Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 ABCdelOCIO VIERNES, 15 DE DICIEMBRE DE 2017 abc. es ABC E n escena La autora de Las Meninas Noche de copia en el Museo del Prado Carmen Machi protagoniza en el teatro Valle- Inclán esta fábula distópica de Ernesto Caballero JULIO BRAVO A ño 2037. sor Ángela, una monja copista, recibe de la directora del Museo del Prado el cometido de realizar una copia exacta de Las Meninas Detrás del encargo se oculta la intención del Gobierno de vender parte del patrimonio cultural español para salvar la situación económica. Así arranca La autora de Las Meninas una obra que llega hoy al teatro Valle- Inclán de Madrid después de una gira de cerca de un año. Cuenta con texto y dirección de Ernesto Caballero y un reparto encabezado por Carmen Machi, a la que acompañan Mireia Aixalà y Francisco Reyes. falta ser artista para ser un vanidoso sis, plantearon la posibilidad de la venta del patrimonio artístico como un camino para tapar agujeros. Y es que La autora de Las meninas según reconoce el dramaturgo (actual director del Centro Dramático Nacional) tiene una doble dirección; por un lado, la reflexión sobre la condición del artista hoy, su compromiso y, por otro lado, un asunto más No hace general que alude a la rela- Una fábula Es una fábula distópica con estas palabras define Ernesto Caballero esta obra, en la que la religiosa sufre una transformación y pasa de su inicial inocencia a tomar conciencia de su subjetividad y su capacidad creadora, hasta el punto de convertirse en una performer mediática Es un relato sobre la vanidad añade el autor, que reconoce en el texto ciertas referencias calderonianas El mágico prodigioso al introducir en el texto un personaje, un vigilante del museo, que encarna la tentación. El tercer personaje es la directora del Prado, en quien Caballero ha volcado su frustración ante los representantes de la nueva política Pertenece a un partido que se llama Pueblo en pie, pero que no se diferencia de los de la vieja política no entienden lo que la cultura significa para la regeneración política Concebí una distopía explica Ca- Carmen Machi, como sor Ángela ballero en la idea de que la preservación del patrimonio corría el riesgo de desaparecer. Al hacer una sátira planteaba que incluso los propios responsables del patrimonio relativizaban el DAVID RUANO ción de la sociedad con su patrimonio. Surgió el tema de la vanidad del artista. La obra plantea la pregunta de qué ocurre cuando la legítima y encomiable subjetividad del creador se convierte en mero ensimismamiento y en vanidad inflada. De estas inquietudes nació una autocrítica hacia la figura del artista contemporáneo, extensible, naturalmente al creador escénico Esta obra habla del ayer, del hoy y del mañana completa Carmen Machi, su protagonista, que defiende que no hace falta ser artista para ser vanidoso; los hay en todas partes. La vanidad realmente juega una mala pasada cuando uno pierde la capacidad de admirar al de al lado. ¿Que cómo se lucha contra ella? Solo se puede hacer trabajando La autora de Las Meninas Madrid. Teatro Valle- Inclán. Del 15 de diciembre al 28 de enero. De martes a sábados, 20,30 horas. Domingos, 19,30 horas sentido de salvaguardar las grandes obras del pasado. ¿Por qué no vender las obras maestras para cubrir la Deuda Pública? Este discurso se dejó sentir en algunas voces que, en plena cri- Crítica de teatro Sacrificio IPHIGENIA EN VALLECAS Autor: Gary Owen. Adaptación: María Hervás. Dirección: Antonio C. Guijosa. Escenografía: Mónica Teijeiro. Iluminación: Daniel Checa. Intérprete: María Hervás. El Pavón Teatro Kamikaze. Madrid. JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN El dramaturgo galés Gary Owen fue galardonado en el Festival de Edim- burgo por Iphigenia in Splott (2015) una variante suburbial de esa Ifigenia mítica, hija de Agamenón y Clitemnestra, cuyo sacrificio propició que las naves griegas pudieran partir rumbo a Troya. La heroína de Owen ni es virgen como aquella ni otros dioses que los de la calle trazan las líneas de su destino de joven sin blanca que vive a salto de mata en Splott, un barrio obrero de Cardiff. María Hervás ha adaptado con garra, fluidez y sensibilidad, en un gran trabajo de plasticidad lingüística y sentido dramático, ese texto rabioso y cargado de metralla crítica contra una realidad socioeconómica en la que siempre son los desfavorecidos quienes pagan el pato de la crisis. La actriz sitúa a su choni en el madrileño barrio de Vallecas, allí se las apaña para vivir, beber y drogarse sin dar un palo al agua en un paisaje marginal donde campan el desempleo y el desamparo social. El destello de amor que le hace albergar esperanzas de poder huir de la rutina autodestructiva en que se agita es, al cabo, un espejismo que le hace desembocar en una renuncia sacrificial en la que ondea un orgulloso gesto de dignidad personal. Muy bien dirigida por Antonio C. Guijosa, que controla atinadamente los tiempos del monólogo, Hervás ha vuelto al Ambigú del Pavón Kamikaze con esta Ifi que dibuja con gracia y verdad como un bello garabato nervioso, malhablado, violento y tierno, con aliño indumentario de sudadera, mallas, tremendos pendientes de aro y línea de ojos devastadora. Un prodigio de composición de voz y gesto, de matices y de sutileza en la gradación de la evolución íntima del personaje.