Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 ABC DEPORTE del LUNES, 20 DE NOVIEMBRE DE 2017 abc. es deportes ABC CRISIS GOLEADORA EN Con la mirilla en blanco Ronaldo no marca y Benzema ni anota ni abre pasillo. Asensio e Isco, cuatro goles, son los arietes. Es la hora de Mayoral T. GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID Cristiano solo lleva un gol en Liga; suma seis en Champions Zidane encuentra el lado positivo de todas las situaciones. La mala racha goleadora del Real Madrid, 22 dianas en doce jornadas, doce menos que en la Liga anterior, es un buen ejemplo del sufrimiento que soporta un jugador blanco cuando las vacas están flacas de goles. Jóvenes como Ceballos, Theo, Marcos Llorente, Vallejo y Mayoral, incorporaciones del equipo en el verano, han vivido en cuatro meses la gloria de los éxitos y las críticas de los momentos duros. Es un buen bagaje para el futuro señala el cuerpo técnico. Zidane soporta estoicamente la sequía de sus estrellas y asegura que lloverán goles pronto, porque observa un ascenso en el nivel de futbolistas como Marcelo y Modric, un tren al que se su- Están cerrados. Hay cortocircuito general arriba. Ronaldo celebró seis dianas en Champions y está obsesionado con su desacierto en el torneo español. El francés se rompió en septiembre y no ha recuperado su plebirán otros hombres importantes en nitud física. Zidane le concede partidiciembre. Y en cuanto lleguen goles, dos porque es la única manera para vendrán todos de golpe auguran los que su compatriota vuelva a ser el de preparadores que trabajan con los pro- antes. Marcó un golazo en su reaparitagonistas. De momento, los goles no ción, en Getafe, y nada más. han venido. Es extraño ver al campeón Asensio es ya el sustituto de Benzecon una media de 1,8 tantos por par- ma. Pero el mallorquín no es ariete. Es tido, cuando hace un año tenía un pro- hora de buscar soluciones entre los medio de 2,8. Los delanteros están se- delanteros. Borja Mayoral, que marcó cos y son los centrocamun gran gol en San Sebaspistas los que han tián, merece su oportuintentado cubrir las canidad. Y Lucas, autor de Goles en la rencias de los puntas. Es otro tanto, debe aportar jornada 12 raro encontrar a Isco y su velocidad en ataque Asensio como máximos para poner otra marcha artilleros del equipo en a un fútbol, el madridisen 2016 el campeonato domésta, lento y previsible. tico, con cuatro goles Mayoral rindió siemcada uno. Todavía es pre que salió. No es un más sorprendente connueve puro, es un atacanen 2017 tabilizar a Ceballos y Cate completo que regatea semiro, un suplente y un y tiene fuerza para escacentrocampista defenparse por piernas, pero sivo, como los siguientes rematadores tiene gol. Ha competido solo 135 mide la plantilla, con dos tantos cada uno. nutos, repartidos en ocho encuentros, Están igualados con Bale, el integran- en los que marcó ese tanto en Liga y te de la BBC que menos juega, golea- dio una asistencia en Champions. do por las lesiones, y el que más acierLucas es el mejor hombre en el uno to suma de los tres. Son datos que evi- contra uno para romper las cerradas dencian que el primer problema del defensas que esperan al Real Madrid Real Madrid es que sus dos puntas del en cada enfrentamiento liguero. 4- 4- 2 actual, Cristiano y Benzema, los Ceballos, un mediocampista con oltitulares fijos, no funcionan hasta el fato goleador, es la tercera vía. Zidane momento. Ni siquiera el francés abre necesita encontrar recursos y no puelos pasillos de siempre al portugués. de esperar más. 34 22 NADAR ENTRE TIBURONES BLANCOS POR DAVID GISTAU El derbi zombi l nuevo escenario provocó de entrada una percepción engañosa del derbi... No evocaba aquellos de sabor casi barrial de los de Liga en el Calderón, sino los desplazamientos recientes a grandes estadios europeos, sin memoria alguna ni del Madrid ni del Atleti, para jugar en ellos las finales de Champions. Eso parecía: otra vez Lisboa pero con mayoría abrumadora de la hinchada del Atleti en la grada, como si la de Chamartín se hu- E biera quedado atascada en aquel inmenso cul- de- sac que era la sucesión de peajes de ingreso a la ciudad. Se habla mucho de que el Atleti no se encuentra en el Metropolitano y además no consigue una gran noche de conciliación con su casa nueva. Pero es que al Real Madrid le sucedió lo mismo. Aunque no siempre de modo gozoso, el Calderón también era un territorio conocido para el Madrí. Un espacio asociado a la tradición de los derbis del cual sabíamos hasta cuántas estaciones de metro había que hacer y con el que existía, noches vietnamitas aparte, una relación de recuerdos gratos, el último, la maniobra de Benzema cuando remontó sin espacio y rodeado de marcadores la línea de fondo. El Real Madrid entró desorientado en el Metropolitano y de hecho no se encontró a sí mismo durante el resto de la noche, con lo cual desperdició también la oportunidad de dejar una primera meada territorial que hubiera acrecentado la mufa de ese estadio nuevo del cual empezamos a pensar que fue construido con un material que actúa como la kryptonita sobre los superpoderes guerrilleros del cholismo. El derbi fue en realidad deprimente para ambos equipos. Barrial, sí, pero en el peor sentido, en el de las cóleras desahogadas a patadas o a pelotazos, en El Wanda Metropolitano, nuevo estadio rojiblanco