Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 INMOBILIARIO VIERNES, 26 DE ENERO DE 2018 abc. es economia inmobiliario ABC Punto y final legal al despilfarro de la calefacción central Los consumidores recelan del coste final de la medición individual del consumo, que será obligatoria por decreto CARLOS MANSO CHICOTE La obligatoriedad de tener un contador (o calorímetro) para medir el consumo de calefacción centralizada de cada vivienda, dentro de una comunidad de vecinos, está muy próxima. Tras el parón obligado por la incertidumbre política en 2016 y, previo tirón de orejas de Bruselas, el Ministerio de Energía elabora el real decreto por el que traspondrá la Directiva europea 2012 27 UE, de 25 de octubre de 2012, sobre eficiencia energética. Pero, ¿qué ventajas aportará este tipo de tecnología al consumidor? Instaladores y consumidores no se ponen del todo de acuerdo. Desde instaladores como Remica, su presidente José Porras defienden que los contadores o repartidores de costes suponen una mejora del confort y un ahorro importantes En concreto, según estimaciones del InsLa tituto para la Diversificación instalación La transposición de la directiva de Bruselas que obliga a y el Ahorro de la Energía de contadores individualizar el consumo ya acumula años de retraso (IDAE) los ahorros energéy válvulas ticos son superiores al 20 puede suponer En este sentido, Porras, ahorros de más del 20 advierte que no solo vale de entre 40 y 50 euros por riores al 20 desde el primer año. Sin con el contador Por lo que radiador de media. Por ejem- embargo, la directora general de Agrerecomienda la instalación de válplo, si una vivienda cuenta con mia, Inma Peiró, advierte de la necevulas termoestáticas en cada habita- siete radiadores e incluimos los repar- sidad de un periodo de transición ción de la vivienda: Se necesitan am- tidores, las válvulas o la parte propor- para la instalación de los contadores bas cosas, ya que con la válvula regula- cional del cambio de bombas, estaría- y, de esta forma, evitar la especulamos la temperatura del radiador cuyo mos en unos 350 euros explica Po- ción Por este motivo, recuerda que gasto mide el contador subraya el má- rras quien calcula un ahorro de hasta su implantación debería haber tenido ximo responsable de Remica que insta- el 25 anual amortizables en menos lugar antes de finalizar 2016 y aclara la ambas tecnologías en 2.000 vivien- de dos años de media. Desde el mi- que sólo el 1,5 de las viviendas en Esdas anuales en Madrid. nuto uno, la gente puede empezar a paña cuentan con este tipo de contaAl respecto, añade que las bombas ahorrar concluye. También la Aso- dores (180.000) En opinión de Rafael de las calderas comunitarias también ciación de Empresas del Sector de las Hernández, profesor de la Escuela de hay que cambiarlas para evitar rui- Instalaciones y la Energía (Agremia) Arquitectura y Tecnología de la Unidos molestos y calcula una inversión coincide en hablar de ahorros supe- versidad Camilo José Cela (UCJC) el objetivo final es que los edificios pasen de ser consumidores de energía a captarla para consumo o reserva: este va a ser el gran cambio del primer cuarto del siglo Para ese experto, la tecnología actual permite más precisión en el suministro de energía Menos entusiasmados se muestran desde el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid y entidades como Facua o Asgeco. En concreto, la presidenta de CAFMadrid Manuela Martínez Torres constata que el 70 de los edificios de la comunidad de Madrid no tienen estos sistemas y advierte que unas bombas nuevas, por ejemplo, costarían unos 2.000 euros. Hay válvulas termoestáticas desde 30 euros hasta de 90 euros añade Martínez quien calcula una inversión de entre 800 y 900 euros por vivienda sumada la parte comunitaria. En este sentido, para la presidenta de CAFMadrid el mayor temor son los costes derivados (lectura, mantenimiento) que cifra en 46 euros anuales por vivienda. En este sentido, coincide con Agremia en la necesidad de una transición. Además de proponer que un organismo oficial certifique la instalación o que se tenga en cuenta la calificación energética a la hora de repartir gastos. Dudas de los consumidores Desde Asgeco (Asociación General de Consumidores) su portavoz Jean Bernard Audureau se muestra de acuerdo con la idea de la eficiencia energética, pero advierte sobre la puesta en marcha del sistema de medición, y muestra su temor con el tratamiento de datos e insta a que la factura final sea entendible En este sentido, muestra su temor a que se produzcan reclamaciones por prácticas desleales Desde Facua, Miguel Ángel Serrano, se pregunta cómo va a repercutir este coste en los ciudadanos especialmente los más vulnerables. Y se muestra receloso sobre cómo va a trasponer el Gobierno el concepto general de precios competitivos Serrano coincide con Asgeco en que la factura debe ser lo más clara posible, para una mayor defensa de los derechos de los consumidores Experiencia piloto Vivienda de lujo Oficinas Precios El Corte Inglés tantea el mercado El Corte Inglés ha incorporado por primera vez en uno de sus centros un espacio dedicado a los servicios inmobiliarios. Lo ha hecho junto a la compañía Engel Völkers en el centro de la avenida de Francia de Valencia. El objetivo es ampliar la iniciativa a más centros y provincias. 6 El alquiler, al ritmo de 2007 en Madrid Las empresas contrataron en Madrid en 2017 un total de 637.000 metros cuadrados de oficinas, un 28 por ciento más de superficie que en 2016, cifras muy superiores al promedio de los últimos 10 años y que no se alcanzaban desde 2008, según Savills Aguirre Newman. Crece la brecha entre oferta y demanda A pesar de la reactivación del mercado, la brecha entre lo que piden los vendedores de pisos y lo que están dispuestos a pagar los compradores sigue creciendo. Según el portal pisos. com, la diferencia media entre oferta y demanda se situó en 28.890 euros en 2017, un 10 más. El precio medio de la vivienda de lujo en España aumentó en ese porcentaje en tasa interanual al cierre de 2017, hasta una media de 6.600 euros por metro cuadrado, a pesar del efecto paralizador del desafío independentista catalán, según el Informe Barnes 2017