la absorbe y la lanza hacia los laterales y que se emplea cuando el nivel se sitúa en torno a los 35 centímetros. El camino se despeja sobre la marcha a medida que se tiñe de blanco, y por precaución, por si surge alguna emergencia y alguien tiene que venir o irse de Tresviso, explica a ABC su alcalde, Francisco Javier Campo Campo. Sin clase para 42.000 niños El temporal aisló a decenas de pueblos. Como el concejo asturiano de Degaña, donde ayer se alcanzaron que espesores de 40 centímetros. Preguntados por ABC, unos paisanos se reían ayer al descubrir que en Moscú el Ejército estaba actuando ante la mayor nevada del siglo de 50 cm. No se han quedado lejos de este cúmulo de nieve en pueblos de Cantabria, aislados por la magnitud del temporal; incluso del este español, como Morella, en Castellón, donde se acumularon entre 15 y 30 cm. Unos 42.000 niños de seis autonomías vieron sus planes truncados y tras la anulación de las clases, volvieron a sus casas, para desconsuelo de unos padres que tenían que trabajar. Algo más de suerte tuvieron empleados como los del complejo financiero del Banco Santander en Madrid, a los que la dirección comunicó que podían hacer uso del teletrabajo debido al mal tiempo. Más información en páginas de Madrid En Tresviso ya saben lo que es vivir aislados. De hecho, los 20 vecinos de este pequeño y pintoresco pueblo, enriscado en la vertiente cántabra de los Picos de Europa, conviven así durante todo el año, apartados de otros núcleos por la abrupta geografía que les rodea. Pero en invierno, las distancias que separan a sus habitantes de los de otras poblaciones y de los servicios que en ellas se prestan se acrecientan por las nevadas, especialmente copiosas en febrero. Este año, el segundo mes ha empezado fiel a la tradición y el día 1 cayeron los primeros copos. Desde entonces, apenas ha parado de nevar, especialmente ayer, cuando las precipitaciones fueron muy intensas y no cesaron en todo el día, de modo que el blanco elemento que cubre toda la aldea alcanzó los 80 centímetros de altura. La carretera, la única que hay y que comunica con Asturias debido al escarpado relieve que da a Cantabria, se abre cada día, con ayuda de un tractor provisto de una cuña que retira la nieve hacia ambos márgenes de la calzada y a una fresadora, Salir con tiempo Hasta ahora no se han registrado incidencias, tan solo alguna anécdota, como la protagonizada por un vecino que tiene consulta hoy en el Hospital Sierrallana de Torrelavega y que adelantó al domingo la salida, por si hoy (por ayer) no podía Por su parte, el médico, que pasa consulta una vez al mes, en invierno deja el doble de medicamentos, por si cuando toca cita no puede acudir. Por lo demás, las despensas de las casas están llenas, al igual que las cuadras de ganado. Mientras, de las chimeneas de las viviendas sale humo con la misma intensidad que caen los copos. Estamos acostumbrados. Está todo controlado apunta el regidor, con la vista puesta en la copiosa nevada de 2015, que les dejó completamente aislados durante varias semanas. En enero de ese año, la máquina quitanieves quedó bloqueada a cinco kilómetros del pueblo y, tras varias semanas aislados, los víveres comenzaron a escasear en el pueblo. Finalmente el helicóptero del 112 les facilitó los suministros por aire.