Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 26.1.2018 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 37.283 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Teléfono de atención 901 334 554. Centralita ABC 91 339 90 00. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Una misteriosa momia es un ancestro de Boris Johnson Se trata de una mujer, Anna Catharina Bischoff, miembro de una familia de Basilea que murió en 1787 IVÁN ALONSO CORRESPONSAL EN LONDRES IGNACIO RUIZ- QUINTANO DELON El marianismo francés era intelectual, entre la Roca de la Virgen biarrota y el Je vous salue, Marie de Godard E Raíces secretas La momia de Anna Catharina, junto a una recreación de cómo hubiera sido en vida. Abajo, el ministro británico Johnson E s el miembro del Gobierno británico más excéntrico y carismático. Sus declaraciones provocan continuos dolores de cabeza a sus compañeros y a su jefa, la primera ministra, Theresa May. Acostumbrado a ser primera plana de los periódicos día sí y día también, el ministro de Exteriores, Boris Johnson, es noticia incluso por sus ancestros. Científicos de Basilea han resuelto un misterio que se remonta a décadas atrás y con el que Johnson está relacionado: la identidad de una mujer momificada que se encontró en 1975, mientras se realizaban unas obras de reforma en la iglesia Barfüsser de la ciudad suiza. El cuerpo, enterrado frente al altar, vestía ropas de calidad y los análisis realizados en él revelan que estaba bien alimentado. Se trataba, pues, de una mujer adinerada. Lo que no se ha sabido hasta ahora es que es un antepasado de Boris Johnson. En concreto, Anna Catharina Bischoff, la tatara- tatara- tatara- tatara- tatara- tatara- tatara- tatara abuela del ministro. Lápida sin nombre La incógnita ha llegado hasta nuestros días porque no había lápida que indicara su identidad, aunque las pruebas iniciales realizadas sobre su ataúd de madera sugerían que databa del siglo XVIII. Otra pista que ha ayudado a los científicos es que había mercurio en el cuerpo. Y este fue un elemento empleado en el tratamiento estándar para la sífilis desde finales del siglo XV y hasta el siglo XIX. Precisamente esta circunstancia ha hecho que se conservará el cadáver un buen estado. A partir de ahí, la única pregunta que quedaba por responder era el nombre completo de la misteriosa dama. Los historiadores suizos han argumentado que Basilea, durante los siglos XVI y XVII, fue una ciudad comercial y bastante rica, con su puerto, a orillas del río Rin, como centro clave para mover bienes a través de Europa. Por tanto, se sospechaba que los miembros de las familias adineradas de Basilea estaban enterrados en la iglesia de Barfüsser y sus alrededores. De los registros guardados de aquella época se empezó a relacionar la momia con una familia rica de lugar, los Bischoff. Finalmente unas pruebas de ADN realizadas después de tomar muestras de su dedo gordo han confirmado su identidad. Y los resultados son claros. Con 99,8 de probabilidades, se da por seguro que los restos son los de Anna Catharina Bischoff, nacida en 1719 y muerta en 1787. Catharina tuvo siete hijos, de los que solo sobrevivieron dos, entre los que figuran una mujer que se casó con un tal Christian Hubert Baron Pfeffel von Kriegelstein. Cinco generaciones después, Marie Luise von Pfeffel hizo lo propio con Stanley Fred Williams, cuya hija contrajo matrimonio con Osman Wilfred Johnson Kemal, abuelo paterno de Boris Johnson. Ahora resta saber qué opina de sus antepasados suizos el singular ministro británico. Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Color, m. Impresión que produce en la retina la luz reflejada en un cuerpo (dependiente, sobre todo, del cristal con que se mira) l marianismo español es bizarro: no comienza con Tamara rezando por Pablo Iglesias sino en un castillo contra el moro: Se tu es Madre de Deus deffend aqueste castelo. ¡A ver qué haces! le gritan a la imagen de la Virgen en las almenas. Y en las Cantigas sale un tahúr catalán que por que perdía muito era contra Deus sannoso y toma venganza de Dios y de su Madre lanzando contra ellos una saeta de su propia ballesta (ahora se conforman con escribir Dios con minúscula) El marianismo francés es intelectual: está entre la Roca de la Virgen biarrota y el Je vous salue, Marie de Godard, confitero mayor de Cahiers du Cinema Hasta que, a sus 82 años, ha saltado Alain Delon: Ma passion, c est Marie. El Tancredi de Visconti que sacó a Claudia Cardinale a bailar en Donnafugatta, el Borsalino que iba con Bárbara Rey a pasear los perros al Sena, el hombre más guapo del cine, después de Cary Grant, se declara marianista. De Cary Grant nos queda su bellísima carta de despedida a su hija Jennifer: Esfuérzate por lograr lo mejor y el buen gusto. Mantén el juicio puro y la conducta limpia. Da gracias por los rostros de las personas buenas y por el dulce amor que hay detrás de sus ojos... Un breve sueño y despertaré a la eternidad. Si no despierto como lo entendemos, entonces seguiré viviendo en ti, amadísima hija Y de Alain Delon, esta pasión suya por María: Porque amo a esta mujer, amo todo lo que ella hizo. Me trae un alivio, me trae una compañía que no tengo. Ella siempre está allí. Me escucha y me consuela Ni la Rocher de Biarritz ni el cine de Godard. Si acaso, la visión de Paul Claudel en la víspera de la Navidad de 1886. El poeta acudió a la misa en Notre Dame por tedio, y de pronto, durante el Magnificat algo irrumpió con fuerza en su interior. Nunca vi a mi padre y a mi madre juntos concluye Delon Cuando llegue al cielo, sé lo que voy a pedir: verlos juntos. La chair est triste, hélas! y ya ha leído todos los libros.