Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL VIERNES, 2 DE FEBRERO DE 2018 abc. es internacional ABC LENÍN MORENO PRESIDENTE DE ECUADOR RAFAEL CORREA EXPRESIDENTE Un heredero con ideas propias Lenín Moreno, de 64 años, llegó al poder en mayo arropado de la mano de Rafael Correa, ahora su mayor opositor y quien le ha tildado de traidor Moreno trabajó por los discapacitados cuando ocupó la vicepresidencia (2007- 2013) en los primeros años de la década que gobernó Correa. En silla de ruedas desde 1998 a causa de un disparo durante un asalto, continuó con esa tarea como enviado especial sobre Discapacidad y Accesibilidad de la ONU. Abandonó ese cargo al aceptar la candidatura a la Presidencia en unos comicios en los que venció en segunda vuelta al centroderechista Guillermo Lasso, su mayor detractor hasta que el entonces flamante presidente moderó su discurso político, se abrió al diálogo con todos los sectores y comenzó a criticar abiertamente a Correa. Alumno pragmático de Chávez Economista y político de izquierda, Rafael Vicente Correa Delgado nació en Guayaquil el 6 de abril de 1963 y fue presidente de Ecuador desde 2007 hasta el 24 de mayo del año pasado, después de que sus tres antecesores fueran destituidos. Nació en un hogar de clase media, estudió Economía en la Universidad de Guayaquil, y perfeccionó sus estudios en EE. UU. y Bélgica. Está casado con una ciudadana belga, con quien tiene tres hijos. Rafael Correa es un político de marcado izquierdismo, nacionalista y bolivariano, del Socialismo del siglo XXI que aplican también Hugo Chávez y Evo Morales. Pero mucho más pragmático que ellos. Se considera un neodesarrollista y humanista, cristiano de izquierda, aunque en la práctica sus políticas son heterodoxas. Moreno consulta al pueblo para evitar que Correa vuelva al poder El presidente de Ecuador quiere impedir que su predecesor se presente para un tercer mandato THALIA FLORES CORRESPONSAL EN QUITO Ocho meses después de asumir el poder, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha convocado un referéndum para este domingo en el que espera recibir un Sí mayoritario a las siete preguntas que plantea y con las que busca afianzar su gestión y tomar las decisiones que la crisis exige. La consulta es considerada un punto de partida para un Gobierno de transición, en el que la institucionalidad del país deberá ser reconstruida, diez años después de la fallida revolución ciudadana durante la cual el expresidente Rafael Correa asumió todos los poderes del Estado. Desde que llegó a la Presidencia, el 24 de mayo de 2017, Moreno ha gobernado bajo la alargada sombra de su predecesor, convertido en enemigo político, después de que al hombre de confianza de Correa, Jorge Glas, le retirara las funciones de vicepresidente y Correa perdiera influencia en las Cortes, Contraloría (Tribual de Cuentas) y la Fiscalía. El movimiento Alianza País, que creó en 2006, pasó entonces a manos de Moreno, a quien hoy Correa tilda de traidor La consulta popular supone liberarse de estas ataduras, por lo que alrededor de esta apuesta se han unido casi la totalidad de los partidos políticos y las organizaciones sociales; incluso aquellos que hicieron campaña en contra de Lenín Moreno para la Presidencia, pero que hoy respaldan la consulta. El objetivo común es deshacerse, políticamente, del correísmo, eliminando la reelección indefinida y así desmontar la estructura dejada por quien gobernó una década entera sin respetar la división de los poderes del Estado. Si sale aprobada la propuesta, Rafael Correa, que fue presidente durante dos mandatos, no podría volver a presentarse nunca más. La pregunta número tres plantea que un Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) de Transición evalúe la gestión del fiscal general de la Nación, del juez de cuentas (contralor) del procurador, superintendentes y defensor del pueblo. Lo que supone un regreso a la Constitución de Mon- tecristi (2008) que creó el Cpscc para propiciar la participación de los ciudadanos y también prohíbe la reelección indefinida. Ecuador busca en las urnas un régimen de transición postcaudillista confirma Adrián Bonilla, subsecretario de Educación Superior. Tras la consulta se tendrá que diseñar nueva arquitectura institucional. Correa, llamado a declarar Paradojas de la política, Correa ha sido llamado a declarar un día después de la consulta por quien fuera su asesor y hoy es fiscal general, Carlos Baca. Le cita a testificar en el curso de una investigación previa en el caso Petrochina, ante la posibilidad de que se haya cometido un delito en la negociación y preventa de crudo. La pregunta clave del referéndum ¿Está de acuerdo con enmendar la Constitución para que todas las autoridades de elección popular puedan ser reelectas por una sola vez para el mismo cargo? Estos días, dos hombres de confianza de Correa, los hermanos Vinicio y Fernando Alvarado, exsecretario de la Administración y exsecretario de Comunicación, respectivamente, son investigados por la Fiscalía, que recibió un informe de supuestos movimientos inusuales de la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE) que los habría indagado. La corrupción del correato sigue saliendo a la luz. A la lista de exministros en prisión se sumaría Walter Solis, con orden de prisión preventiva por malversación de fondos públicos. Se han llevado la Patria dice Lenín Moreno. Para Andrés Vallejo, influyente político que presidió dos veces el Congreso y fue ministro de Gobierno, se ha vivido una concentración de poderes que devino en abuso, arbitrariedad y corrupción Las encuestas señalan que la pregunta que plantea una enmienda a la Constitución para sancionar a los condenados por corrupción con su inhabilitación para participar en la vida política del país y con la pérdida de sus bienes tiene gran respaldo; al igual que la imprescriptibilidad de los delitos sexuales contra los niños, niñas y adolescentes; la que extiende la zona intangible del Yasuní, la que elimina la Ley de Plusvalía, y la que prohíbe la minería metálica en áreas protegidas, zonas intangibles y centros urbanos. Las urnas son este domingo la apuesta de los ecuatorianos para dar capacidad de gobernar a Lenín Moreno que, con el triunfo del Sí se habrá liberado de todo tutelaje. En realidad, se habrá dejado atrás un ciclo político.