Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 SOCIEDAD DOMINGO, 19 DE NOVIEMBRE DE 2017 abc. es conocer ABC Medicina extrema Médicos que juegan a ser Dios Un neurocirujano italiano ha anunciado el primer trasplante de cabeza del mundo. Pero, en realidad, fue un éxito entre cadáveres. La ciencia- espectáculo está al alza y no hay leyes para frenarla N. RAMÍREZ DE CASTRO A. G. FUENTES MADRID ROMA H ace dos años, el italiano Sergio Canavero se aseguró un lugar en la wikipedia al anunciar su gran proyecto: realizar el primer trasplante de cabeza del mundo. La comunidad científica no se tomó en serio su propuesta. Pero él lo tenía claro: Con un equipo de 150 personas, 36 horas de quirófano y diez millones de euros se podría trasplantar una cabeza a un nuevo cuerpo de un donante. Quienes dicen que es imposible, se equivocan explicó a ABC. Durante meses entretuvo a los medios de comunicación, consiguió voluntarios dispuestos a ponerse en sus manos y donaciones para intentarlo en China antes de que terminara 2017. Y lo ha hecho. Ha anunciado el éxito del primer trasplante de cabeza en el mundo, aunque en realidad solo ha sido un cambio de cabeza entre dos cadáveres. La cirugía no se ha documentado en una publicación científica o un congreso, donde se anuncian los grandes avances científicos. Solo el diario británico Telegraph asegura tener un documento en el que se confirma la realización del primer trasplante de cabeza entre dos hombres que donaron sus cuerpos a la ciencia. Según ha relatado Canavero, la intervención duró 18 horas. En ese tiempo se conectaron la médula espinal, los nervios y vasos sanguíneos de dos cadáveres. En el polémico trasplante participó un equipo médico de la universidad china de Harbin, con la que colabora el neurocirujano italiano. Todos decían que era imposible, pero la Canavero, el polémico neurocirujano que quiere trasplantar cabezas ABC intervención fue un éxito dijo ayer, e insistió en que la intervención con un paciente vivo podría ser inminente El equipo tiene previsto aplicar estimulación eléctrica para fomentar la formación de nuevas terminaciones nerviosas y recurrir a simulaciones de realidad virtual para ayudar al paciente a acostumbrarse a su nuevo cuerpo. Sergio Canavero dijo que adoptarían las medidas adecuadas para asegurarse de que los nervios de la laringe no se cortarán e incluso que el pacien- te pueda recuperar su voz al despertar. En ningún país occidental se ha considerado seriamente el proyecto de Sergio Canavero desde el punto de vista médico, por no hablar del debate ético que suscita. El cirujano estableció contactos con China, por motivos económicos Allí el trasplante supondría 15 millones de dólares, mientras que en Europa o Estados Unidos el coste sería de 100 millones de dólares. Lo que no dice es que también China es