Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 CULTURA VIERNES, 26 DE ENERO DE 2018 abc. es cultura ABC El Rey de Inglaterra que se enamoró La Royal Academy de Londres reúne en una exposición la colección de Carlos I, que vuelve a Inglaterra 400 años después CÉSAR CERVERA MADRID D urante casi un año, el Conde- Duque de Olivares retrasó con toda clase de excusas y artimañas el matrimonio del Príncipe de Gales y la Infanta María, hermana de Felipe IV de España. Un intento de alianza que podía haber cambiado la historia, pero que terminó agigantando la enemistad entre las dos potencias. A principios de 1623, el heredero a la Corona inglesa, Carlos de Estuardo, se había presentado por sorpresa en Madrid para cerrar el matrimonio con una mujer que, si bien no conocía, le tenía locamente enamorado. Una prueba ciega de amor que terminó en promesa de guerra. Para cuando el Príncipe, impaciente y harto de la rígida etiqueta española, se dio cuenta de que ni siquiera la Infanta quería casarse con él y su presencia no era bienvenida, salió del país prometiendo vengarse algún día de la humillación. En cuanto Carlos se convirtió en Rey se esforzó en conducir a Inglaterra a una guerra contra España (un conflicto que terminó en derrota estrepitosa para los ingleses, pero hoy se ha olvidado) Perdió un amor, pero ganó otro. También influido por su viaje de juventud, comenzó una colección de arte a imitación de la reunida aquí por los Austrias. Su amor por el arte era tan grande como lo era la satisfacción de rivalizar con la colección de su enemigo Felipe IV. La Royal Academy ha conseguido recuperar hoy en una exposición en Londres casi un centenar y medio de lien- Carlos I en tres posturas de Van Dyck. Colección de la Reina de Inglaterra zos del Monarca británico, cuya inesperada ejecución dispersó las obras por toda Europa y privó a Inglaterra de tener en la actualidad su propio Museo del Prado. La obsesión por el arte Festivo y de gusto por un protocolo más flexible, al entonces Príncipe hubo pocas cosas que le agradaron de España, a excepción de la labor como mecenas de los Austrias. Carlos I, Felipe II, Felipe III y, sobre todo, Felipe IV lograron juntar obras de los mayores maestros de la pintura flamenca e italiana, desde Tiziano a Rubens, así como la pujante obra de artistas españoles tales como El Greco o Velázquez. De manos del propio Felipe IV, el Príncipe de Gales recibió en Madrid dos obras de Tiziano, La Venus del Pardo y Carlos V con un perro El maestro veneciano se elevó como una de sus grandes pasiones. Entretenido en ceremonias que no iban a ningún sitio, Carlos de Estuardo compró otras pinturas italianas por su cuen- El origen de la colección Adquirió a un precio irrisorio gran parte del patrimonio artístico de los Duques de Mantua ta antes de volver a las Islas británicas. Una vez en el trono adquirió a un precio irrisorio gran parte del patrimonio artístico de los Duques de Mantua, lo que a la postre se convirtió en el grueso de su colección pictórica. Además, atrajo a Londres a algunos de los mayores maestros de su tiempo, entre ellos al flamenco Pedro Pablo Rubens, huésped de la Corte inglesa en 1629, y al italiano Orazio Gentileschi. No obstante, Carlos encontró a su particular Diego Velázquez en Anton Van Dyck, un experto retratista influenciado por Tiziano que se trasladó a vivir a Inglaterra en 1632. Van Dyck fue acogido con todos los honores y el Rey en pocos me- David Chipperfield remodela la Royal Academy La centenaria institución se renueva en su 250 aniversario NATIVIDAD PULIDO MADRID En 2002, el Museo del Prado organizó la exposición La almoneda del siglo. Relaciones artísticas entre España y Gran Bretaña, 1604- 1655 que inauguraron el entonces Príncipe de Asturias y el Príncipe de Gales. Aquella muestra, comisariada por Jonathan Brown y John Elliott, rememoraba, a través de 63 obras, la histórica subasta de la co- lección de Carlos I de Inglaterra tras su ejecución. Dieciséis años después, la Royal Academy de Londres retoma aquella fascinante historia con Carlos I: rey y coleccionista que podrá visitarse desde mañana hasta el 15 de abril. En esta ocasión son 140 piezas de las cerca de 1.500 pinturas y 500 esculturas que atesoró y que regresan a Inglaterra casi 400 años después. Desta- ca el excepcional préstamo de 90 obras el Príncipe Carlos y la Princesa María procedentes de la colección de la Rei- dos retratos ecuestres... Junto a ellos, na de Inglaterra. Pero también han ce- una de las imágenes más icónicas del dido obras museos como el Monarca, Carlos I de caLouvre, el Prado o la Natiocería del Louvre, que reObras nal Gallery de Londres. gresa por vez primera a Inmaestras Los monumentales reglaterra desde el siglo XVII. tratos del Rey y su familia Destacan las 90 Es el retrato más emotiobras que ha realizados por Van Dyck vo que Van Dyck hizo a constituyen el corazón de cedido la Reina Carlos I comenta Per la muestra. Fueron el priRumberg, comisario de la de Inglaterra mer gran encargo que reciexposición junto con Desbió el pintor flamenco a su llegada a In- mond Shawe- Taylor. glaterra. Así, cuelgan en las salas de la Son muchas las obras maestras preRoyal Academy lienzos como el famo- sentes: La cena de Emaús y Carlos so Retrato de Carlos I en tres postu- V con perro ambas de Tiziano; El ras Carlos I y Enriqueta María con triunfo de César de Mantegna; Ve-