Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 26.12.2017 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 37.252 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Teléfono de atención 901 334 554. Centralita ABC 91 339 90 00. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Mosul celebra su primera misa de Navidad en tres años Cristianos y musulmanes se reunieron el 24 de diciembre en la maltrecha iglesia de San Pablo de la ciudad iraquí, liberada de Daesh hace cinco meses IGNACIO RUIZ- QUINTANO SILENCIO Mis éxitos pueden atribuirse, quizás, a tres cosas: la primera es el silencio, la segunda es más silencio, mientras que la tercera es mucho más silencio todavía A Monseñor Louis Sako, obispo patriarcal caldeo de Mosul, durante la Eucaristía en San Pablo, en Mosul EFE I. GUTIÉRREZ on esta celebración decimos a todos los habitantes de Mosul que son hermanos, sea cual sea su religión, su etnia y a pesar de todos los daños y los sufrimientos que les infligieron Este es el testimonio que la agencia AFP ha recogido de Farqad Malko, quien un mes atrás regresó del Kurdistán para rehacer su vida en la castigada ciudad del norte de Irak, liberada el pasado mes de julio de las fauces de Daesh tras nueve meses de lucha sangrienta. También es un mensaje de esperanza después de la catástrofe islamista. Tal y como asegura esta mujer iraquí, participante en la primera misa de Navidad oficiada en Mosul en tres años, estar aquí es una alegría inmensa C El 24 de diciembre, los villancicos volvieron a sonar en la iglesia de San Pablo, la única abierta en una ciudad en la que la presencia cristiana se remonta al siglo IV. Se colocaron árboles de Navidad, se instalaron cortinas blancas y rojas para ocultar las huellas de las explosiones en sus muros y vidrieras, se encendieron velas y se celebró la Eucaristía. En su homilía, ante al menos un centenar de cristianos y una buena cantidad de vecinos musulmanes, entre los que también se encontraban algunas autoridades locales y militares, el obispo patriarcal caldeo, monseñor Louis Sako, llamó a las decenas de fieles a rezar por la paz y la estabilidad en Mosul, en Irak y en el mundo A las puertas de templo se llevó a cabo un gran despliegue para velar por la seguridad de una misa histórica, que estuvo preparándose durante más de un mes. Junto a los blindados, no se ocultó la imagen de uno de los mártires cristianos de Mosul, asesinado por los yihadistas. Una manera de recordar tres años de ocupación, tres años de atrocidades, tres años de infierno. Después del éxodo Durante este periodo, Daesh persiguió en la segunda ciudad iraquí, al igual que en el resto del autodenominado califato a las minorías religiosas, en particular a los yazidíes y a los cristianos caldeos y siríacos de la meseta de Nínive, lo que desencadenó un éxodo masivo. Y aunque la derrota de los yihadistas aún no ha estimulado el retorno generalizado de quienes lo dejaron todo atrás, la restauración ya está en marcha. Se trata de nuestra tierra, de nuestras casas, y vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para reconstruir Mosul junto a nuestros hermanos de todas la religiones señala a AFP la joven Mina Ramez, de 20 años. Ella volvió a su ciudad hace dos meses, y lo hizo con un firme propósito: Nunca abandonaremos la tierra que nos ha visto nacer Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Sordo, adj. Que oye sólo lo que quiere. ntes de suicidarse en su piso de París, al financiero Ivar Kreuger Leonardo of larcenists lo llamó Galbraith) se le oyó decir: Los éxitos que he tenido pueden atribuirse, quizás, a tres cosas: la primera es el silencio, la segunda es más silencio, mientras que la tercera es mucho más silencio todavía. El presidente de Freixenet, que debe de ser nietzscheano (cree que la palabra más soez es más cortés que el silencio) achaca los males de Cataluña al silencio, esa consigna masónica, en un país, España, de carácter charlatán y cotilla. ¡Agorasei! Un silencio político, entre las dos clases de silencio que distinguía el Séneca: el de la noche (romántico, vulgar, negativo, de inhibición y ausencia) y el de la siesta (positivo, producido a fuerza de luz y a fuerza de vida) El de la noche no es verdadero silencio, pues las cosas están muertas. Sólo en pleno día andaluz, a las tres, es cuando las cosas están calladas. En Cataluña sólo hablan Guardiola y Xavi, ambos ex cerebros de España, uno en Manchester y otro en Qatar, que son como los niños de San Ildefonso del Puigdemont de Bruselas, la única embajada catalana que Rajoy, ay, se negó a cerrar por ese artículo 155 que en su mano es como el pin de la proverbial cronoquinesis mariana, por la que los flabelíferos pintan a Mariano como al Hiro Nakamura de la partidocracia. Más que cobarde, es que atrasa. A Mariano le dicen cobarde porque atrasa, y a Puigdemont, porque adelanta. Recollons, quina nit! recibió el general Batet a los presos del golpe catalán del 34. ¡Recojones, qué artículo! será el recibimiento de Mariano a Puigdemont. La política no da leones. En la guerra los únicos dirigentes caídos fueron los falangistas. Y a los líderes socialistas de la huelga del 17 los hallaron en casa de Gualteiro José Ortega: Largo, entre dos colchones; Saborit, debajo de la cama; Besteiro, detrás de un armario de luna; Anguiano, detrás de una cortina; y en una tinaja, Virginia González.