Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 19 DE ENERO DE 2018 abc. es internacional INTERNACIONAL 27 ble que la ley presupuestaria recoja una partida económica como paso previo a la regularización definitiva de aquellos menores que entraron en el país como indocumentados. En pleno bloqueo de la negociación, el ocupante del Despacho Oval vino a tumbar la vía intermedia con la que los legisladores de ambos partidos intentaban evitar el descarrilamiento del convoy federal, al menos con otro mes de prórroga. La enmienda bipartidista para prorrogar la popular cobertura de salud pública de los menores recibió un no por respuesta: Debería formar parte de una solución estable, no para treinta días zanjó el presidente. MONNET CO. JOSÉ M. DE AREILZA TRUMP, AÑO II Quedan tres años para hacer posible la vuelta a la Casa Blanca de una figura civilizada Desunión En medio de la tensión, Trump y los republicanos intentaron exhibir una unidad que no existe atribuyendo a los demócratas toda la responsabilidad de un posible cierre del Gobierno Federal. Con apelaciones a la fibra sensible de la ciudadanía, al aseverar que sería terrible que nuestros militares se quedaran sin cobrar su sueldo Sin embargo, la encrucijada del partido mayoritario no es menor. El desgaste que supondría la clausura administrativa, que incluye un impago de todos los funcionarios públicos, perjudicaría notablemente al partido que controla el ejecutivo y el legislativo. El último precedente de cierre del Gobierno Federal, en 2013, que mantuvo a los empleados públicos sin cobrar durante dieciséis días, con un coste de 24 millones de dólares para las arcas públicas estadounidenses, venía a justificarse en mayor medida por el abierto enfrentamiento ideológico entre demócratas y republicanos. La nueva amenaza al Gobierno Federal tiene lugar después de dos prórrogas previas, a partir del vencimiento del ejercicio presupuestario, que en Estados Unidos se consuma el 1 de octubre. El pasado diciembre, ante el riesgo real de una paralización de los fondos públicos, la mayoría y la minoría parlamentaria renovaron una prórroga de un mes, hasta hoy, 19 de enero. D REUTERS John Kelly JEFE DE GABINETE DE LA CASA BLANCA EE. UU. no construirá un muro físico en la frontera con México; algunas de las promesas de campaña del presidente no estaban bien informadas amenazante apunta a un futuro veto a cualquier acuerdo que no contemple su ansiada construcción. Por si quedaba alguna duda, ayer volvió a justificar su demanda con ataques al vecino del sur: México es el país más peligroso del mundo, y tenemos que garantizar la seguridad del nuestro Los demócratas mantienen una segunda exigencia. Como demostraron ayer, rechazarán cualquier entendi- miento que no pase por salvaguardar el futuro de los dreamers Un compromiso que adquirieron con una representación de los 800.000 jóvenes inmigrantes que están pendientes de un pacto en el Congreso, tras la cancelación del programa DACA, que les protegía de la deportación. Como proclamó ayer la líder de la minoría demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi, para la oposición es irrenuncia- Krugman y el NYT El hipotético jurado recuerda que el economista y Premio Nobel auguró que EE. UU. nunca se recuperaría con Trump. El presidente saca pecho con el récord de crecimiento de los mercados También, afea al periódico donde escribe Krugman que le acusara falsamente de ocultar un informe sobre el cambio climático. La revista Time El magazine informó equivocadamente de que Donald Trump había retirado del Despacho Oval un busto del líder de los derechos civiles Martin Luther King. El presidente se encargó de mostrar posteriormente la estatua (en un reportaje emitido por FoxNews) que permanece sobre una de las mesas del rincón presidencial. The Washington Post David Weigel, reportero del periódico capitalino, difundió en Twitter cuatro fotografías de las gradas del polideportivo en el que Trump iba a comparecer para un mitin, en Pensacola (Florida) Destacaba que estaban semivacías El hecho es que faltaba más de media hora para comenzar el acto, que acabó siendo masivo. onald Trump cumple estos días su primer año en la Casa Blanca, con índices de popularidad bajos y dudas crecientes sobre su capacidad para gobernar. ¿Qué pronóstico cabe hacer sobre su ejecutoria a lo largo de 2018? Sin duda se apoyará en los tres vectores que definen hasta ahora su presidencia. Primero, el rechazo frontal al legado de Barack Obama (protección del medio ambiente, reforma sanitaria, atención a los inmigrantes ilegales más jóvenes, una política exterior reflexiva y medida) Segundo, los insultos y ataques contra todo lo que no es la América profunda por ejemplo, a inmigrantes, medios de comunicación, rivales políticos, jueces y agencias de inteligencia como una manera de espolear a su base electoral. Tercero, las medidas a favor de las personas con las rentas más altas y de ciertas empresas, a través de la fiscalidad y la desregulación. Pero su presidencia se complicará en el año II no solo por la combinación de impericia, arbitrariedad y brutalidad en la gestión pública. Nadie sabe cómo podría reaccionar ante una crisis internacional de cierta magnitud. Tampoco hasta qué punto sus asesores principales seguirán atendiendo la guardería en la que se ha convertido el Despacho Oval. Un efecto positivo de Donald Trump es la movilización de miles de ciudadanos, en especial un número muy alto de mujeres, para participar en política y defender los valores constitucionales del país. Las elecciones legislativas de otoño de 2018 las ganarán los demócratas. Si es por goleada, pueden llegar a controlar las dos cámaras. Este vuelco frenaría la verdadera revolución que está amparando DonaldTrump, la confirmación por el Senado a toda velocidad de jueces federales de perfil muy conservador, seleccionados por la asociación privada The Federalist Society. El error de los demócratas, no obstante, es creer que para desbancar a Trump deben hacerlo desde otro populismo, al estilo de Bernie Sanders. Es posible que sean los propios republicanos los que decidan deshacerse de un presidente disfuncional para entonces. Pero quedan tres años para hacer posible el regreso a la Casa Blanca de una figura civilizada, capaz de unificar al país.