Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA VIERNES, 15 DE DICIEMBRE DE 2017 abc. es espana ABC Pocas esperanzas Muy pocos confían en que semejante órdago al proceso tenga visos de prosperar El juez Álvaro Martín De admitirse, se anularían todas las actuaciones adoptadas por el juez Álvaro Martín no de este órgano el pasado 14 de diciembre de 2015 que aprobaba el plan de actuación presentado conjuntamente por la magistrada y el juez de refuerzo. Núñez delegaba en éste la instrucción de seis piezas de los ERE, incluida la que ahora se enjuicia, con la finalidad de conseguir celeridad y una respuesta ágil, dando un impulso de especial relevancia a la tramitación de las diligencias previas 174 2011, la macrocausa de los ERE. La petición de la Defensa constituye un auténtico torpedo en la línea de flotación de una causa que ha llevado a juicio a una época de poder absoluto en la Junta de Andalucía ejercido por Chaves y Griñán, presidentes durante 23 años ininterrumpidos. De admitirse, se anularían todas las actuaciones adoptadas por el juez Álvaro Martín desde diciembre de 2015 hasta finales de 2016, incluido el auto de procedimiento abreviado (PROA) que daba por finalizada la instrucción de la pieza política, la resolución que incriminó a 26 exaltos cargos de la Junta. La Audiencia de Sevilla luego exculpó a cuatro de ellos. Muy pocos confían en que semejante órdago al proceso tenga visos de prosperar aunque desde el punto de vista jurídico plantee algunas dudas y podría ser motivo de recurso en el caso de que el tribunal dicte una sentencia condenatoria. Fuentes del caso consultadas distinguen entre el papel que ejerció Álvaro Martín en la etapa de Mercedes Alaya, cuando se limitó a prestarle apoyo en el juzgado, y su actuación bajo el mandato de Núñez, a la que prácticamente sustituyó en la instrucción de la causa más decisiva de los ERE. El expresidente de la Junta y exministro de Trabajo Manuel Chaves, charla ayer con Magdalena Álvarez POOL Caso ERE en Andalucía Un acusado busca anular el juicio por una decisión de la juez Núñez Una de las defensas alega que ella erró por no instruir la pieza política de la causa A. R. VEGA SEVILLA La cuestión que marcará las próximas páginas del juicio de los ERE es: ¿podía un juez de refuerzo como Álvaro Martín instruir la pieza política que ha sentado a los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán en el banqui- llo de los acusados? La juez María Núñez Bolaños entiende que sí cuando delegó en su juez de apoyo el conocimiento y tramitación de esta causa, centrada en el procedimiento especifíco de financiación y reparto de las ayudas irregulares. Pero la defensa de uno de los acusados, el exdirector general de Presupuestos de la Junta Antonio Vicente Lozano, cuestiona esta decisión alegando que se violó el derecho fundamental al juez predeterminado por la ley, consagrado por la Constitución Española. Aún no se ha planteado esta cuestión previa y, seguramente no será hasta el 9 de enero, hasta que se reanude la vis- ta oral a la vuelta de las Navidades, cuando el letrado José María Mohedano, que también defiende a Griñán, pueda defender esta tesis. Pero desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y la juez titular del juzgado de Intrucción número 6 de Sevila ya se han anticipado para disipar las dudas que se ha vertido sobre la investigación realizada por un juez que estaba en régimen de comisión de servicios. Desde el TSJA facilitaron ayer a la Prensa, entre otros documentos, el acuerdo adoptado por la Sala de Gobier- INDEPENDENCIA JUDICIAL Alaya: el fallo del TSJ por los ERE genera una incertidumbre fea ADE PALOMAR VALENCIA Mercedes Alaya Una investigación de corrupción tiene que ser independiente del poder político. Esta es la premisa que la jueza Mercedes Alaya, instructora inicial de la investigación de los ERE, defendió ayer en la Ciudad de la Justicia de Valencia en una conferencia sobre Independencia Judicial. Hasta qué punto el Poder Judicial no tiene independencia que una carta privada y con destinatario se dio a todos los medios de comunicación en un trámite Alaya se refería al comunicado en el que manifestaba sus dudas personales sobre la juez que que le relevó en el caso de los ERE, María Núñez Bolaños, que se le vinculaba con el entonces consejero de Justicia. Esas sospechas son conocidas en Sevilla sobradamente y lo comuniqué con respeto aseguró la magistrada. Mercedes Alaya admitió tener muy buenas sensaciones sobre el inicio del EFE caso ERE. La instrucción ha sido exha ustiva, hay elementos que son irrefutables, además hay mucha prueba documental Sin embargo, Alaya también expresó cierto grado de incertidumbre fea que genera que, una vez el órgano de enjuiciamiento finalmente decida, la sentencia que se dicte pase a la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia. Teniendo en cuenta que un tercio de sus miembros han sido elegidos por el Parlamento autonómico y que el presidente del Tribunal de Justicia al que le tengo todos los respetos también es un cargo discrecional... Esa apariencia de independencia judicial es lo que nos quita el sueño a muchos