Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN POSTALES VIERNES, 2 DE FEBRERO DE 2018 abc. es opinion ABC JOSÉ MARÍA CARRASCAL A los cuatro vientos Impuesto de Sucesiones ABC informó el 18 de enero ¡SÁLVESE QUIEN PUEDA! Están aturdidos, buscando un culpable Cuando lo rentable es renunciar a la herencia Algo inaudito está pasando y la culpa la tiene el mordisco fiscal que la mayoría de las comunidades aplica a través del impuesto de Sucesiones: uno de cada diez españoles renuncia a la herencia porque no le sale rentable. En 2017, el número de contribuyentes que rechazó la herencia siguió creciendo a pesar de la recuperación económica. Hasta septiembre del año pasado último mes que recogen las estadísticas ese crecimiento en relación con el mismo periodo de 2016 fue del 11,7 por ciento, cifra que revela que los españoles están siendo literalmente aplastados por el rodillo fiscal. Noticias viejas con apariencia de nuevas No deja de resultar sorprendente, aunque cada vez menos, la trompetería con la que algunos venden noticias viejas con falsa apariencia de nuevas. ABC publicó hace casi dos semanas que la cúpula del procés sería inhabilitada en primavera en aplicación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que para determinados delitos, como el de rebelión, prevé que no haya que esperar a que la sentencia sea firme. Bien está que se hagan eco de lo que sin duda es una noticia relevante, pero hasta hace nada era costumbre citar al que informó primero. Se ve que los tiempos, y los buenos modales, están cambiando. C OMENZÓ su confesión con un lacrimoso Lo nuestro ha terminado y la acabó con un rotundo ¡Seguiremos! ¿Está loco, es tonto o es la última treta de un buscavidas que intenta escapar de su propia trampa? Sin descartar las dos primeras opciones, lo más probable es la última: que intente salvar no ya el cargo, sino algo mucho más importante: su persona. No es el único majara: Junqueras propone nombrar a Puigdemont presidente simbólico y a otro efectivo. Algo que el primero en rechazar es el exilado en Bruselas, que aún se considera presidente. Cualquier día se cree Napoleón. Que su mensaje estaba destinado al gran público lo demuestra que ha reconocido su autoría. ¡Con lo fácil que le hubiera sido decir que alguien le había suplantado! Los abominables Servicios de Inteligencia españoles, por ejemplo! Los suyos le creerían. Pero no. El Estado español sale muy bien librado de su charleta: Moncloa ha triunfado admitió. Para meter a continuación una puñalada trapera a los nuestros que nos han sacrificado Incluso cita un nombre, Tardá, el diputado de ERC que más claro ha defendido la necesidad de prescindir de él. Como piensan y callan tantos de los suyos. La lucha en estos momentos está dentro del nacionalismo. Como en un barco que se hunde, huyen hasta las ratas. Se han caído no del caballo, sino de las nubes en que vivían, creyendo que el Estado era tan débil que cedería a su chantaje, como venían haciendo desde hace décadas. Y, de repente, se han encontrado en el duro suelo, algunos de ellos, el de la cárcel. La acción coordinada de la Justicia, el Gobierno y la Jefatura del Estado les ha recordado algo que habían olvidado o que tal vez nunca supieron: que las leyes hay que cumplirlas. Y están aturdidos, desconcertados, buscando un culpable, apuntándose con el dedo, en lo que aciertan, pues los culpables son ellos. Nadie crea, sin embargo, que esto se acaba ahí. Puigdemont ha logrado lo más inmediato que se proponía: ver confirmada su candidatura incluso por los que querían dejarle en la cuneta, temerosos de cargar con el sambenito de traidores a la causa. Pero cuando se den cuenta de que eso significa la cárcel o el exilio, volverán a pensárselo. El primero de ellos, el president del Parlament, Roger Torrent, que debe decidir si mantiene la investidura de Puigdemont o presentar otro candidato sin cuentas con la Justicia. Ha dicho que no retrocederá ni un milímetro Pero ya sabemos cuanto dura la palabra de un independentista: lo que tarda en verse citado por un juez. Aunque andando por medio el nacionalismo, no me atrevo a predecir nada. La indudable es que el último desafío del nacionalismo catalán a España se hunde en sus mentiras, trampas, arrogancias y vaciedades. Tras la espantada de Puigdemont, sólo puede salvarle el apoyo de quienes piensan que nuestros mayores problemas son Rajoy y la Constitución vigente. Por la cuenta que les tiene, no creo que lo hagan. Aunque seguro no estoy. Hay muchos españoles con el cerebro en la vesícula biliar. En todos los partidos. CARTAS AL DIRECTOR Un ejemplo a seguir Las palabras que el Rey ha dirigido a su hija la Princesa de Asturias deberían figurar en todas las aulas de todas las escuelas de toda España: humildad, dignidad, integridad, capacidad de renuncia, sacrificio, espíritu de superación y entrega sin reservas. CONSUELO MARTÍNEZ- CORRECHER MADRID Los españoles según el periódico Times Soy inglés y vivo en Madrid. Lamento artículos como el publicado en el periódico inglés. Los españoles saben cómo vivir y disfrutar de la vida aprovechando el clima favorable. Aunque hay demasiados bares, especialmente en Madrid, beber es parte de la cultura española, pero es muy raro ver borracheras o la gente rodando por los pubes, peleándose entre ellos o haciendo pis en las calles como se ve en el Reino Unido. Y los británicos son campeones cuando se trata de insultar. Encuentro a los españoles mucho más cultos y, a pesar de la imagen del personaje latino apasionado y explosivo, muy reservados y corteses. ¡Viva España! PETER FIELDMAN MADRID REUTERS Apoyo a la profesora María Elósegui Escribo esta carta para manifestar mi apoyo a la profesora María Elósegui y darle mi enhorabuena por el nombramiento como magistrada del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Si no recuerdo mal, es la primera española que accede a ese puesto de alta responsabilidad, y por méritos propios: sin políticas de cuotas. La avalan la alta proporción de votos favorables que ha obtenido, sin duda logrados por los méritos de su currículum: ahí están su conocimiento de varios idiomas, sus numerosas publicaciones, que afrontan temas de gran relevancia actual, su participa- ción en las conferencias de Pekín y El Cairo, entre otras, y las complejas cuestiones contemporáneas que ha abordado, como el feminismo, la transexualidad, el papel de la mujer, etcétera, con sabiduría y altura científica. Cualquiera que sienta aprecio por el pensamiento profundo, por la lucha por la igualdad de la mujer y por su patria, debería estar orgulloso de que esta profesora española sea nombrada juez del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Por eso me han extrañado los ataques del lobby LGTBI y de la parte más extremista de los partidos de izquierda criticando su nombramiento, porque el pensamiento de esta catedrática vasca de la Universidad de Zaragoza no coincide con sus posturas ideológicas. Como afirma el prestigioso rector de la Universidad de Chicago (que ha obtenido noventa premios Nobeles en su claustro de profesores) el profesor Robert Zimmer, el mejor rector de América como lo definió el New York Times: si no hay libertad de expresión y libertad de hablar, pronto perderemos la habilidad de pensar con claridad. Esta libertad ideológica reconocida en nuestra Constitución peligra hoy por los lobbys de lo políticamente correcto. Con todo el respeto y afecto a las personas concretas, paren ya esos lobbys, porque consiguen el efecto contrario del que pretenden: desafecto hacia su justa causa. JOSÉ IGNACIO PELÁEZ MADRID