Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 SOCIEDAD DOMINGO, 31 DE DICIEMBRE DE 2017 abc. es conocer ABC La única comunidad en España Los monjes camaldulenses de Herrera (Burgos) viven como ermitaños en la única clausura de este tipo que hay en España El monasterio de Santa María de Herrera fue fundado por los monjes cistercienses en 1169, aunque lo abandonaron en 1835 tras la desamortización de Mendizábal. En 1923 MONTSE SERRADOR HERRERA (BURGOS) fue adquirido por los camaldulenses, una orden fundada legar hasta Herrera, en el téren 1012 en Italia por san mino municipal de Miranda Romualdo, que sigue la regla de Ebro (Burgos) no es fácil. benedictina. La de Herrera es Una pista forestal, en un inla única fundación con que vierno impracticable, permite su accuenta la congregación en ceso desde la provincia de Burgos o España e, incluso, estuvo a La Rioja. Son cuatro kilómetros que, punto de desaparecer a bien desde Ircio o bien desde Villalba finales del pasado siglo de Rioja, se adentran en los Mondebido a la falta de tes Obarenes, a cuyo abrigo vocaciones. Hoy el N- I N- 124 se levanta un monasterio yermo vuelve a Miranda escondido tras un muro estar lleno y con de Ebro que rodea todo el recuatro jóvenes Orón cinto. En la entrada, en espera, Rí Río Ebro BURGOS presidida por una hasta el Ircio pintura con la imapunto de que CASTILLA STILLA Y LEÓN gen de Cristo, un se ha planYermo alambre que finaliza teado fundar Camaldulense de en un pequeño aro inuna nueva Nuestra Señora de Herrera vita a llamar. Suena la comunidad. LA RIOJ RIOJA campanilla y nos recibe Villalba de Rioja uno de los once frailes eremitas que actualmente forman Lista de espera para ser eremita L esta comunidad camaldulense, la única que existe en España. Su hábito de felpa de color claro, su amplia capa con la que se resguarda del frío aunque no me la suelo poner asegura y su larga y poblada barba blanca, confieren al padre Pablo un aspecto más propio de la célebre obra de Umberto Eco. Pero no, lejos de lo que pudiera parecer, su vida eremita, donde la oración y el silencio soportan toda la jornada, se ha convertido en un atractivo para muchos jóvenes, hasta el punto de que actualmente hay cuatro postulantes en lista de espera Uno de ellos, con tan solo 21 años y después de haber convivido durante pequeñas temporadas en el monasterio, puede ser la próxima incorporación. Este repunte vocacional, que el fraile achaca a la mano de Dios ha obligado, incluso, a que la comunidad lanzase hace unos meses una petición pública para que, a través de donati- vos, se pudiese acometer la ampliación de las instalaciones. El objetivo es poder incorporar, al menos, a un monje más y, ya de paso, acondicionar una pequeña habitación para las madres o hermanas cuando acuden a visitarles. Las mujeres tienen prohibido el acceso a las dependencias y están obligadas a permanecer en una fría sala de quince metros cuadrados que hay a la entrada. La llamada fue efectiva porque ya disponen de los 90.000 euros necesarios para que en breve puedan comenzar las obras. Pero, a pesar del interés que parece despertar ahora la vida eremita curiosamente esta comunidad estuvo a punto de desaparecer varias veces en los años 80 y 90 al quedarse sin monjes el padre Pablo explica que no pueden ser más de doce o trece para, precisamente, no complicar la vida de silencio y retiro Tres de ellos proceden de Colombia, Italia y Corea; el resto son españoles.