Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 16 DE ENERO DE 2018 abc. es internacional INTERNACIONAL 27 DE LEJOS EE. UU. recuerda a Martin Luther King en el 88 aniversario de su nacimiento, en medio de amplias diferencias económicas y sociales PEDRO RODRÍGUEZ Brecha racial cada vez mayor lo que no oculta el enfrentamiento racial que ha contribuido a aviamos a ser una var. Son mayoría también quienes gran generación reconocen que su predecesor, BaLa proclama salió rack Obama, el primer presidente de los labios de de negro de la historia del país, no fue Yolanda Renee King, una de las nie- ni mucho menos la panacea para tas de Martin Luther King, instan- una reconciliación racial. tes después de que familiares y A no muchos metros de la estamiembros de asociaciones de de- tua que recuerda a Martin Luther rechos civiles colocaran una coro- King, luce con esplendor el último na de flores en el monumento con de los museos incorporado a la red el que Washington DC homenajea Smithsonian, las instalaciones culal pastor pacifista. Una forturales que enorgullecen a la ma de conmemorar el 88 capital estadounidense. El RIQUEZA aniversario del naciMuseo Afroamericano ha Las familias miento de quien conbatido todos los récords blancas tienen tribuyó decisivamende visitantes en sus priuna riqueza de te a cambiar la histomeros meses. Aunque 171.000 dólares ria de EE. UU. con su la ironía, y las excesivas frente a 17.600 vida y con su muerte. ambiciones de la familia las negras Precisamente este año, del activista, dejaran fuese cumplen también cinra los principales recuerdos cuenta desde que un francotirador del propio Luther King. asesinara de un disparo en la cabePero el reconocimiento oficial a za al activista de la raza negra, cuan- la raza que hasta hace apenas medo saludaba desde el balcón del ho- dio siglo aún se sometía a la segretel de Memphis en que se alojaba. gación y la esclavitud, no oculta las Desde el fin de la segregación ra- grandes diferencias sociales y ecocial, EE. UU. ha cambiado mucho. nómicas. Las familias de raza blanCada mes de enero, el país celebra ca disponen de una riqueza famicomo festividad nacional el naci- liar de 171.000 dólares, frente a los miento de su carismático líder, san- 17.600 de las de raza negra. Eso a cionada previamente por el presi- pesar de que la última crisis ha casdente. El pasado viernes, Trump tigado sobremanera a las primetambién cumplió con la tradición, ras. M. ERICE WASHINGTON EL ARTE DE RENTABILIZAR EL RACISMO El plan de negocio de Trump siempre ha intentado ganar apelando a los peores instintos V L AFP la frontera. Su estancia sobre la moqueta oficial no ha moldeado la personalidad de Trump. Siempre con una agresiva apelación a la restricción de entrada de inmigrantes, la Justicia frenó inicialmente por discriminación su prohibición de acceso a ciudadanos procedentes de países musulmanes. Aún no se ha olvidado la rotunda afirmación en la que aseguraba que miles de árabes habían celebrado en las calles de Nueva York los ataques del 11 de septiembre. Imagen que nadie recuerda. Su año de mandato se ha visto jalonado por continuas declaraciones tildadas de racistas, que el intuitivo comunicador siempre intenta modular con una de cal y otra de arena. Todo con tal de mantenerse conectado a su núcleo duro de votantes, que ratificó en la elección presidencial la descarada apuesta de Trump por el estadounidense tradicional blanco. El día en que el destino presidencial le convocó a su primera encrucijada racial, tras la muerte de una joven a manos de un neonazi, en Charlottesville (Virginia) el 45 presidente de Estados Unidos consolidó su estigma. Su alusión a algunos neonazis como gente buena no pudo ser reparada al día siguiente con una proclama institucional que comparaba el racismo con el diablo Otra vez la credibilidad perdida. Alarma entre los vecinos de Memphis tras el asesinato de Luther King ABC a primera vez que Trump apareció en portada del New York Times fue el 16 de octubre de 1973. Se dice que la forma más conveniente de amasar una fortuna es heredarla. Y precisamente gracias a Fred C. Trump, su papá emprendedor del ladrillo, Donald fue noticia a sus precoces 27 años como presidente de la Trump Management Corporation. Empresa propietaria de más de 14.000 apartamentos en Brooklyn, Queens y Staten Island. En aquel entonces, el Departamento de Justicia de la Administración Nixon no precisamente una checa de perroflautas se querelló contra este genio por notorias violaciones de la ley contra la discriminación en el acceso a la vivienda en EE. UU. conocida como la Fair Housing Act de 1968. Los investigadores federales habían documentado un esfuerzo sistemático por evitar que afroamericanos, por mucho que estuvieran financieramente cualificados, pudieran alquilar apartamentos en 39 edificios de los Trump. Empleados de la compañía testificaron que cada solicitud de alquiler presentada por afroamericanos se marcaba con una letra C mayúscula (Colored) para facilitar la criba racial. Y según otro testigo de cargo, el plan de negocio de los Trump se centraba en alquilar solamente a judíos y ejecutivos ¿La reacción de Donald? Negarlo todo; contratar los servicios del siniestro abogado Roy Cohn; y entablar la madre de todas las batallas judiciales en la que llegó a presentar su propia contra- querella por valor de 100 millones de dólares. Finalmente, en un acuerdo alcanzado en 1975, Trump tuvo que comprometerse a no discriminar a los negros en el alquiler de sus viviendas, aunque sin admitir culpa alguna. Durante dos años, Trump Management tuvo que publicar todas sus vacantes con una periodicidad semanal y reservar una cuota para afroamericanos en sus edificios, donde menos de un 10 de los alquilados eran negros. En 1978, Justicia volvió a abrir el caso por reincidencia. Estos son los comienzos de un personaje que ha sabido siempre ganar apelando a los peores instintos.