Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 DEPORTES MARTES, 30 DE ENERO DE 2018 abc. es deportes ABC RUBÉN CAÑIZARES LEGANÉS Asier Garitano Entrenador del CD Leganés C uando llegó a casa el pasado miércoles, y tras recibir la cariñosa felicitación de María José, su esposa, se sentó a cenar junto a ella en el sofá de su céntrica casa en Leganés para analizar cómo su equipo había escrito uno de los capítulos más bonitos de la historia de la Copa: Lo mejor es que ya sabía el resultado, así que uno ve tranquilo el partido Asier Garitano (Bergara, 6 de diciembre de 1969) charla con ABC cinco días después de eliminar al Real Madrid en una gesta para el recuerdo. Nunca un rival había levantado un 01 de la ida a favor de los blancos en este torneo. Lo hizo el Leganés, equipo de Segunda B hace solo cinco años y hoy, una de las sensaciones de la Liga y semifinalista de Copa. -En verano, las casas de apuestas le situaban en Segunda. Hoy están once puntos por encima del descenso y con serias opciones de ganar la Copa. -Fue curioso. Creí que los apostantes pensaban que ya habíamos descendido. Me causó sorpresa, pero le vi el lado positivo. Confiaban tan poco en nosotros que el margen de mejora era una barbaridad. ¿Sigue jugando a pelota mano? -Ya no. Es imposible. No tengo edad. De pequeño era mi pasión. Más que el fútbol, pero una vez que entré en Lezama, con diez años, ya no podía combinar ambas cosas. El fútbol es un vicio con el que me gano la vida y creo que escogí bien. No me está yendo mal. -Como entrenador, sin duda. ¿Y como futbolista? -Considero que era buen jugador y que tenía una buena comprensión del juego. Un mediapunta con buenas dotes técnicas. En la cantera del Athletic llegué hasta el primer filial, jugando en Segunda, e hicimos buenas temporadas. Era la época en la que ganaban ligas y no era sencillo subir al primer equipo. Quizás me faltó algo de mentalidad para jugar en la élite, pero quedé muy satisfecho de mi etapa como futbolista. ¿Un jugador que no ha estado en Primera es menos respetado como entrenador? -Para nada. El respeto te lo tienes que ganar, independientemente de si has sido un futbolista de élite o no. La única desventaja es que llegar a Primera como técnico es más complicado si no has sido un futbolista importante de un gran Liga. Solo hay que ver los banquillos de hoy. Se cuentan con los dedos de una mano entrenadores que han llegado a Primera con el mismo equipo que entrenaban en Segunda B, como es mi caso. ¿Qué aprendió el año que estuvo en el paro? -Fue entre 2010 y 2011. Terminé mi etapa de segundo en el Castellón y decidí que era el momento de liderar un cuadro técnico, pero no me salió equipo. Y, como desgraciadamente le sucede a muchos ciudadanos de este país, me tocó ir a la oficina del INEM a sellar mi cartilla del paro. En esa época Ni soy el entrenador de moda ni le di una lección a Zidane GUSTAVO MORALES