Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 19 DE NOVIEMBRE DE 2017 abc. es estilo GENTESTILO TV 101 ...y compromiso Felipe de Edimburgo es consciente desde que se casó que su labor era apoyar a la reina lo mejor posible. Él toma todas las decisiones de su casa. en 1948, cuando la reina estaba embarazada de Carlos. Ocho años después, en 1956, las especulaciones sobre los escarceos de Felipe fueron a más. De hecho, la prensa llegó a publicar algunas incursiones del príncipe en un club nocturno del Soho, del que parece que era un cliente asiduo. Por aquel entonces se le relacionó con Zsa Zsa Gabor, Susan Barrantes (la madre de Sarah Ferguson) y con Lady Penny Brabourne, 30 años más joven que él, con quien se le ha visto durante mucho tiempo asistiendo a carreras de caballos. Influencers en los 50 La boda de la Reina Isabel y Felipe de Edimburgo la siguieron 300 millones de personas por la radio Formas de ser distintas Ella pasa su tiempo libre con sus Corgi y cuidando las plantas; él, paseando y leyendo Apoyo mutuo Isabel considera a Felipe su gran apoyo, su roca, y lo admira profundamente. Felipe, por su parte, siempre ha sentido que su papel era apoyar a la reina de la mejor forma posible, sobre todo en los momentos difíciles. Ella lleva el peso de la Corona y él, el menos privilegiado de los dos, lleva los pantalones y toma las decisiones en casa. Incluso cuando los príncipes Carlos, Ana, Andrés y Eduardo eran pequeños, él era el que más tiempo pasaba con ellos. y lleva los pantalones. La familia se autodeno- The Firm la empresa, la familia La Reina Isabel II y Felipe de Edimburgo posaron el 31 de octubre de 1972 en el jardín de su residencia de Balmoral junto a sus cuatro hijos: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo. mina a sí misma The Firm (la empresa) y en ella Felipe es todo un referente. Y a distintos roles, opuestas aficiones. Mientras Felipe de Edimburgo ocupa su tiempo libre cazando, leyendo o paseando; la Reina Isabel prefiere dedicar su tiempo a la jardinería y a pasear con sus perros Corgi, que cada vez son menos. En 2015 la Reina decidió dejar de criar estos perros porque le daba miedo tropezarse con ellos en algún pasillo del Palacio de Buckingham. Sin embargo, una de las cosas más sanas que tienen como pareja es que ambos disfrutan con el mismo tipo de humor. Quizá ese sea el gran secreto de sus 70 años de matrimonio, que tienen el mismo sentido del humor. De hecho, el biógrafo Gyles Bandreth en Retrato de un matrimonio afirma que no hay día desde que se casaron que la Reina no se haya reído de alguna ocurrencia o chascarrillo de su esposo. Dicen que la risa es la solución para muchísimos males del ser humano. También es el elixir de la juventud. Quizá por eso Isabel II y Felipe de Edimburgo, a sus 91 y 96 años, pueden presumir de su buena estado de salud.