Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA DOMINGO, 19 DE NOVIEMBRE DE 2017 abc. es espana ABC FALLECE EN BUENOS AIRES EL Maza sufrió una insuficiencia renal aguda durante un viaje de trabajo Su breve mandato estuvo marcado por la respuesta al desafío secesionista. La oposición valoraba su trayectoria, pero muy pronto perdió su confianza CARMEN DE CARLOS NATI VILLANUEVA BUENOS AIRES MADRID José Manuel Maza, el 1 de marzo en la Comisión del Congreso L legó con cierto malestar a Argentina. Tenía fiebre pero aguantó estoico la agenda. Esta semana, en la Embajada de España en Buenos Aires, hacía un esfuerzo para mantener la normalidad en una recepción donde los periodistas le avasallábamos con preguntas sobre Cataluña. Amable, con cordialidad e infinita paciencia, respondía en tono dialogante. El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, se desmayó el viernes, en la habitación de su hotel, poco antes de reunirse con el ministro de Justicia, Germán Garavano. Tras el desvanecimiento le trasladaron de urgencia a la Clínica Bazterrica donde murió ayer sábado. Maza, de 66 años, se encontraba en la Unidad de Cuidados Intesivos bajo control permanente. Era diabético, tenía una infección que se le había extendido, primero hasta el riñón y después de forma generalizada al resto del cuerpo. La gravedad del cuadro pareció remitir ligeramente ayer e incluso se llegó a barajar la posibilidad de trasladarlo al Hospital Italiano (de enorme prestigio) según fuentes próximas. Sin embargo, el desenlace fatal se precipitó por la tarde. La Fiscalía General del Estado confirmó en un comunicado que Maza falleció por una insuficiencia renal aguda En este viaje acompañaban al fiscal general Marta Raspal, especialista en innovación, investigación y desarrollo, y su pareja desde hace años. Fue ella la que advirtió de que Maza tuvo fiebre todo el día y todavía está un poco pachucho En ese momento, parecía que podría ser una gripe o una afección respiratoria sin mayor importancia pero con el transcurrir de las horas, desgraciadamente, evolucionó ha- cia un cuadro crítico de máxima gravedad. Maza se encontraba en Buenos Aires para participar en la XXV Asamblea General de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos. La Embajada de España en Argentina está tramitando la repatriación del cuerpo del fiscal general. Su hijo llegará hoy a Buenos Aires y será quien decida si se le practica la autopsia o se le traslada directamente. Un mandato convulso Durante la recepción del lunes en la Embajada de España, Maza defendió la intervención de la Fiscalía frente al desafío en Cataluña. El fiscal manifestó sus dudas sobre la posibilidad de que puedan unificarse todas las causas en el Tribunal Supremo. Maza entendía que los exmiembros del Govern habían perdido su inmunidad tras ser destituidos y, por lo tanto, no veía la necesidad de que el alto tribunal se ocupará de sus casos. Recordó que entre los delitos que se le imputan a Puigdemont y a los consejeros huidos figuraban los de sedición, rebelión, malversación y desobediencia. Respecto a los dos primeros, insistió en que, a su juicio, sí se había ejercido la violencia por parte del Gobierno cesado. A Maza le quedaban diez días para cumplir su primer año en el cargo. Su breve mandato ha estado marcado por la respuesta al desafío independentista. Ayer la Asociación de Fiscales, la Unión Progresista de Fiscales y la Asociación Profesional Independiente de IGNACIO GIL Fiscales emitían un comunicado conjunto en el que destacaban su firmeza en la aplicación de la legalidad en uno de los momentos más difíciles de la democracia Los Reyes transmitieron sus condolencias por el fallecimiento en sendos telegramas de pésame enviados a su viuda y a la Fiscalía General, según informaron fuentes de la Casa del Rey. Llegó con fiebre a Argentina Llegó con malestar a Argentina. Tenía fiebre, pero mantuvo su agenda. Se desmayó el viernes en su hotel La decisión de la familia Su hijo viajará a Buenos Aires y decidirá si la repatriación es inmediata o si se practica una autopsia Su breve mandato estuvo marcado en los primeros meses por la polémica en torno al fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, designado por él y que acabó afectando a varios casos polémicos como el del expresidente de Murcia, la investigación del caso Lezo, en torno a Ignacio González, y el relevo de los fiscales encargados de la investigación del 3 por ciento en Cataluña. La gestión de Moix, que él defendió, hizo que se ganara el rechazo de la oposición que forzó su reprobación en el Congreso de los Diputados, pese al respeto a su trayectoria profesional. Lo demuestra el comentario con el que le despidió ayer el líder de Podemos, Pablo Iglesias: Por muchas que hayan sido nuestras críticas, sentimos su muerte y respetamos su inteligencia