Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 26 DE DICIEMBRE DE 2017 abc. es economia ECONOMÍA 37 JUAN VELARDE FUERTES LO QUE DEBE PREOCUPARNOS parte, naturalmente, de que ha de ser alta nuestra preocupación, desde el punto de vista de la economía, de la cuestión de Cataluña, existen cuatro cuestiones muy actuales sobre las que se debe llamar la atención. La primera es la existencia de un nuevo choque petrolífero. Basta señalar que la cotización del barril de petróleo West Texas ha crecido en un año, según The Economist de 2 de diciembre de 2017 en un 28,2 Este golpe a los precios en España se liga, de inmediato, al problema del agua. Tras las aportaciones sobre la importancia derivada de ese insumo para la marcha de nuestra economía hechas por Jaime Lamo de Espinosa, los datos de nuestra pluviometría a lo largo de 2017, muestran que aquellas alusiones a los riesgos de una España seca, como los que se expresaban en el libro de Manuel Toharia, El desierto invade España (Instituto de Estudios Económicos, 1988) han de tener en cuenta, y por ello, replantear, desde un punto nacional, y no de aislamiento de las autonomías, esta cuestión del agua. España es un país mediterráneo, y su conexión creciente con los mercados del Pacífico y del Índico asiático, desde Guam y Japón, hasta Singapur y Filipinas, transcurre por ese mar. La orientación de nuestra economía en este sentido es muy conveniente. Por ejemplo, nunca se alabará bastante a la Fundación ICO esa orientación hacia el enlace con la economía china, que ha conseguido que un conjunto de profesores de la Escuela Central del Partido Comunista de China, que es, en estos momentos, el principal centro orientador del pensamiento del Gobierno chino, reciba una visión de España como un país moderno y solvente Pero nuestro enlace mercantil, puede verse comprometido por el alud de tensiones surgidas en el Oriente Medio. Basta contemplar un mapa para entenderlo. Finalmente, las consecuencias del Brexit, sin olvidar que España tiene con él la frontera de Gibraltar y no solo Irlanda, sino también la del Campo de Gibraltar, desde Algeciras al occidente de la provincia de Málaga, puede tener complicaciones serias, sin olvidar el tema de los residentes, del turismo y de importantes inversiones mutuas. A no olvidar, pues, el nuevo choque petrolífero, la sequía, el conflicto de Oriente Medio y la negociación tras el Brexit. Nos jugamos mucho. A Más del 66 de la inversión de las socimis en Barcelona es en vivienda y solo el 30,9 en oficinas ERNESTO AGUDO Madrid concentra casi la mitad de los inmuebles de las socimis La inversión en vivienda duplica a la destinada a oficinas en Barcelona GUILLERMO GINÉS MADRID ¿Qué son y cuándo nacieron las socimis? Las sociedades cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario tienen su origen en España en 2009, con la ley 11 2009, si bien es en 2013, con la reforma de la norma y la ley 16 2012, cuando nacen las primeras. Son un vehículo de inversión relativamente nuevo en nuestro país, mientras que en otros ya existían como REIT real estate investment trusts En 1960 fueron aprobadas en EE. UU. para que los pequeños inversores también pudieran invertir en el sector inmobiliario. No fue hasta los 90 cuando se popularizan y comienzan a crecer internacionalmente. El principal índice global, el FTSE EPRA NAREIT, tiene un valor de mercado de 1,4 trillones de dólares. Las socimis se han convertido en protagonistas de la recuperación inmobiliaria. Estas sociedades cotizadas especializadas en el alquiler de inmuebles se han multiplicado en los últimos años, han profesionalizado el sector y han ampliado notablemente su cartera de activos a nivel nacional. La situación política, sin embargo, ha provocado un crecimiento desigual en este ámbito entre Madrid y Barcelona, según las cifras del asesor registrado Armabex. De las 17 sociedades que se han incorporado al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) este año, 13 contaban con presencia en Madrid, y solo 5 estaban en Barcelona. Entre los 4.566 millones de euros que poseen en activos los vehículos de inversión que han dado su salto al MAB en 2017, un 40,8 fueron de socimis presentes en Madrid. Barcelona atrajo el 13,5 Las diferencias también se reflejan en el tipo de inversión que recibe cada ciudad. No hay que olvidar que las socimis se dedican al alquiler de todo tipo de inmuebles, que pueden ir desde viviendas hasta gimnasios. Además, estos vehículos han iniciado su especialización, gracias a que muchos de ellos ya ha vencido la norma que estipula que debe transcurrir un periodo mínimo de tres años por el cuál debían conservar un activo en su cartera. Bajo esta tendencia, en Barcelona se está imponiendo la vivienda, mientras que en Madrid existe una mayor presencia de oficinas. Un 66,3 de la inversión de las socimis en la Ciudad Condal corresponde al mercado residencial. Desde Armabex explican que esta cifra, que se apoya en el marcado componente turístico de la ciudad, apenas se ha visto influida por la coyuntura política de los últimos meses. Residencial y oficinas Una situación distinta ha vivido el segmento de oficinas, que aglutina el 30,9 de las inversiones y que, según el asesor registrado, sí ha sufrido el desafío soberanista. Más que por las empresas que se han ido, el gran perjuicio económico está llegando por las que han paralizado sus inversiones en la ciudad sostienen desde Armabex. Las inversiones en activos como naves (0,7 centros comerciales (0,6 u hoteles (0,6 es casi residual. En Madrid, por contra, se reparte más la inversión. La encabeza el segmento de las oficinas con un 27,7 por ser sede social de empresas grandes. Tras estos activos se sitúan la vivienda (24,4 y los locales (15,9 Por detrás se establecen las naves (7,4 los terrenos (7,2 y los centros comerciales (6 La inversión hotelera es considerablemente reducida (1,2 Lo cierto es que las oficinas destacan tanto entre los no residentes como entre los grupos familiares. El 30,1 de la inversión de los primeros va a parar a este segmento, que se encuentra por delante de otros como la vivienda (25,4 y los centros comerciales (20,9 Hay que tener en cuenta que 21 de las 44 sociedades presentes en el MAB pertenecen a este tipo de inversor. El valor de los activos gestionados por estos inversores alcanza los 6.728 millones, el 55,1 del total. Respecto a los fondos empleados por el segundo grupo, un 24,2 de la misma se destina a este segmento, seguido de cerca de la vivienda (20,7 y los centros comerciales (19 En total, los grupos familiares controlan cinco socimis del MAB. Estas aglutinan un 19,8 de los activos totales, valorados en 2.422 millones. En 2017 se ha consolidado el crecimiento de estas nuevas figuras de inversión. Las socimis del MAB cuentan con activos valorados en más de 12.200 millones, según Armabex. A ello hay que sumar la cartera de los dos gigantes del sector en el Ibex, Merlin y Colonial.