Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 DEPORTES DOMINGO, 7 DE ENERO DE 2018 abc. es deportes ABC He sido mejor profesor que entrenador LAURA MARTA Juan de Dios Román EL MAESTRO DEL BALONMANO ESPAÑOL Hoy se le brinda homenaje por todos sus éxitos, en clubes y en la selección, y por su completa dedicación e impulso a este deporte MUY PERSONAL Nació en Mérida en 1942. Se trasladó a Madrid para estudiar Filosofía y Letras y comenzó su labor como profesor entrenador de balonmano en el colegio Chamartín y en la Almudena. Dirigió el banquillo del Atlético de Madrid de 1971 a 1985, y de 1990 a 1992, donde logró cinco títulos de Liga y cuatro Copas del Rey. De 2002 a 2005 entrenó al Ciudad Real: una Liga, una Recopa y una Copa del Rey. Fue seleccionador de 1984 hasta después de Seúl 88, y de nuevo de 1995 a 2000, con dos platas y un bronce europeos y los bronces de Atlanta 96 y Sidney 2000. Presidió la Federación de 2008 a 2013. Metódico, como en la pista, planta su tableta delante del café con churros que acostumbra a desayunar, para no despistarse en ningún detalle. Aunque no lo necesita. Apasionado, como en la pista, vive el balonmano a través de las palabras, convirtiendo la conversación en una historia viva de este deporte. Didáctico, porque nunca dejará de ser maestro, Juan de Dios Román (Mérida, 1942) desgrana su vida, que es la del balonmano, a través de los partidos, las concentraciones y las investigaciones que continúa realizando aun retirado de los banquillos. La Federación de Balonmano le rinde hoy homenaje a toda su trayectoria. Un sinfín de títulos, partidos, éxitos y derrotas para alguien que nunca se planteó ser entrenador. Intenté formarme en el único sitio que había: la escuela de entrenadores, pero para enseñar balonmano, no para entrenar. Yo daba clases de filosofía. Me llamó un profesor y me dijo que fuera a enseñar a unos niños. Me costó mucho tiempo darme cuenta de que no les enseñaba, sino que los entrenaba. Dos cosas muy diferentes. Siempre lo he dicho: he sido mejor profesor que entrenador confiesa. Además, su maestro Domingo Bárcenas lo llama para que lo ayude a enseñar a las futuras profesoras de gimnasia en la Almudena. No me inclino por el balonmano femenino ni masculino. Es el azar señala. Con ellas rompió las estrictas barreras de la época y lideró la primera selección absoluta, con un primer encuentro internacional en Estrasburgo y con el debut oficial contra Francia en 1967. Había un enorme prejuicio para salir. El deporte no tenía la importancia de ahora. España estaba asustada, no sabía si entrar o salir. Comenzó a romper barreras el fútbol con el Real Madrid y poco más. Costó mucho convencer a la regidora de la Sección Femenina. Fueron muchos factores que se alinearon, y fue ese año como podía hacer otro A ellos los llevó a ganar tres, cuatro, cinco títulos de España. Y me llama el Atlético de Madrid. Pasé de entrenar niños de once años a entrenar al Atlético de Madrid de primera división, que ya había sido campeón unas cuantas Prefiero no pensar en lo que no hice ¿Con qué faceta suya se quedaría: selección, club, presidente? -Con la faceta de profesor, sin duda, pero en la vertiente del balonmano entendido como deporte, la de entrenador, más que la de presidente. ¿En cuál lo pasó mejor? -No es cuestión de pasárselo mejor o no, sino dónde te encuentras más identificado con esa sensaciones. La opción de la presidencia fue un poco al final de mi vida deportiva y en situaciones particularmente difíciles, pero IGNACIO GIL Juan de Dios Román posa para ABC en una céntrica cafetería madrileña