Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 13 DE DICIEMBRE DE 2017 abc. es deportes DEPORTES 53 30 DE MAYO 2015 9 DE MAYO DE 2016 NOVIEMBRE DE 2016 La definitiva La tercera gran pitada al himno en la final de la Copa del Rey, esta vez en el Camp Nou, sí ha terminado en juicio tras un recorrido de dos años y medio. Dos archivos Hasta en dos ocasiones el juez Andreu archiva la investigación, por considerar que ni los clubes ni las asociaciones puede cometer injurias. Lo reabre la Sala La Sala de lo Penal obliga al juez a reabrir por tercera vez la causa, y Andreu cita como investigado a Santiago Espot, presidente de Catalunya Acció. Libertad de expresión El acusado se ampara en la libertad de expresión y se define como un activista independentista catalán Intolerancia La fiscal pide que se reabra el proceso sancionador por fomentar la intolerancia en el deporte, si es absuelto partido en el Camp Nou. El Barça venció por tres goles a uno con una actuación decisiva de Messi, que abrió el resultado tras dejar en el camino a tres rivales. El Rey escuchó impasible la atronadora protesta, acompañado por Ángel Villar y un sonriente Artur Mas, entonces presidente de la Generalitat. En su alegato, la fiscal explicó que el mismo castigo merecería una ofensa contra un himno autonómico y pidió que, si Espot queda absuelto, se reabra el proceso administrativo para sancionar al acusado por fomentar actitudes intolerantes en el deporte. Los precedentes En la posición opuesta se situó Espot, que se consideró inocente, declaró en catalán, y atendió solo a las cuestiones de su abogado. El presidente de Catalunya Acció se definió como un activista por la independencia de Cataluña y ubicó el manifiesto que promovió la pitada en su derecho a la libertad de expresión. Alegó que el manifiesto no incluyó valoraciones personales del Rey, solo políticas. Espot también argumentó que el antecedente de 2009 cuando la Audiencia Nacional archivó la causa por la pitada de la final de Copa de aquella temporada, con el apoyo de la Fiscalía le llevó a la conclusión de que pitar a un personaje público estaba amparado por la libertad de expresión. La defensa del acusado denunció el giro copernicano del Ministerio Público ante ambos eventos similares y se cuestionó en voz alta por qué la pitada de 2015 sí merece un reproche penal, y la del 2009, no. La fiscal rebatió acudiendo al argumento que tuvo en cuenta la Sala de lo Penal para reabrir el caso: que en 2015 existía otro ambiente institucional en Cataluña La acusadora concluyó que la pitada vulneró los límites que acotan el derecho a la libertad de expresión, mientras el defensor atacó esa argumentación. No voy a defender que la pitada sea correcta, pero no debe tener efectos penales El juez central de lo penal de la Audiencia Nacional, José María Vázquez Honrubia, tiene la palabra. Santiago Espot, presidente de Catalunya Acció, en el centro, ayer a su llegada a la Audiencia Nacional JAIME GARCÍA El juez afea a Espot declarar en catalán sabiendo español L. P. A. MADRID El abogado preguntaba en castellano, el acusado respondía en catalán, y la intérprete callaba, sin que nadie requiriese sus servicios. A esa situación se llegó ayer en el juicio en la Audiencia Nacional al promotor de la pitada al himno de España en la final de la Copa del Rey celebrada en mayo de 2015. Si, si us plau Así respondió Santiago Espot cuando fue preguntado por el juez si pretendía declarar y defenderse en catalán. El asunto llegó al inicio del juicio, en las cuestiones iniciales de presentación, y la anécdota marcó toda la vista oral. En ese momento, el juez central de lo penal de la Audiencia Nacional, José María Vázquez Honrubia, afeó a Espot su elección, aunque le reconoció su derecho a hacerlo. Es notorio que usted habla castellano perfectamente, y hasta sin acento comentó el magistrado, que lamentó que la necesidad de una traducción pudiese retrasar el desarrollo del juicio. No fue así: el propio juez renunció a la traducción simultánea de la intérprete, que se sentó en el banquillo, a la espera, por si en alguna ocasión su labor era necesaria. A lo que hemos llegado Fíjese a lo que hemos llegado advirtió Vázquez Honrubia, cuando la intérprete tradujo en una ocasión las palabras del juez del castellano al catalán. Tras esa situación curiosa en palabras del propio magis- trado la intérprete solo intervino puntualmente, cuando Vázquez Honrubia pidió su ayuda para entender alguna palabra, como fablessa que en castellano significa debilidad. Mientras el presidente de Catulanya Acció expresaba sus argumentos, atendiendo a su letrado, al juez no se le olvidó la cuestión. En un momento de la declaración, Espot relató que a los independentistas se les ha acusado de nazis y fascistas El juez se coló en el interrogatorio y cuestionó qué quería decir, pues la palabra nazi se pronunció con s Y si sabe pronunciar la z, ¿por qué no responde en castellano para mí? rebatió el juez. El acusado insistió en que respondía en catalán, dado su derecho a hacerlo. Ante el enjambre de periodistas que le aguardaron a la salida del juicio, con las televisiones en directo, el promotor de la pitada optó, esta vez sí, por el castellano.