Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN TIEMPO RECOBRADO MARTES, 6 DE FEBRERO DE 2018 abc. es opinion ABC PEDRO GARCÍA CUARTANGO A los cuatro vientos Da a luz con 11 años... Detenido Sito Miñanco LA ILUSIÓN DE LA INTIMIDAD En internet sólo existe el presente, se anula el tiempo, se nos induce a creer en la eternidad del momento E leído esta semana un interesante informe en The Economist, titulado Doctor you, en el que se sugiere que pronto ya no será necesario ir al médico porque el diagnóstico de las enfermedades y el tratamiento se realizarán de forma digital. Hay compañías como Amazon que ya están invirtiendo dinero en este negocio del futuro. No me parece improbable esa fantasía porque ya hacemos muchas cosas a través de la red que pocos años atrás nos hubieran parecido increíbles: por ejemplo, comprar y pagar mercancías, gestionar nuestros ahorros o reservar una mesa en un restaurante. Pero lo que más llama la atención es que internet no sólo está sustituyendo el contacto directo personal sino que además ha creado un nuevo tipo de relación. Cuando uno se topa con el prójimo, observa la expresión de la cara, el tono de la voz y el estado de ánimo desde el que se expresa. Incluso corre el riesgo de pillar un virus. Pero esos rasgos desaparecen cuando la comunicación se efectúa por correo electrónico o a través de las redes sociales. El que habla es entonces un perfil configurado a voluntad, que sólo muestra lo que queremos que aparezca en la pantalla. Podemos cortar o quedarnos sin cobertura en el móvil, podemos mentir o decir la verdad, podemos evitar las respuestas incómodas o incluso ofrecer una imagen idealizada de nosotros mismos en las redes. No en vano mucha gente opta por usar nombres falsos para no revelar su identidad. Por ello, jamás podemos determinar si lo que hay detrás es un hombre o una máscara. La paradoja no reside en que la revolución digital restringe el contacto humano sino en lo contrario: lo aumenta, lo multiplica, lo extiende, pero no somos nosotros quienes nos ponemos en juego sino un avatar de nuestra personalidad. Ello permite evitar los riesgos y la imprevisibilidad de las relaciones cara a cara, en las que el interlocutor puede cuestionar lo que decimos. Pero el peor malentendido que han creado las redes es la ilusión de la intimidad, por la que los actores, abrumados por una apariencia de transparencia del interlocutor, afloran sentimientos que no pueden ser expresados en el reino de lo personal. Los entornos digitales operan como un refugio materno. Todos podemos acogernos a la calidez y la protección de esa aldea virtual en la que emerge una imagen idealizada del ego mientras que las duras realidades de la vida quedan al margen. En internet sólo existe el presente, se anula el tiempo, se nos induce a creer en la eternidad del momento y se proscribe el reino de la muerte. Es más, se nos convierte en miembros de una sociedad fraterna e igualitaria donde no hay obligaciones ni contratiempos. La imagen ideal del otro es también la nuestra. Protegidos por esa visión de que somos lo que siempre hemos querido ser, tocamos el cielo como Ícaro y nos forjamos esa ilusión de la intimidad, un espejo que se hace añicos al despertar del sueño. ...y el padre es su hermano de 14 La Policía Nacional ha logrado averiguar quién es el padre del bebé que el pasado viernes dio a luz una niña de 11 años de origen boliviano en el hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia. Las investigaciones del Grupo de Menores (Grume) han confirmado que se trata del hermano de la niña, que actualmente tiene 14 años. En el momento en que se produjo la relación sexual, el menor tenía 13 años y era inimputable. Una revelación que convierte en más estremecedor, si cabe, un caso que ha provocado una enorme conmoción pública. Niños, hermanos y padres. Lo inimaginable hecho realidad. Más razones para la prisión permanente La Policía Nacional detuvo ayer al narcotraficante José Ramón Prado Burgullo, más conocido como Sito Miñanco en una operación antidroga en la que resultaron heridos dos miembros de los GEO. En la misma operación fueron detenidos un hijastro del también narcotraficante Laureano Oubiña, David Pérez Lage, así como a una hija de Miñanco, Rosa María Prado Pouso. La Udyco, con el apoyo de los GEO, llevó a cabo 40 detenciones y 47 registros en empresas y domicilios. Miñanco está en semilibertad desde 2015. Otro ejemplo más para no derogar la prisión permanente revisable. H CARTAS AL DIRECTOR Los Goya y mi madre No vi la gala de los Goya. Estaba en el cine, viendo Los archivos del Pentágono La película narra unos hechos que comenzaron el 13 de junio de 1971 con la publicación en el New York Times de un documento sobre la guerra de Vietnam. Justo dos semanas más tarde de aquel hecho nací yo en Córdoba. Y doce horas antes de mi nacimiento, mi madre se encontraba en Sevilla defendiendo su tesis doctoral en Físicas. Por aquel entonces, ella daba clase en la Escuela Superior de Ingenieros Agrónomos de Córdoba. Era la única mujer del claustro. Y no se cogió la baja de maternidad cuando yo nací, ya que pensaba que eso le perjudicaba como mujer. Con la mentalidad de hoy, la mayoría pensará que eso es una burrada, pero su razonamiento era muy lógico: Si pueden prescindir de mi cuatro meses, pueden prescindir toda la vida Y ahí estuvo, sacando adelante su trabajo de profesora universitaria, con tres niños pequeños, uno de ellos recién nacido, a los que incluso les hacía ella misma la ropa. En Agrónomos, sus compañeros hacían como que no existía. Ni siquiera le dieron la enhorabuena por mi nacimiento. Y no digamos ya por el doctorado. Hoy he leído las noticias sobre los Goya, y he pensado en la película que vi ayer, y en mi Nathalie Poza, reivindicando en los Goya DE SAN BERNARDO madre. Realmente es necesario un cambio estructural, cultural. Nadie lo duda. Pero yo veo que el camino pasa por poner delante del mundo a estas mujeres que, como mi madre, han reivindicado con su vida la importancia de la mujer en el mundo laboral, sin renunciar a su maternidad, a su ser mujer. Si mi madre hubiera renunciado por su trabajo, yo no estaría aquí. Y por esta razón, quiero públicamente darle las gracias. Gracias, mamá. MARÍA DEL PILAR FERNÁNDEZ CÓRDOBA Sobre el MIR docente Ya tenemos la última panacea para acabar con el fracaso escolar: el MIR docente. Nueva- mente se pone en el centro de la sospecha al profesorado y su cualificación. Ni una sola autocrítica de las autoridades educativas que han amontonado leyes a cual más descabellada. Ni una sola autocrítica a los pedagogos que han desterrado de su iluminario términos como esfuerzo, estudio y disciplina, convirtiendo a los IES en una especie de centros de animación cultural. Como docente con 20 años de experiencia me alegra saber que se preocupan de nuestra formación. ¿Por fin va a valer más una licenciatura adicional que diversos cursos de mindfullness ¿Por fin se va a valorar más un doctorado que vegetar en un centro? Por si no lo saben, a efectos de concurso de traslados, dos carreras y un doctorado equivalen a dos años de permanencia en un instituto. Así las cosas, a Gerardo Diego, catedrático de instituto, le hubieran dado un cero en publicaciones porque ninguna era de pedagogía, y al gran historiador Antonio Domínguez Ortiz le hubieran descontado de la nómina por ir al archivo de Simancas y no a un CTIF. Y dos asuntos más: ¿cómo va a conjugarse el MIR con la propia ley de autonomía de los centros que permite a los directores rodearse de sus profesores mediante comisiones de servicio? ¿Estarán afectados por el MIR todos los profesores bilingües que con un cero están ejerciendo con vacante? GEMA CANO JIMÉNEZ MADRID