Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 GENTESTILO TV VIERNES, 2 DE FEBRERO DE 2018 abc. es estilo ABC Los hijos del fundador de Ikea recibirán una modesta herencia Ingvar Kamprad gestionó su imperio de muebles asequibles mediante un complejo entramado de fundaciones ANA MELLADO A grandes fortunas, grandes herencias. El problema llega a la hora del reparto, a menudo salpicado de trifulcas que dan al traste con la paz familiar. Éste no será el caso del genio sueco Ingvar Kamprad, quien dejó todo bien atado antes de fallecer el pasado sábado a los 91 años. El fundador de Ikea ocupaba el puesto número 8 en el índice de multimillonarios de Bloomberg gracias al control de una fortuna estimada en 61.000 millones de euros. Según este medio económico, el grueso del patrimonio no irá a parar a sus hijos, ni a ningún otro familiar oportunista aparecido a última hora. Para asegurar la independencia y la supervivencia a largo plazo del exitoso concepto Ikea, Kamprad gestionaba su imperio a través de un complejo entramado de fundaciones. La mayoría de las tiendas son propiedad de la Fundación Stichting Ingka, una organización holandesa que destina sus fondos a la caridad y al apoyo a la innovación en el diseño, mientras que los derechos de cada producto están bajo el control de la Fundación Interogo. Ninguno de sus cuatro hijos heredará una gran fortuna, según informa Bloomberg. El empresario sueco se casó en 1950 con Kerstin Wadling, junto a la que adoptó a su primera hija Annika. El matrimonio hizo aguas una década más tarde. En 1963, le daba una nueva oportunidad al amor dándole el sí, quiero a Margaretha Sennert con la que tuvo tres hijos: Peter, Jonas y Mathias. Su descendencia no ingresará grandes cantidades en sus cuentas corrientes, aunque sí recibirá unos modestos pagos Por el momento, se desconocen las cantidades. Política de ahorro Ingvar Kamprad supo buscarse la vida desde que tenía apenas 6 años. Se estrenó en el mundo de los negocios vendiendo cerillas, adornos navideños, postales y lápices que sus vecinos le encargaban a través de un catálogo. Sus exiguas ganancias no las dilapiba en cualquier capricho. La palabra ahorro estuvo grabada a fuego en su con- Granja de Smaland (sur de Suecia) donde Kamprad pasó sus últimos días EFE ducta desde entonces. En 1943, a los 17 años, su padre le agasajó con una pequeña cantidad de dinero como recompensa de su buen rendimiento escolar. Aquello supondría el germen de lo que hoy conocemos como Ikea, ese frío laberinto de pasillos repletos de cajas de cartón que desembocan en un self service donde se sirven albóndigas y salsa de grosellas. No se complicó demasiado en buscar un nombre atractivo para su empresa. Las letras Ikea responden al acrónimo de sus iniciales, unido a las letras de la granja Elmtaryd, y el pueblo Agunnaryd, donde creció. Pero lo esencial nunca fue el nom- POLÉMICA Dos becarios remodelarán los jardines del Palacio de las Dueñas ANGIE CALERO MADRID Arriba, los jardines de Las Dueñas. Dcha. Carlos Fitz- James ABC Desde que Carlos Fitz- James Stuart asumiera hace tres años la labor de gestión y conservación del patrimonio de la Casa de Alba, el primogénito de Cayetana de Alba no ha dejado de realizar cambios, aportando un modelo de gestión más dinámico para las propiedades de la Casa. Una de sus primeras medidas fue abrir el Palacio de las Dueñas de Sevilla al público. Esta era una de las residencias que más apreciaba doña Cayetana y, precisamente por eso, desde que se abrió al público a finales de 2016, más de 200.000 personas han pagado 8 euros por visitar las principales estancias de la planta baja, los jardines y obras de arte que hay en su interior, entre ellas el tapiz de Pannemaker que el duque mandó restaurar hace dos años. Para su puesta a punto para prima-