Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN TIEMPO RECOBRADO MARTES, 30 DE ENERO DE 2018 abc. es opinion ABC PEDRO GARCÍA CUARTANGO A los cuatro vientos Crecimiento en Cataluña Motores diésel EL TREN DE LENIN Lenin logró sus propósitos porque había una insurrección popular La normalidad política genera confianza El clima de desconfianza que provocó en los mercados el golpe separatista, reflejado en las principales variables de la economía catalana, fue neutralizado con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, un regreso a la normalidad política que tuvo su inmediata traducción en una vuelta al crecimiento. Las curvas de crecimiento elaboradas por la Autoridad Fiscal revelan una brusca caída en la última semana del pasado octubre, cuando la economía catalana tocó fondo y comenzó a remontar. Las previsiones vuelven a ser optimistas, siempre que la sensatez no tropiece con iniciativas aventureras. Ingeniería tóxica y sin ética Las conocidas trampas de la industria alemana del automóvil, decidida a falsificar los índices de contaminación de sus modelos diésel, estuvieron acompañadas de unas prácticas marcadas por la ausencia de cualquier principio moral y deontológico. Invertir en investigación para reducir las emisiones de dióxido de nitrógeno debía de salir más caro que encerrar a primates y seres humanos en unas salas en las que eran expuestos a estos gases tóxicos, plan científico con el que pretendían demostrar la salubridad de sus motores. Aprobados en ingeniería, suspensos en ética. P UIGDEMONT se está esforzando en demostrar aquella famosa frase de Marx de que la historia siempre se repite en clave de farsa. Ayer escribió una carta insólita al presidente del Parlament, en la que, sin revelar si va a acudir a la investidura de hoy, le exige impunidad, como si estuviera por encima de las leyes y de los jueces. La desfachatez de este hombre hace dudar de su salud mental, pero la explicación de su conducta es mucho más simple: estamos ante un provocador que esconde la cobardía de no dar la cara y se niega a asumir sus responsabilidades. Un hombre que antepone sus intereses personales a los de Cataluña. Cuando leí el contenido de esa carta, se me ocurrió la idea de que Roger Torrent, el presidente de la Cámara, hiciera como el Gobierno alemán en abril de 1917, cuando facilitó el tránsito de Lenin desde Suiza en un tren sellado para que volviera a Rusia a hacer la Revolución. La idea fue una genialidad política porque efectivamente Lenin volvió a Leningrado cuando la ciudad estaba en plena efervescencia, pocas fechas después de la abdicación del zar Nicolás. Meses más tarde, el líder soviético se haría con el poder tras la caída del Gobierno provisional y, al año siguiente, los bolcheviques bajarían la cabeza ante el poderío de Alemania en el tratado de Brest- Litovsk. Torrent puede fletar un tren que cruce Francia, atraviese la frontera por Port Bou y le transporte a Puigdemont al apeadero más cercano al Parlament, donde sería recibido como Lenin en la estación de Finlandia. Desde allí podría dirigirse en coche oficial y con escolta diplomática a la sede de la soberanía nacional catalana, donde sería aclamado por los partidos independentistas y los seguidores de Òmnium y la ANC tras ser investido de forma solemne. Al igual que Lenin en Zúrich, Puigdemont se ha instalado en su refugio de Bruselas para desacreditar al Estado español y para alentar a la rebelión contra la legalidad sin correr el más mínimo riesgo físico. Por el contrario, es valorado por sus seguidores como un estadista mientras Oriol Junqueras se pudre en la cárcel. Hablando ya en serio, Lenin logró sus propósitos porque había una insurrección popular provocada por los efectos de la guerra en una población desmoralizada y hambrienta. No es el caso del mediocre Puigdemont, que se aprovecha de la democracia belga para disfrutar de absoluta impunidad mientras desestabiliza al Estado español. Como ya escribí en estas páginas, la Revolución no puede prosperar en un país donde sus habitantes abandonan una manifestación para ver jugar al Barça. El Estado ha aplicado el artículo 155 y no ha sucedido nada. Por ello, a Puigdemont sólo le queda seguir haciendo el payaso porque, como él sabe mejor que nadie, sólo podrá volver a España con grilletes y para pasar una larga temporada en la cárcel. Aquí no va a haber un Brest- Litovsk ni va a caer la monarquía por los gestos de un bufón. CARTAS AL DIRECTOR Felicidades de todo corazón, Majestad Quiero aprovechar estas líneas que me brinda este diario para felicitar al Rey en su 50 aniversario. Don Felipe ha sabido reforzar la Monarquía en el espíritu colectivo de los españoles. Y hoy en día, nadie puede poner en duda el gran valor de una institución como la Corona, que precisamente por ser hereditaria garantiza la continuidad por encima de intereses partidistas. Una continuidad que quedará simbólicamente clara en la concesion del Toison de Oro a Doña Leonor. La Corona sigue siendo la mejor embajadora de España, además de ser garantía de unidad y progreso de nuestro país. Don Felipe, al igual que su padre Don Juan Carlos, está demostrando unas grandes dotes y arrestos como Rey en momentos claves y gran vocación de servicio, demostrando a los españoles que podemos contar con él. Por todo ello, deseo larga vida a Su Majestad. SERGIO HERNANZ MADRID Raúl Entrerríos AFP hecho historia. Ha conseguido por primera vez el europeo de balonmano, derrotando al vigente campeón del mundo. Esto, seguramente, no ocupará las portadas de casi ningún diario, pero yo desde aquí quiero felicitar a todos los que han luchado por conseguirlo. MARIO DEL HOYO YUSTE ALCORCÓN (MADRID) ta que anda rondando por Europa, cuyo nombre no hace falta mencionar, me he sentido orgullosa de ver a nuestro Rey Felipe VI en Davos. Verle participar en el Foro Económico Mundial con esa seguridad, que solo los muy preparados son capaces, me ha llenado de alegría como española que soy. Es un hecho que su padre, Don Juan Carlos, ha sido ejemplo de hacer bien las cosas en los momentos más complicados de nuestra Transición democrática. Pero, además, hay que reconocerle que ha sabido encauzar a este hijo suyo, que ahora se ecuentra ante un titánico reto. Y quién mejor que Felipe VI puede representar a nuestra nación, nuestros intereses, nuestra lengua y un sinfín de realidades, que necesitan ser defendidas ante esos errantes pimpinelas, que no solo no saben cómo librarse de la cárcel, sino que, lo que es peor, están poniendo en peligro la unidad de España. Francamente, me siento muy orgullosa del recio árbol que nos representa. Gracias. Don Felipe. SOLEDAD CAVERO RIVAS MADRID ¡Enhorabuena, campeones! Este fin de semana la selección española de balonmano ha Ante esos impresentables Ante cierto Pimpinela Escarla- Pueden dirigir sus cartas y preguntas al Director por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid, por fax: 91 320 33 56 o por correo electrónico: cartas abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas.