Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA El desafío soberanista DOMINGO, 19 DE NOVIEMBRE DE 2017 abc. es espana ABC Los populistas plan de estabilidad presupuestaria ante lo cual trasladó su solidaridad con Madrid por las peleas sobre la financiación También alertó del repunte del fascismo: No queremos que el fascismo se repita advirtió Colau. Carmena la secundaba después: Vivimos en una especie de darwinismo social que nos empuja al todos contra todos y ahí aparece la extrema derecha Las dos regidoras han puesto el feminismo en el centro de su discurso. Carmena llamó a seguir trabajando para acabar con el patriarcado e instaurar una cultura de las mujeres Mientras que Colau defendía que la revolución democrática del siglo XXI será feminista o no será, será de abajo a arriba o no será y que será de las ciudades o no será Colau elogió los movimientos que a lo largo de la historia hasta conseguir que hombres y mujeres sean iguales ante la ley, aunque insistiendo en que queda mucho por conquistar porque la sociedad actual sigue siendo machista y patriarcal Colau apoya a Carmena en su pelea sobre la financiación con Montoro Las alcaldesas de Madrid y Barcelona instan acabar con el patriarcado S. E. MADRID La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, visitó ayer Madrid para compartir acto con la regidora de la capital, Manuela Carmena. Una nueva oportunidad de demostrar su afinidad política y personal. Ambas alcaldesas compartieron reflexiones en el Festival de Tecnologías de la Participación Ciudades Democráticas celebrado en el Teatro Español. Aunque la temática se alejaba de la actualidad respecto a la crisis catalana, las dos líderes quisieron poner en el centro su estrategia de apaciguamiento y de entendimiento que abandera Catalunya en Comù en Cataluña y Podemos en el conjunto de España. Madrid y Barcelona nos queremos Así reivindicaban una vez más su apelación al diálogo entre los gobiernos de Rajoy y Puigdemont. Sin alusiones a las elecciones del 21 de diciembre, Colau cuestionó por igual la actuación del Gobierno central y de el Govern cesado. Son tiempos difíciles para nosotros pero que estemos aquí es una imagen que ilustra algo señaló Colau. Mientras los grandes gobiernos no saben ni cómo hablarse las ciudades se quieren y Madrid y Barcelona se quieren más que nunca aseguraba Colau. Apoyo contra Montoro El análisis de la situación en Cataluña era descrita por Colau como tiempos difíciles Pero lo despojó de toda excepcionalidad al compararlo con la situación del Ayuntamiento de Madrid tras la decisión del Ministerio de Hacienda por tutelar sus cuentas por incumplir la regla de gasto. Toda nuestra solidaridad con Madrid por esta pelea sobre la financiación aseguró la alcaldesa de Barcelona. Colau defendió que las ciudades deben trabajar para que los ciudadanos y los Ayuntamientos tengan más poder y lo ejemplificó con el rechazo por parte del Ministerio de Hacienda del ADA COLAU MANUELA CARMENA Hacienda Toda nuestra solidaridad con Madrid por esta pelea sobre la financiación Diálogo Mientras los grandes gobiernos no saben ni cómo hablarse, Madrid y Barcelona se quieren más que nunca La extrema derecha Vivimos en una especie de darwinismo social que nos empuja al todos contra todos y ahí aparece la extrema derecha Feminismo Hay que acabar con el patriarcado e instaurar una cultura de las mujeres Carmena y Colau, junto al concejal madrileño Pablo Soto, ayer en el Teatro Español EFE CHISPAS CURRI VALENZUELA POSIBLE PERO DIFÍCIL E l Gobierno ya sabe que será muy difícil, aunque no imposible, que el bloque constitucional consiga gobernar en Cataluña. Aun así, echará el resto las próximas semanas para lograr un buen resultado el 21- D un aumento suficiente de los votos de los catalanes contrarios a la secesión que haga renunciar a los ganadores a plantear de nuevo la independencia durante un largo periodo de tiempo. El milagro aún es posible siguen diciendo en el PP. El milagro consis- te en que la participación electoral supere el 75 por ciento del censo que ya se registró en las autonómicas catalanas de 2015, un índice muy alto que, sin embargo, los expertos consideran que se puede aumentar si de verdad todos quienes se oponen a la independencia acuden a las urnas. Además, hay indicios recientes para la esperanza gubernamental: uno de ellos, la decisión del tribunal belga que examina la posible extradición de Carles Puigdemont a España. Su retraso para tomar la decisión, que podrá ser apelada por los abogados del expresidente catalán, supone evitar la imagen de este ingresando en la prisión de Estremera, que daría alas a su candidatura. A él no le viene bien ir a la cárcel; a nosotros, tampoco afirma un dirigente del PP. Otro factor positivo para los populares es el de que la crispación se ha instalado en el bando de los secesionistas, pero está ausente del bloque constitucional. El exabrupto de Marta Rovira, acusando al Gobierno de haberles amenazado con causar muertos, las constantes entrevistas de un Puigdemont enrabietado, las peticiones del tipo de mandar a Inés Arrimadas a que se vuelva a Cádiz indican un interés de los partidarios de la independencia por elevar la tensión durante la campaña electoral para movilizar a sus votantes, una táctica que puede volvérseles en su contra; puede llevar a muchos mas catalanes constitucionalistas a sacudirse la pereza de acudir a las urnas. Además, desde PP, PSOE y Ciudadanos se están llevando a cabo campañas moderadas de baja intensidad, sin agredir al contrario, ni levantar polémicas innecesarias, otro ingrediente imprescindible para no provocar el deseo de ir a votar entre los partidarios de sus adversarios. Y, por último, se ve positivo también desde el PP que este bloque constitucional, que se puso de acuerdo para aprobar el 155, continúe disfrutando de buena salud y esté superando las grietas que un coqueteo de Iceta con los independentistas o una crítica de Ciudadanos al Gobierno le abren cada pocos días antes de cerrarse. De momento.