Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN POSTALES DOMINGO, 31 DE DICIEMBRE DE 2017 abc. es opinion ABC JOSÉ MARÍA CARRASCAL A los cuatro vientos Decretos de última hora La factura de la luz PARTIDOS La crisis catalana alcanza su punto álgido, con el nacionalismo batiéndose con saña por la presidency O me refiero a los partidos políticos. Ni siquiera a las grietas que se acusan dentro de ellos, sino a las generalizadas en todos los países, sociedades e instituciones. En España no son nada nuevo: los españoles venimos peleándonos desde hace siglos, pero que ocurra en naciones tan robustas como Estados Unidos, más desunidos que nunca desde su guerra civil, sorprende. Pero ahí tienen al presidente a bofetadas con los medios de comunicación, a los que acusa de fabricar noticias falsas y a éstos, capitaneados por el New York Times, presentándole como el arquetipo de antigobernante tanto en su vida privada como pública. Aunque lo más grave es que la fractura se ha extendido al entero país, con una masa ciudadana que abarca las clases trabajadora y media doloridas por el bajón del nivel de vida, los fracasos internacionales y la falta de perspectivas, agarrándose a un hombre que nunca había ejercicio cargo público, pero que prometió hacer de nuevo grande a América y otro sector consciente de que no se puede gobernar a través de Twitter, insultando a los aliados y enfrentándose con la oposición y con medio partido suyo. Claro que Trump es un producto más del resentimiento que de la razón, que confunde política TV, entre otras cosas. Otro día les hablaré de él con calma, pues lo que ocurre en Estados Unidos nos afecta a todos hasta el punto de que nada de lo norteamericano nos es ajeno como decía Terencio de lo humano. Pero la crisis catalana alcanza su punto álgido, con el nacionalismo burgués y republicano batiéndose con saña por la presidency. Leo con interés y expectación las informaciones que envían los colegas de ABC, en especial las de Sostres, con afinidades en ambos bandos, aunque no electivas como las de Goethe, pues supo liberarse a tiempo de las cadenas nacionalistas, lo que da profundidad, inmediatez y sal a cuanto escribe. Según él, Puigdemont y Junqueras van a destruirse mutuamente al pretender el mismo cargo. En pura lógica debe de ser así; president no hay más que uno. Mi temor viene de que ambos son nacionalistas, lo que en Cataluña significa hoy independentistas. Y tras haberles visto contar tantas mentiras y tirarse tantas veces a la piscina sin agua en busca de la independencia, me cuesta creer que no lleguen a un compromiso chapucero para salvarla o, al menos, mantener el espejismo de la misma, como vienen haciendo. Aunque puede fuera lo mejor para que se convirtiesen en el hazmerreír del mundo, camino de lo que van. Pues sea quien sea el president, lo importante es que pueda gobernar. Condición sine qua non de un Estado independiente es la unidad nacional, y Cataluña está hoy más fraccionada que ningún otro país, incluida España, y recuperar la convivencia ciudadana, la confianza empresarial, el prestigio como comunidad es más difícil que los trabajos de Hércules. Pero no veo a Hércules en ese nacionalismo, sino tarambanas, oportunistas y lloricas, que pueden destruir muchas cosas, pero construir, ninguna. Pese a todo ello, Feliz y Próspero Año Nuevo. El mal ejemplo de dejar todo para el final Más de mil páginas con modificaciones legales traía el BOE de ayer, fruto de la última reunión del Consejo de Ministros. Solo Hacienda, dejó escritas cien con modificaciones del procedimiento fiscal. El departamento de Cristóbal Montoro, como el resto, ha tenido todo el año para ir introduciendo esos cambios. No lo ha hecho y ahora aumenta la confusión y la inseguridad jurídica entre miles de particulares y sociedades a la hora de pasar por la ventanilla. Gestorías y asesorías no daban ayer abasto, intentando ponerse al día. Hay que evitar que siempre pague el mismo La climatología adversa (resumida en poquísimas lluvias y escasos vientos) ha elevado este año el precio medio de la electricidad, que ha resultado el más alto desde 2008. Se ha tenido que utilizar más carbón y más gas y eso ha encarecido sustancialmente la generación. Puestas así las cosas, siendo los ciclos del clima que están por llegar tan pesimistas, merece la pena idear fórmulas que eviten que la carestía siempre caiga en el mismo saco, que no es otro que el bolsillo del consumidor. Se ve abocado a pagar más por un consumo idéntico que hace un año le salió bastante más barato. N ABC Y SUS LECTORES Cataluña Finaliza el año como lo empezamos, con Cataluña como asunto principal de las cartas que nos llegan de nuestros lectores. Nuestro habitual seguidor JOSÉ LUIS GARDÓN contesta, mediante su correo a lectores abc. es a una Tercera de José María Carrascal donde preguntaba cómo es posible que habiendo cometido los independentistas tantos y tan graves errores, conserven la fidelidad de la mitad de la población. Carrascal encuentra una explicación en un rasgo muy español, a saber: nada nos irrita más que equivocarnos públicamente que reconocer que nos hemos equivocado. Creo que Carrascal dice la verdad. De hecho, para no reconocer sus errores y su fracaso, los políticos han puesto de moda una frase, una consigna de partido, que dice: Los ciudadanos nos han enviado un mensaje... ¡Pero qué mensaje ni que gaitas! los votos no son mensajes. Y si admitimos que lo son, el mensaje en Cataluña al PP y PSOE ha sido rotundo: se acabó lo que se daba, nuevos tiempos, nuevas generaciones, nuevos partidos. Si no quieren verlo ni entenderlo, allá ellos... comenta José Luis Gardón. Por otra parte, RAFAEL GIL CERRACÍN nos escribe tras leer el artículo de Juan Manuel de Prada (en la edición de ayer) El Artículo 155 en el que mostraba, con las citas textuales pertinentes, que la Constitución establece, por una vez sin ambigüedad alguna, lo que se puede hacer y cuál es el procedimiento legal. Este artículo, se quejó el autor, no recibió ninguna mención, cita o comentario. Por lo visto a nadie pareció interesarle. Más tarde, el 27 de noviembre de 1997, en otro artículo titulado Complacencia indebida insistió en el tema. Qué pena que intelectuales de su talla no existan a día de hoy. Pero lo que podría hacer este periódico es volver a publicar aquellos artículos y, si es posible, que algunos de sus ilustres colaboradores lo comenten Separatista con paraguas y estelada, en Barcelona REUTERS titulado Tabarnia y me parece muy acertado lo que dice el autor, porque opino que es una mala idea lo que hay detrás de la palabreja tan de moda ahora y que no trae nada bueno, como dice él a veces hasta las ideas más ocurrentes las carga el diablo Camps, en ABC Reconociéndose como gran admirador del que fuera presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, nos escribe ÁNGEL FABREGAT para felicitarnos por lo que considera un gran acierto del periódico: incluir en nuestras páginas una Tribuna Abierta del expresidente. Ya lo disfruté en una Tercera publicada no hace demasiado. Me congratulo de volverle a leer al que reconozco como un gran político aunque pudiera cometer errores de cálculo al emprender ciertas polémicas empresas para poner a Valencia en el mapa Julián Marías en las páginas de ABC Y para zanjar el tema catalán, una sugerencia, de parte de FRANCISCO ANDRÉS MARTÍN: El 18 de febrero de 1996, el entonces su ilustre colaborador Julián Marías publicó en su periódico un artículo titulado