Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL MARTES, 30 DE ENERO DE 2018 abc. es internacional ABC La UE se mostrará firme si EE. UU. abre una guerra comercial Trump insinuó varias amenazas por las injustas relaciones económicas ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL EN BRUSELAS Las aceitunas sevillanas, la primera víctima La ministra española de Agricultura, Isabel García Tejerina, recordó ayer a sus colegas europeos que la investigación que ha abierto Estados Unidos sobre ayudas públicas a las aceitunas de mesa españolas es un ataque a toda la Política Agraria Común (PAC) A su entrada al Consejo de Ministros de Agricultura, Tejerina expresó su confianza en que el resultado de la investigación sea favorable a los intereses de la UE porque considera que las prácticas europeas van más allá de lo que exigen las normas de la OMC en materia de ayudas para que éstas no distorsionen el comercio internacional Lo que señala Estados Unidos es, a fin de cuentas, una subvención otorgada por la PAC por lo que lo que está en juego es la legitimidad de la Política Agrícola Común en su conjunto que afecta a todos los países y a todos los productos del campo europeo. La Unión Europea se ha tomado en serio las amenazas vertidas este fin de semana en una entrevista por el presidente norteamericano, Donald Trump, a quien le ha contestado que está preparada para reaccionar ante cualquier gesto hostil contra sus exportaciones a Estados Unidos. La cuestión adquiere una importancia especial porque, por un lado, Washington ya está sondeando acciones de castigo comerciales, como la investigación contra las aceitunas negras de mesa españolas, al mismo tiempo que la comunidad internacional dejó claro en el foro de Davos que no está por el proteccionismo. En una entrevista a una cadena de televisión británica, Trump había afirmado que la relación comercial de Europa con EE. UU. es injusta y va en detrimento de los intereses nacionales norteamericanos. Palabras que a Bruselas le sonaron a amenaza. La Unión Europea está lista para reaccionar rápida y apropiadamente en caso de que nuestras exportaciones se vean afectadas por cualquier medida comercial restrictiva por parte de EE. UU. advirtió ayer un portavoz de la Comisión Europea. Jean- Claude Juncker, presidente de la Comisión, en una rueda de prensa AFP Ganadores y perdedores Trump había señalado que tiene muchos problemas con el balance de las exportaciones europeas a su país y las exportaciones de EE. UU. al otro lado del Atlántico. Nuestros productos no pueden entrar en Europa Es muy, muy difícil y nos envían los suyos sin pagar impuestos, muy pocos impuestos. Es muy injusto resumió el presidente norteamericano, cuya llegada al poder supuso precisamente la suspensión abrupta de las negociaciones para establecer un tratado transatlántico de libre comercio. El portavoz de la Comisión le respondió ayer que la política comercial no va de ganadores y perdedores. En la UE, creemos que el comercio puede y debe ser una relación de win- win en la que las dos partes salgan ganando. La política comercial es una competencia exclusiva de la Comisión Europea, que negocia en nombre de los 28 y defiende por tanto los intereses de todos los países ante las instancias internacionales. En este sentido, también ayer el portavoz de Comercio, Daniel Rosario, dijo que Bruselas siempre respaldará y defenderá los intereses de su industria cuando se vea frente a prácticas comerciales injustas de otros países, incluido EE. UU. Brexiter A la vez que carga contra la UE, el presidente de EE. UU. aconseja a May que opte por un Brexit más radical Desde la llegada de Trump a la Casa Blanca las relaciones político- económicas con la UE no han dejado de deteriorarse. Tras congelar el plan de negociar un acuerdo comercial con EE. UU, la UE ha reaccionado con una ofensiva muy agresiva para extender sus relaciones de libre comercio con todas las regiones posibles, en una carrera por ocupar el espacio que deja Estados Unidos. Trump no tiene especial simpatía hacia la UE de la que dice que no es tan maravillosa como se supone que es Y, para remate, en la entrevista también aconsejó a la primera ministra británica, Theresa May, que opte por un Brexit más radical. NEGOCIACIÓN DEL BREXIT Londres seguiría en la Unión sin voz ni voto hasta el fin de 2020 E. SERBETO BRUSELAS ha sido su elección. Dejar las instituciones tiene consecuencias dijo el negociador europeo, Michel Barnier, que estuvo reunido con los ministros de los países que seguirán en la UE. Observador La Unión Europea ofrecerá al Reino Unido un periodo transitorio de casi dos años después de su salida formal, para suavizar su adaptación a las nuevas relaciones pero, a cambio, durante ese tiempo, Londres deberá seguir respetando la legislación europea, incluidas las sentencias del Tribunal de Luxemburgo. Representantes de los Veintisiete se reunieron ayer en Bruselas para fijar las bases para la negociación de este periodo transitorio, que irá desde la medianoche del 29 de marzo de 2019, cuando legalmente dejarán de ser miembros de la UE, hasta el 31 de diciembre de 2020. La principal novedad de este periodo transitorio es que los británicos abandonarán las instituciones europeas y por tanto dejarán de tener capacidad de decisión a la hora de elaborar las reglas, que sí deberán aplicar obligatoriamente. Salir de la UE Barnier explicó que no se trata de un estatuto de observador o similar, sino que es solo un periodo que no puede eternizarse para que el Reino Unido adapte su Administración a la nueva situación y para que las empresas y los ciudadanos no tengan que sufrir dos cambios: uno cuando se produzca la separación que a día de hoy es ineluctable y otro cuando se establezca la nueva relación, cuyo diseño no se ha empezado siquiera a definir. Los periodistas británicos le preguntaron varias veces qué podría hacer Londres en caso de que no estuviera de acuerdo con una regla que se apruebe en ese periodo y la respuesta fue poco más o menos que aguantarse. Aunque la ministra búlgara, Ekaterina Zahareva, trató de relativizar diciendo de que se prevén consultas amistosas. Barnier instó también a las autoridades británicas a definir cuanto antes sus aspiraciones sobre la forma de sus relaciones futuras con la UE, porque el periodo transitorio no puede ser indefinido y el tiempo para la negociación es limitado. Además, reiteró con claridad que la UE no negociará sobre la integridad del mercado único y las cuatro libertades