Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 MADRID MARTES, 26 DE DICIEMBRE DE 2017 abc. es espana madrid ABC ¡Paradlo, por Dios, sacadnos del ascensor! Cuatro miembros de una familia, heridos al descolgarse el elevador de su bloque desde una cuarta planta en Centro TATIANA G. RIVAS MADRID La Nochebuena para la familia Salcines Lavín acabó en tragedia. El ascensor que utilizaron el matrimonio, de 58 años, y sus dos hijas, de entre 25 y 30 años, se descolgó desde la cuarta planta del bloque de viviendas ubicado en la calle Conde Duque, 3. Las medidas de seguridad del elevador, supuestamente hidráulico, según los vecinos, fallaron y el aparato chocó contra el suelo sin que se accionara el paracaídas. Tras el impacto, los cuatro resultaron heridos con fracturas en las piernas y hemorragias diversas por los cortes producidos de los cristales y diferentes piezas rotas. Todos fueron ingresados en distintos hospitales de la capital. El estado de la madre tras el siniestro fue el más grave. Según especificaron desde Emergencias Madrid, se sospechaba que, además de las roturas, también presentara alguna lesión interna. Al cierre de esta edición, la mujer continuaba ingresada e grave en el Hospital Doce de Octubre. El incidente ocurrió en el bloque de la calle Conde Duque, 3 (distrito Centro) pasadas las 8.10 de la tarde. En el cuarto piso, centro, viven las dos hijas del matrimonio desde hace al menos dos años. Se desconoce si el accidente se produjo cuando los cuatro subían desde el bajo hasta la cuarta planta o se disponían a descender desde este último piso. El hecho fue, según detallaron los Bomberos de Madrid, que la cabina se descolgó desde esa altura. Estábamos preparando la cena en casa de mi abuelo y se empezó a escuchar un ruido muy fuerte. Parecía que se iba a caer el edificio. Comenzaron a escucharse gritos y salimos varios vecinos al descansillo a ver qué ocurría relataba Alba Villar desde la tercera planta de este inmueble. Ella, de 26 años, fue testigo directo de lo ocurrido y fue quien se encargó de dar la voz de alarma al 112. A las 8.13 horas estaba llamando al Samur y todavía no se había caído del todo el ascensor. Cuando yo iba bajando por las escaleras por la primera planta se desplomó contra el suelo. Una de las hijas seguía chillando: ¡Paradlo, por Dios! ¡Sacadnos del ascensor! ¡Mis padres! rememoraba. El elevador, de la empresa Grupo Excelsior, fue instalado hace más de una década entre las escaleras del bloque con reja descubierta. Según los residentes pasa las revisiones correspondientes. ABC trató de obtener ayer una versión oficial de esta empresa sobre las posibles causas del accidente, pero no hubo responsables que la ofre- Sonaba que parecía que se iba a caer el edificio Alba Villar, en la imagen superior, fue testigo directo del suceso. Ella fue la que dio la voz de alarma al 112. Cuenta que pasadas las 8.10 comenzaron a escucharse gritos y que parecía que iba a caerse el edificio. Vio a la familia que sufrió el accidente después de que la cabina chocara contra el suelo. En la imagen inferior, los bomberos y los médicos del Samur en plena labor de rescate. A la derecha, estado en que quedó la parte superior de la cabina, peso que mantuvo el techo del ascensor evitando un episodio más funesto. cieran. Gracias a que el techo de la cabina aguantó el peso de la maquinara superior y los cables de suspensión, no hubo que lamentar un episodio más negro. Un rescate complicado Ayer, el recorrido del elevador narraba el incidente. El enrejado que cubre el aparato estaba abollado a lo largo de todos los pisos. Fue cayendo poco a poco. Tras el choque, la mitad de la cabina se quedó por debajo de la planta baja y con las puertas correderas cerradas, lo que dificultó la labor de los bomberos. Tuvieron que abrirlas con medios mecánicos y recuperar a los accidentados con arneses. El suelo aún mantenía sangre en el interior y decenas de cristales rotos. Alba contaba que los vecinos de Conde Duque no pudieron celebrar la Nochebuena. Tampoco dormir. La imagen que vieron dentro del ascensor, el ruido y los gritos no se les borraban de la cabeza. La Policía Nacional investiga las causas del incidente. Toda la familia continúa ingresada en diferentes hospitales: el padre, en el Clínico. Las chicas, en la Jiménez Díaz y La Paz. Desde la Consejería de Sanidad no especificaron cuál era su estado. ALBERTO FANEGO EMERGENCIAS MADRID