Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 SOCIEDAD VIERNES, 2 DE FEBRERO DE 2018 abc. es conocer ABC SERÁ VIOLENCIA DE GÉNERO TODO España extiende la protección a víctimas de trata, ablación y acoso El Poder Judicial arenga a todos los juzgados a reformular el concepto de violencia de género y aplicarlo ya en sus resoluciones y medidas ÉRIKA MONTAÑÉS MADRID spaña, que posee una de las legislaciones más avanzadas en protección de las víctimas de violencia de género desde 2004, también se pone en cabeza en la aplicación del llamado Convenio de Estambul, que, aunque se presentó en 2011 en la ciudad turca, fue ratificado en nuestro país en el año 2014 y toda la Unión Europea en mayo de 2017. Dicho Convenio pide a los países un recuento paralelo al balance oficial de víctimas de violencia de género como tal y es el de víctimas femeninas asesinadas por hombres por el mero hecho de serlo. Esto supone una estadística muy amplia: desde la mujer que sufre una mutilación genital, a la prostituta cuyo cliente asesina. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) es una de las primeras instituciones que se ponen en marcha para aplicar cuanto antes este mandato, que además suscribieron absolutamente todos los partidos políticos en el Pacto de Estado contra la Violencia Machista, aprobado en las Cortes españolas. Así, y según detalló ayer la presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género, Ángeles Carmona, en los próximos meses el organismo publicará el primer balance oficial de víctimas, el referido al año 2016, que contenga las dos contabilidades: la de mujeres asesinadas por sus parejas y los homicidios de mujeres fuera del ámbito de la pareja, a manos de hombres desconocidos o con quienes no mantenían un vínculo sentimental. La nueva estadística, aprobada ayer por el Grupo de expertos del Observatorio presidido por Carmona, y que la semana próxima ratificará la Comisión Permanente del CGPJ, suscita numerosas dudas. Sobre todo, por la di- E Suspensión automática del régimen de visitas La presidenta del Observatorio del Poder Judicial de Violencia Doméstica y de Género, Ángeles Carmona, defendió ayer sin titubeos que se cambie la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en su artículo 544 punto c, para que los Á. CARMONA sentenciados por violencia de género no puedan ver a sus hijos. Esta modificación legal supondría que en casos de condena y aún sin condena, en los casos en los que conste que el menor ha presenciado o vivido escenas de violencia sexista en el hogar, el padre no tuviera acceso posible al régimen de visitas. Tal posibilidad se anularía de forma automática por mandato judicial, algo que la ley actual deja a decisión arbitraria del juez. Y sería algo similar, explicó Carmona, a lo que sucede ahora mismo con las órdenes de alejamiento, dictadas sistemáticamente cuando hay una condena por violencia sexista. La finalidad es proteger al menor tección, con órdenes de alejamiento incluidos, para todas las víctimas y también una modificación en las indemnizaciones que recibirán sus descendientes directos. ¿Qué delitos recoge el Convenio de Estambul? Concretamente, delitos contra la integridad moral, física o sexual de las mujeres por serlo, acoso psicológico y sexual, acoso laboral, víctimas de matrimonios forzados, de mutilación genital femenina, ablación, violaciones, agresiones, abusos y todos los delitos de índole sexual y trata con fines de explotación. Todos ellos deben considerarse a partir de ahora violencia de género a todos los efectos, incluyendo el estadístico. Por este motivo, los Juzgados serán los primeros que remitan al Poder Judicial men- sualmente información disgregada por género de todas las denuncias interpuestas, así como el nuevo recuento de sentencias y pronunciamientos condenatorios que emitan por delito cometidos por hombres sobre mujeres aunque no tengan una relación de pareja y en los que exista un componente de desprecio de género calificó ayer Carmona. ¿Qué se pretende al reformular el concepto de violencia de género? En la aplicación del Convenio de Estambul, en la que España se muestra aventajada, se pretende arrojar luz sobre la prevalencia actual de tipos de violencia, delitos, amenazas, vejaciones, explotación y prostitución forzada. Dicen los expertos consultados por este periódico que algunos países, ta- ficultad de discernir entre un caso y otro. En todos los ejemplos relatados a continuación, la consideración como víctima de violencia de género implica un cambio trascendental en la pro-