Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 26 DE DICIEMBRE DE 2017 abc. es economia ECONOMÍA 35 Evolución del déficit En del PIB. Sin ayudas a la banca Administración central Comunidades autónomas Corporaciones locales Seguridad Social Total AA. PP. Objetivos 1,15 1 0- 1- 2- 3- 4- 5- 6- 7- 8- 9- 10- 11 0,82 -3 Previsión del Gobierno -4,42- 6,3 -6 -6,79- 9,3 -9,5- 11,0 2008 09 10 11 12 13- 9,28- 6,68- 6,5 -4,2 -5,5 -5,86- 5,08 -4,33- 4,6 -3,1 Valencia cree que las regiones han recibido 191.000 millones de menos desde 2009 Comunidades y Hacienda se reúnen el jueves para analizar el modelo de financiación J. T. MADRID 14 15 16 17 Fuente: Ministerio de Hacienda y Función Pública Previsiones del Gobierno ¿Qué es la regla de gasto? Es un instrumento de disciplina presupuestaria que trata de garantizar la sostenibilidad de las cuentas públicas. Esta regla impide que el gasto público crezca anualmente por encima del PIB, salvo en el supuesto de que ese mayor gasto se pueda compensar un incremento permanente de los ingresos. vos que la regla de gasto cuando se tiene desequilibrio, lo que explica que Hacienda no haya sido especialmente estricta en esta indicador con regiones y Estado. Sin embargo, hasta septiembre las comunidades registraron un superávit de 0,09 del PIB, aunque a final de año estos números empeorarán. Por ello, ante esta reducción de su déficit, la regla de gasto tendrá un peso mayor en el control de Hacienda. Pese a que el Estado cerrará con el mayor déficit de las administraciones, en el entorno del 1,7 del PIB, hasta septiembre su gasto se contrajo un 6,8 Los ayuntamientos son viejos conocidos de la regla de gasto, ya que desde que entró en vigor la ley de Estabilidad en 2012 ha logrado que alcancen superávit año tras año, siendo así su principal corsé presupuestario. Los municipios cuentan ya con 21.871 millones en cuentas bancarias un 1,9 del PIB que Hacienda no les deja gastar, salvo para pagar a proveedores, reducir deuda o en inversiones financieramente sostenibles. Montoro se comprometió a reformar la regla de gasto con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para hacerla más comprensible y menos exigente. Tras la intervención del Ayuntamiento de Madrid, el Congreso de los Diputados aprobó una proposición de ley para permitir no aplicar el indicador a los municipios en superávit y con una deuda sostenible. Sin embargo, Bruselas cada vez dará más importancia a la regla de gasto, con un enfoque más restrictivo que el de Hacienda, y menos al déficit, ya que en la UE solo Francia y España siguen con un agujero por encima del 3 del PIB. Ambos tratarán de salir de la tutela comunitaria en abril de 2018 y, si pasan al brazo preventivo, la Comisión comenzará a supervisar su gasto. La regla de gasto asegura que las administraciones saneadas no desbocan su desembolso y reducen deuda durante la época de bonanza, para enfrentar las futuras crisis con mayor holgura y sin necesidad de hacer recortes en el Estado del Bienestar. El Ministerio, tras solo controlar con celo el cumplimiento de los ayuntamientos, ya ha comenzado a vigilar también a las comunidades autónomas. La regla de gasto ha llegado para quedarse. Pese a la parálisis política que viven los Presupuestos, el Ministerio de Hacienda ha convocado para este jueves a las comunidades de régimen común para analizar sus propuestas sobre el modelo de financiación. Así, se reunirá el llamado Comité Técnico Permanente de Evaluación (CTPE) Las regiones remitieron al Ministerio sus valoraciones sobre el informe que los expertos hicieron en julio para alumbrar un nuevo modelo de financiación autonómica. Las diferencias abundan, si bien todas demandan más recursos y piden que Navarra y País Vasco contribuyan más que en la actualidad. El experto de la Comunidad Valenciana, Francisco Pérez, en su voto particular, cifró en 191.498 millones la infrafinanciación de las comunidades de régimen común desde 2009. Andalucía (5.712 euros de infrafinanciación por habitante y 36.155 en total) Comunidad Valenciana (6.975 euros de infrafinanciación per cápita y 26.999 millones en total) y Cataluña (1.628 euros por habitante y 36.893 millones en conjunto) son las comunidades más infrafinanciadas. En general, pocas comunidades apoyan la propuesta de los expertos de que las regiones puedan de- cidir colegiadamente si subir o bajar el IVA. Madrid, por ejemplo, está en contra de toda quita de deuda del Estado a las regiones, que haya comunidades que ingresen menos y pide poder ingresar y gestionar un mayor porcentaje del IRPF, que ahora está en el 50 La propuesta de Andalucía, sin embargo, pide armonizar impuestos y explorar salidas al mercado conjuntas entre varias comunidades para abaratar costes de financiación, si bien no reclama una quita. La Generalitat Valenciana plantea que las comunidades asuman el 70 de la recaudación del IVA y los Impuestos Especiales ahora es del 50 y del 58 Y pide quitas de deuda para las comunidades infrafinanciadas desde 2009. Por contra, Galicia considera que, a diferencia de la reforma de la financiación de 2009, esta debe darse tras alcanzar un consenso multilateral y pide que el nuevo modelo priorice la dispersión geográfica y el envejecimiento de la población. Baleares, por su parte, plantea una doble vía regional: que haya comunidades que puedan entregar sus competencias al Estado para no asumir su gestión, y otras que las quieran desarrollar, tengan mayores recursos. Reclama que haya quitas de deuda del Estado y que se compartan las bases de datos de la Agencia Tributaria estatal y las autonómicas. Extremadura, por último, rechaza la propuesta de los expertos de que las comunidades, en comandita, puedan subir o bajar el IVA para evitar enfrentamientos no deseados Apoya la armonización de Sucesiones y prefiere no abordar una quita de deuda.