Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 DEPORTES MARTES, 30 DE ENERO DE 2018 abc. es deportes ABC El Barça, dos años sin un penalti en contra Les han pitado 32 penas máximas a favor en los últimos 74 partidos de Liga SERGI FONT BARCELONA 28 ENERO 2018 Las quejas del Alavés Un remate de Munir da en la mano de Umtiti, pero el árbitro no lo ve o lo considera involuntario. Al Alavés le cuesta el empate. La victoria del Barcelona ante el Alavés no estuvo exenta de polémica, algo que se encargó de denunciar el equipo vitoriano, que evidenció los tiempos de bonanza que se viven en el Camp Nou con los discutidos criterios arbitrales. Las quejas de Guidetti y Laguardia, que reclamaron un fuera de juego que habría impedido el gol de Messi y unas manos de Umtiti que hubieran supuesto un penalti a favor de los vitorianos en las postrimerías del encuentro, pusieron de manifiesto unas estadísticas que restan valor a cualquier protesta culé, pasada y presente. Precisamente, fue el penalti cometido por el francés el que desató el malestar en el Alavés y destapó el idilio que mantienen los catalanes con el balance de penas máximas. Estaba lejos de las jugadas pero son muy claras. El árbitro es el mismo de Mestalla. Ya están en paz los dos, el Barça e Iglesias Villanueva denunció Víctor Laguardia, recordando que el colegiado no concedió un gol a Messi después de que Neto despejara la pelota desde dentro de su portería aquel 26 de noviembre pasado. A las críticas se unió Guidetti: Tuvimos un penalti claro. Si juegas contra los mejores del mundo hay que tener suerte. He hablado con mis compañeros y es una mano muy clara. Para mí se necesita el videoarbitraje en España El delantero sueco fue el último que le marcó un gol de penalti al Barcelona. Y de eso han pasado dos años y 74 partidos. La última vez que un árbitro señaló un penalti en contra del conjunto culé fue el pasado 14 de febrero de 2016, ante el Celta. Desde entonces se han chutado 219 penas máximas en la Liga, de las que 32 han sido a favor de los catalanes, que no han sido castigados con ninguno. Contrastan los números con los del Valencia, al que le han se- ABC ñalado 18 o a l Madrid, que le han castigado con ocho. Aún se recuerdan, en el choque entre el Villarreal y el Barça de la pasada temporada, los ostensibles gestos de Piqué hacia el palco, donde se encontraba Javier Tebas. ¿Lo has visto? le increpaba el defensa al presidente de la Liga por unas manos de Bruno que no fueron pitadas. Pero lo cierto es que en la balanza de aciertos y errores, el Barça no salía tan perjudicado como se pretendía hacer ver. Por ejemplo, Clos Gómez no vio el atropello de Mascherano a Lucas Vázquez en el Clásico, Mateu Lahoz no concedió un par de penaltis en Mestalla e Iglesias Villanueva tampoco vio cómo Mascherano bloqueó con su mano un disparo de Roberto Soriano en Villarreal. Valverde admite las manos Decía Frank Rijkaard, que en su etapa en el Barcelona vivió una etapa similar, que cuando nos pitan tantos penaltis a favor es una consecuencia de nuestro juego, ya que estamos más tiempo en el área rival que en la nuestra Podría aplicarse al Barça de Luis Enrique (en las tres temporadas, el balance fue de 32- 1) o de Valverde. Poco amigo de las polémicas, el entrenador azulgrana reconocía las manos de Umtiti pero al tiempo las justificaba: Yo lo veo con la camiseta de mi equipo puesta y siempre pienso que la mano es involuntaria. No sé. Le he preguntado a Umtiti pero salvo cortarle la mano no podemos hacer otra cosa. Para mí es involuntaria pero cada aficionado lo ve desde su punto de vista Los argumentos del extremeño chocaron con los del Alavés. La mano la ha visto todo el mundo y es una pena que no haya sido pitado el penalti. Normalmente no hablamos de los árbitros, porque es una labor complicada, pero esto son datos objetivos y constatables se lamentó Alfonso Fernández de Trocóniz, presidente vitoriano. EFE ABC 21 DE OCTUBRE DE 2016 8 DE ENERO DE 2017 Undiano en Mestalla El árbitro no concede un par de penaltis en Mestalla en el partido que el Barça y el Valencia disputaron la temporada pasada. Polémica en La Cerámica Iglesias Villanueva no vio cómo Mascherano bloqueó con su mano un disparo de Roberto Soriano en Villarreal dentro del área. 3 DICIEMBRE 2016 El Clásico Mascherano arrolló a Lucas Vázquez dentro del área en el partido ante el Real Madrid, pero Clos Gómez no concedió la pena máxima. Era diciembre de 2016. Deulofeu, al Watford Al margen de polémicas, el Barcelona y el Watford acordaron ayer la cesión de Deulofeu hasta junio, un acuerdo que prevé que el club inglés asuma su salario y una variable de un millón de euros. AFP FERNANDO ROJO ÁRBITROS BAJO SOSPECHA N o cabe dudar de la integridad, ni tampoco de la preparación de los colegiados españoles, pero sí del sistema de promoción y de designación de los encargados de impartir justicia cada fin de semana en los terrenos de juego. Para empezar, sabemos quiénes nombran a los árbitros (el triunvirato formado por Sánchez Arminio, López Nieto y Puentes Leira) pero poco o nada conocemos sobre los criterios que se manejan. Y esa opacidad promueve la sospecha. Resulta difícilmente comprensible, como apuntó el jugador del Alavés Laguardia, que al mismo colegiado que erró garrafalmente hace unas semanas no dando validez a un claro gol de Messi en Mestalla se le encomiende enseguida un partido en el Camp Nou. El árbitro es humano y sale presionado indica con acierto Laguardia. Una circunstancia que no valoraron los designantes. Su falta de prudencia puso sin necesidad al colegiado en el centro de la sospecha, como lo están los árbitros que desde hace dos años llevan sin pitarle un penalti en contra al Barcelona. ¿En qué situación queda el trencilla del Barça- Valencia si el jueves se produce una situación dudosa en el área azulgrana? Si pita, se dirá que lo hace para compensar los errores de Iglesias Villanueva el pasado domingo. Y si no lo pita, se volverá a hablar de Villarato (debería decirse Arminiato Una si- tuación injusta para ese árbitro y para el resto, de la cual los únicos responsables son los dirigentes del Comité Técnico Arbitral. Ellos han puesto a los colegiados bajo sospecha, y ellos deben sacarlos de ella dimitiendo en bloque. Como el dinosaurio de Monterroso, Victoriano Sánchez Arminio ya estaba allí cuando se empezó a sospechar de los beneficios arbitrales al Barça. De hecho, lleva allí desde 1993. Ha habido cuatro presidentes del Gobierno y tres Papas distintos, pero él sigue allí. Ha caído hasta Villar. Y él sigue allí. El mayor enemigo de la imagen de los árbitros es el que los dirige.