Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 5 DE FEBRERO DE 2018 abc. es cultura CULTURA 47 Bacon, según Freud Vidas caóticas de dos genios N. PULIDO MADRID Francis Bacon y Lucian Freud tuvieron vidas caóticas. Pese a la voracidad vital de ambos, la felicidad siempre se les escapaba. Bacon era homosexual. La lista de amantes fue interminable. Pero sólo unos cuantos dejaron en él una profunda huella. Eric Hall, un hombre de negocios, banquero y juez de Paz, casado y con hijos, se convirtió en su mecenas y amante y se arruinó por su culpa. Estuvo con él 15 años. Después, Peter Lacy, un guapo pianista, con quien mantuvo una relación destructiva y obsesiva: violentas peleas, palizas, celos, cuadros acuchillados... Lacy le esclavizaba física y psíquicamente. Después llegaría George Dyer: de una familia de rateros, alcohólico, estuvo en la cárcel... Se suicidó el día anterior a la inauguración de la gran exposición de Bacon en el Grand Palais de París. Y, más tarde, un empresario que vivía en Madrid. Se dice que fue el gran amor de su vida. Vino el pintor a Madrid a verle en abril de 1992, desoyendo los consejos de su médico. Hay quien especula con la posibilidad de que viajara para reconciliarse con él tras una ruptura. Durante aquel fatídico viaje murió Francis Bacon. Tampoco le fue mucho mejor en el amor a Lucian Freud. Se casó dos veces: su primera esposa fue Kathleen Garman Epstein, Francis Bacon, retratado por Lucian Freud en 1952 Dos figuras pintada en 1953, es una de las obras maestras de Bacon. Muestra a dos hombres desnudos en una cama. Se exhibió por primera vez en décadas en octubre del año pasado, cuando fue cedida al Museo Fitzwilliam en Cambridge. Esta había quedado en manos de Freud y el artista nunca permitió que se prestará a ningún museo o exposición, algo que provocó un enfado terrible en Bacon. modelo que copa muchos de sus primeros cuadros. Tuvo con ella dos hijas. Se casó por segunda vez con Caroline Blackwood, escritora y heredera de la empresa de cervezas Guinness. Se escaparon juntos a París. No tuvieron hijos. Fue la única mujer que se atrevió a dejarle. Además, el pintor, con fama bien merecida de mujeriego, tuvo múltiples amantes y 14 hijos de seis mujeres diferentes. Entre ellas, modelos, alumnas y profesoras: Bernardine Coverley, Suzy Boyt, Katherine Margaret McAdam... Uno de sus 14 hijos, Paul, impugnó el testamento de Lucian Freud en 2014. Reclamaba jurídicamente parte de la herencia, valorada en unos 117 millones de euros, que el artista dejó en fideicomiso a una de sus hijas. Sus modelos, desde la Reina de Inglaterra, que aceptó posar para él en 2000, hasta la modelo Kate Moss, a la que retrató embarazada y a la que hizo un tatuaje de unos pájaros en la zona lumbar de su cuerpo. Retrató en dos ocasiones al barón Thyssen. Pero sus modelos favoritos fueron el artista australiano Leigh Bowery y Sue Tilley, supervisora de subsidios sociales de Londres. En 2008 se convirtió en el pintor vivo más cotizado gracias a Benefits Supervisor Sleeping comprado por 33,6 millones de dólares por Roman Abramovich. Un retrato de Tilley en toda su voluptuosidad carnal. No hubo reconciliación Éste, además, poseía un pesimismo fuera de lo normal, según Joule. En cierta ocasión le dijo: Cuando muera, mis pinturas no valdrán nada, seré olvidado Nada más lejos de la realidad. Una de sus obras cumbre, Tres estudios de Lucian Freud se vendió en 2013 por 127 millones de dólares. Hubo momentos para la reconciliación, que ni uno ni otro quisieron aceptar. La primera vez fue cuando Freud llamó por teléfono a Bacon invitándole a una cena con motivo de la inauguración de su próxima exhibición. La conversación fue seca y cortante. Solo se dijeron unas pocas palabras y Francis volvió enojado asegura su amigo. Nunca me presta mi cuadro y ahora me pide esto comenta que espetó el pintor. La segunda vez fue en un café del barrio londinense de Marylebone, cuando Freud entró estando Bacon dentro y ninguno de los dos hizo el ademán de saludar al otro. La relación estaba completamente rota y un año después Bacon fallecía. Estas revelaciones surgen semanas antes de una exposición conjunta del trabajo de ambos pintores en Londres. Será en la Tate Britain, a partir del 28 de febrero: All Too Human: Bacon, Freud and a Century of Painting Life La muestra reflejará esa compleja relación entre ambos. All Too Human: Bacon, Freud and a Century of Painting Life Francis Bacon (a la izquierda) y Lucian Freud, retratados por Harry Diamond en 1974 ABC Tate Britain, Londres. Del 28 de febrero al 27 de agosto.