Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Fallece el fiscal general del Estado LUNES, 20 DE NOVIEMBRE DE 2017 abc. es espana ABC Maza se resistió a ir al médico pese a encontrarse balbuceante el viernes El cuerpo del fiscal general del Estado llega mañana a Madrid en vuelo regular CARMEN DE CARLOS CORRESPONSAL EN BUENOS AIRES Antes de que termine el día de hoy el cuerpo de José Manuel Maza, de 66 años, partirá de vuelta a España. Los trámites para la repatriación estaban, prácticamente, terminados ayer y, salvó imprevisto no contemplado, los restos mortales del ex fiscal general llegarán a Madrid a primera hora del martes. Marta Raspall, compañera sentimental de Maza y el hijo de éste, José, viajarán en el mismo vuelo regular de Air Europa. El Rey llamó para transmitir las condolencias a la familia. También se comunicaron conmigo los ministros de Justicia y de Exteriores informaba el Embajador de España, Javier Sandomingo. La familia expresó su deseo de resolver lo antes posible la burocracia insistió. El papeleo para adelantar la repatriación del cuerpo se hizo contra reloj. La colaboración de las autoridades argentinas ha sido absoluta. Sin ésta, quizás, no hubiera sido posible que viajara mañana por hoy agradeció el embajador. El procedimiento, en estos casos, obliga a inscribir en el registro local la defunción y a renglón seguido hacer la transcripción en el Consulado Asimismo añadió se requieren autorizaciones de los Ministerios de Sanidad, la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) y la Aduana la atención el detalle ya que era bastante reticente a los facultativos aunque tenía previsto cumplir con el chequeo anual que le tocaba este mes de diciembre. El martes, al día siguiente de aterrizar en Buenos Aires, Maza, pese a haber tenido fiebre y no encontrarse bien, fue a Montevideo donde mantuvo una entrevista de trabajo con su homólogo uruguayo. Almorzó con el embajador y volvió a Buenos Aires. No tenía buen aspecto insisten en su entorno. El día antes, nada más bajar del avión, comentó, este vuelo no me ha sentado nada bien El malestar, inicialmente, se había atribuido a las doce horas de travesía. A diferencia de su compañera, Marta Raspall, que voló en clase ejecutiva porque se lo pagaba su empresa (acudía a un Congreso en la ciudad de Mar del Plata) Maza lo hizo en clase turista. El miércóles fue Raspall, por decisión propia, la que se puso en contacto con el doctor de la Clínica Bazterrica. Se conocieron durante la visita a España del presidente Mauricio Macri pero el fiscal se negó de plano a ir a la consulta. Siguió con su agenda Siguió con su agenda en la Asamblea Iberoamericana de Ministerios Públicos y aguantó hasta el viernes. Esa mañana Maza tenía una entrevista prevista con el ministro de Justicia argentino, Germán Garavano, en uno de las oficinas de la antigua y hoy reciclada ESMA (Escuela Mecánica de la Armada) el centro clandestino de detención por el que pasaron unas cinco mil personas durante la dictadura (197683) La cita se anuló porque el fiscal, en sentido literal, no podía con su cuerpo. Raspall se puso de nuevo en contacto No fue necesaria la autopsia Entre los certificados que se precisan tenían que presentar el de embalsamamiento y uno que aclarase que la defunción no se había producido por enfermedad infectocontagiosa Al tratarse de una muerte natural observó el embajador no hace falta que se realice la autopsia El único hijo de Maza, abogado especializado en arbitrajes y miembro del despacho Baker McKenzie, llegó a Buenos Aires procedente de Italia, en compañía de su novia, ayer a primera hora. La última vez que habló con su padre fue el pasado viernes. En la conversación, según fuentes próximas a la familia, el fiscal manifestó dificultades para hablar: Se mostraba algo balbuceante Al reconstruir los últimos días de José Manuel Maza, el fiscal general del Estado que puso la ley frente al desafío secesionista en Cataluña, los que estaban con él observan que se resistía a ir al médico. A su hijo no le llamó El hijo de Maza, su novia, y Rosana Morán, fiscal de Sala de Cooperación Internacional, quien acompañó a Maza al congreso de Buenos Aires EFE LA DIABETES COMPLICÓ EL PRONÓSTICO Una sepsis causó el fallo renal que acabó con su vida N. R. C. MADRID Diabetes y una infección urinaria que arrastraba desde hace unos días. Estos dos trastornos que, aparentemente, no son un problema grave de salud pudieron desencadenar una insuficiencia renal aguda y, finalmente, la muerte del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, a los 66 años. Cuando se produce una insuficiencia renal aguda fallan los riñones. Estos órganos vitales pierden súbitamente la capacidad para eliminar el exceso de líquido y electrolitos, así como el material de desecho de la sangre. En esta situación se puede salvar la vida del paciente sometiéndole a diálisis, pero a veces tampoco basta. El fallo renal es más común en personas que están en cuidados intensivos o por la complicación de una cirugía. Pero en el caso de Maza, el desencadenante fue la infección urinaria que sufría y que se complicó convirtiéndose en una infección generalizada del organismo (sepsis) difícil de controlar. La insuficiencia renal aguda se puede remontar a veces con diálisis, pero puede ser mortal en el contexto de una septicemia generalizada comenta Esteban Jodar, jefe de servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid. La diabetes que padecía el fiscal general del Estado ha podido contribuir también a su fallecimiento porque mal controlada no solo daña la visión y el corazón, también deteriora los riñones. Y favorece la aparición de infecciones, como la que padecía José Manuel Maza.