Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 30 DE ENERO DE 2018 abc. es estilo GENTESTILO TV 67 Tu canción el grito tierno y auténtico de Amaia y Alfred para conquistar Eurovisión La canción compuesta por Raúl Gómez sonará en Lisboa en la final del próximo 12 de mayo HELENA CORTÉS MADRID PASIÓN POR LA MÚSICA Alfred, que proviene de una familia de músicos, tiene 20 años y es natural de El Prat de Llobregat (Barcelona) Amaia, de 18 años, es natural de Pamplona y toca la guitarra, el piano, el ukelele y la batería. La pareja se ha encontrado en su pasión por la música y la composición. Ambos, que se han enamorado dentro de la Academia, han conquistado al público con su ternura y espontaneidad. l grito de ¡Almaia a Eurovisión! recibió el plató de Operación Triunfo a Alfred y Amaia, que partían como favoritos para representar a España en Eurovisión. Y se cumplieron las predicciones. La pareja fue la más votada por el público en la gala especial del concurso de TVE que se celebró anoche, así que interpretará en el Altice Arena de Lisboa Tu canción un tema compuesto por Raúl Gómez que es casi una representación musical de la historia de amor de los ganadores. No voy a preguntaros nada, solo espero que lo disfrutéis mucho les aconsejó el presentador, Roberto Leal, antes de que ambos interpretasen por tercera vez su balada. Para que nos entiendan en Europa el amor siempre gana reivindicó el jurado tras conocer el veredicto en boca de Manel Navarro, el último representante de España en Eurovisión. Y precisamente en este espíritu romántico del dúo se inspiró el autor del tema. Yo pensé que Alfred y Amaia funcionaban como pareja y escribí un dúo para ellos apuntaba Gómez, que define su propio tema, que ayer se convirtió en el más vendido en iTunes, como algo real, íntimo y mágico Así lo demostraron en la puesta en escena de su actuación. Los solistas empezaron la canción sentados en dos pianos enfrentados, pero poco a poco se levantaron y se encontraron, concluyendo con un ligero baile y un festival de miradas que logró conquistar también al jurado con su primera interpre- A Alfred y Amaia triunfan con esta apuesta intimista TVE tación: Es sincera, cuando un dúo consigue esa complicidad brilla en este escenario o en el de Eurovisión. Conseguís una burbuja de intimidad que me recuerda a la canción de Sobral recordó Julia Varela, comentarista de TVE. Además, concluyeron su segunda interpretación de la noche con un regalo muy esperado: un tierno beso. Hemos dado en la tecla con el resultado de este tema Al verles cantar City of Stars vi que funcionaban como cantantes, aunque se ve que están enamoradísimos. Recordé una melodía que escribí en Londres y dejé apartada, y empecé de cero junto con Sylvia Santoro, con la que he escrito la letra. Ha sido muy emocionante, hemos cuidado cada detalle, cada palabra, cada melodía. Y eso que trabajamos en su casa con sus niñas y era todo un poco caos recuerda Raúl Gómez, compositor de Tu canción Pero hemos dado en la tecla con el resultado añade satisfecho sobre un tema que considera íntimo, real y mágico Aunque el compositor valora como algo único el escaparate que ofrece Eurovisión, también es consciente de la exigencia de los eurofans. Sabes que todos lo van a comentar y te presentas como compositor, pero el festival te da oportunidades para hacer más contactos insiste. Emoción hasta el final La gala estuvo llena de emoción hasta prácticamente el último suspiro. Aitana se emocionó cuando supo que tanto Lo malo (su tema con Ana Guerra) como Arde los temas rivales, habían sido elegidas para la última ronda de votaciones. Luego, ambas fueron derrotadas por el grito de Amaia y Alfred. Este último también se llevó una gran ovación del jurado cuando comenzó la gala con un traje que incluía dibujada una figura de mujer. Es un mensaje por la causa feminista, que muestra la chica que llevamos fuera. Gracias a Rosa, la estilista, por dejarme llevarlo Las actuaciones de Luísa Sobral, Conchita Wurst y J. Balvin coronaron la gala con la que los triunfitos inauguraron su camino en la industria musical profesional. TELEVERITÉ HUGHES LLÓRAME UN ORINOCO Apoteosis de Ágatha Ruiz de la Prada en el Deluxe acudido a firmar el divorcio en burka. Ese día inventó el burka occidental, una obra de arte con la que actualizó el no existo para ti afirmó el derecho a invisibilizarse del ex y coloreó prenda tan tremenda. Por fin entendemos del todo los colores y corazones de la diseñadora. Para superar los divorcios las personas salen triatletas, maestras zen o con 20 kilos menos. Es como perder un órgano vital que no se sabe dónde L a entrevista de Jorge Javier Vázquez a Ágatha Ruiz de la Prada fue el mejor programa de televisión en años. Ante un personaje con enjundia, el presentador confirmó que domina el género como nadie, y ella ratificó la genialidad de haber está. Y siempre pierde el que deja. Es así. Es una ley contra la que no se puede luchar. Nos ponemos siempre del mismo lado y funciona un principio de Arquímedes sentimental, compensatorio. Por eso la nueva novia nos iba a parecer la Lilith de Frasier, aunque nada supiéramos. Si luego además vienen las refutaciones a Mirabeau a orillas del Orinoco... Orinoco es una palabra clave, no se puede decir en serio. Como dando una vuelta a los Anillos de Oro de Ana Diosdado, Ágatha transformó el tópico de la mujer despechada. Parecía en estado de gracia. Fue divertidísimo cuando dibujó con las manos las pendientes de la crisis, las decadencias morrocotudas o inventó el concepto amiga de carro Pero desde la primera revelación, la del, llamémoslo, cuartito del ego de Mario Conde, Ágatha retrató finamente, sin despelleje con algo de sabiduría mayor y de inteligencia más amplia que la mujer tiene, al prohombre español, o simplemente al hombre, al gran cansino español que todos somos en la medida de nuestras posibilidades, aunque en su caso, y bajo la denominación de innombrable las posibilidades sean conspicuas. El retrato de la afición operística, por ejemplo, es el de una élite castiza con petulancias wagnerianas. Él, que tiene el oído peor que yo, sí opinaba del violín Pero en esas pequeñas venganzas, quizás en esas pequeñas injusticias, asomó también mucha ternura. Ágatha no tiene rencor, tiene pereza.