Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 DEPORTES Fútbol Selección española MIÉRCOLES, 15 DE NOVIEMBRE DE 2017 abc. es deportes ABC Dinamarca golea y jugará el Mundial Después del 0- 0 de la ida en Copenhague, Dinamarca superó ayer a domicilio a Irlanda (1- 5) y se convierte en la última selección europea en sacar el billete para el Mundial de Rusia. Se adelantó Irlanda a los seis minutos con un tanto de Shane Duffy, pero Christensen y Eriksen remontaron antes del descanso. Ya en la reanudación, el mismo Eriksen sentenció con dos tantos más y Dinamarca vivió con cierta tranquilidad en el tramo final. Bendtner hizo el 1- 5 de penalti De los amistosos de ayer, destaca la derrota de Argentina ante Nigeria (4- 2) en Krasnodar, un partido en el que Agüero sufrió una lipotimia en el intermedio y fue trasladado a un hospital. Sergio Ramos celebra su segundo gol de penalti, ayer, en San Petersburgo REUTERS España se enfría en Rusia 3 3 Tras un buen inicio, relajación y cambios. Alba y Ramos, con dos penaltis, goleadores RUSIA ESPAÑA HUGHES Fue el peor partido que se le recuerda a la España de Lopetegui. No estaba la selección acostumbrada ya a recibir tres goles, y vimos que por primera vez el equipo se le relajó. Hubo minutos de poca seriedad. Aunque si el Mundial empezara hoy, España sería una de las cuatro favoritas junto a Brasil, Argentina (por Messi) y quizás Francia. Siempre está Alemania y apetece ver la evolución de la joven Inglaterra. Pero ninguno de estos equipos tiene la media fastuosa que tiene España. Thiago, por ejemplo, es un espectáculo. Le da al juego una fluidez asombrosa que parece sencilla siendo tan difícil. Ha sido de los que más ha aprovechado esta concentración. Lopetegui ha conseguido buenos minutos suyos y ya lo tiene dentro junto a Isco. Debutaba Suso, otro gaditano triunfando en una Italia paralizada en el diálogo entre catenaccio y juego bonito. Asensio fue el mejor al inicio; destacaba técnica y físicamente. Controló un balón de forma lujuriosa (como un fetichista del pie) y le puso un centro perfecto nada menos que a Alba, que rodeó a un despistado central para marcar de cabeza. Rusia, que al decir de algunos ha conseguido desestabilizar Lunev Vasin Kudryashov (74) Dzhikiya Smolnikov (86) Zhirkov (81) Kuzyaev (61) Dzagoev (61) Glushakov Miranchuk (66) Smolov Kokorin (61) Erokhin (61) A. Miranchuk (66) Rausch (74) Kombarov (81) Ignatyev (86) De Gea Nacho Piqué Ramos (57) Alba (46) Busquets (57) Thiago (59) Iniesta (46) Suso (46) Asensio Rodrigo Moreno (46) Callejón (46) Illarramendi (46) Vitolo (57) Silva (57) Saúl (59) GOLES 0- 1, m. 8: Alba. 0- 2, m. 34: Ramos, de penalti. 1- 2, m. 40: Smolov. 2- 2, m. 50: Miranchuk. 2- 3, m. 53: Ramos, de penalti. 3- 3, m. 70: Smolov. EL ÁRBITRO Gianlucca Rocchi (Italia) Amonestó a Busquets y Vitolo. sión. Parece que podrían estar ahí o en cualquier otra parte. Cuando se ponen son fuertes y técnicos. España empezó a relajarse: una ruleta, algún balón perdido; y en el 33, el árbitro italiano le regaló un penalti por manos de Kuzayev, que había dado al balón con el hombro. Ramos, que ya había lanzado una falta, marcó el penalti con paradiña. A partir de ahí, España se puso al ralentí y los aficionados e incluso los periodistas se dedicaron a confeccionar la lista del Mundial. Rusia comenzó a llegar de nuevo, pero sus tiros los evitó un Alba vivísimo. Asensio había caído un poco y el lateral, rápido arriba y fulgurante abajo, se convertía en el mejor de España. Relajación española En el 40, sin embargo, Smolov marcó un golazo que hacía justicia a su primera parte. España llegó al descanso muy relajada y con Rusia encima. Lopetegui, que lleva con humildad el adjetivo de invicto iba a mover el banquillo. Lo más interesante era ver a Illarramendi y la disposición de tres centrales. Smolnikov y Zhirkov, laterales largos, habían hecho daño por las bandas y fue Zhirkov, otra vez, el que llegó hasta la cal en el 2- 2, un rechace que aprovechó Miranchuk. La pasividad de la defensa española fue coautora del gol. Inmediatamente después el árbitro, hispanófilo, regaló otro pe- EE. UU, Europa y medio mundo, no ha conseguido sin embargo una selección convincente, que es algo más fácil y casi tan propagandístico. Por la izquierda, España se escalonaba en tres niveles: Alba, Asensio e Iniesta, y destrozaba la compostura inicial de los rusos, que alternaron intentos de contragolpe con ráfagas de presión adelantada. Pero el campo era extenso y los toques españoles desesperaban la actitud local. Suso y Rodrigo se bastaron ellos solos para hacer una contra de campo a campo; es el nivel actual de la selección. En el 20 se pinchó el balón. El estadio tenía una calefacción que no le quitaba a los rusos la frialdad. Juegan como forzosamente, sin mucha ilu- Debut del milanista Suso El jugador nacido en Algeciras empezó de titular. Dejó detalles y fue sustituido en el descanso nalti a Ramos, que volvió a marcar. El partido se caldeó, surgieron los piques, se buscaron los tobillos, y España, harta de tanto sobresalto, alargó las jugadas con toques por todo el campo. Rusia se cloroformizó. Y al fútbol de Rusia tampoco le hace falta mucho para adormilarse. Lopetegui agotó entonces los cambios siguiendo un criterio equitativo, pero confiado, de reparto de minutos. Los jugadores nuevos tardaron un tiempo en reconocerse y el partido cambió. De repente Piqué era el capitán y los españoles parecían más fríos que los rusos. Rusia puso dos puntas, estiró sus posiciones con moderada convicción y a España se le abrieron algunos espacios que Rodrigo, que se había movido bien, no aprovechó. Lopetegui no estaba contento. Se le veía aspaventoso, muy enfadado en la banda. Tenía razón. Porque de otro saque de banda llegó, poco después, el empate ruso, otro golazo de Smolov. Estaba siendo la peor noche de Lopetegui y el partido, y a veces hasta el balón, se lo fue quedando Rusia. El seleccionador quizás se equivocó al hacer tantos cambios de repente. Esa España joven y de circunstancias apretó los dientes. Vitolo y Callejón sufrieron por sus bandas y la pelota se buscó otra vez para espantar el peligro. El delantero Kokorin molestaba con un fútbol más directo; en un balón que le peinó a Smolov tuvo que intervenir De Gea. España se recompuso y el final se aceleró por un golpe que Rodrigo le dio sin querer a Lunev. Un rodillazo que dejó sangrando y grogui al buen portero ruso. El delantero Kokorin se colocó bajo palos y el partido terminó entre risas del público. La cara de Lopetegui, sin embargo, mostraba un cabreo muy serio que no le conocíamos. Esto es bueno, sin duda.