Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 15 DE NOVIEMBRE DE 2017 abc. es deportes DEPORTES 55 los 60 millones de italianos. El futuro tiene un horizonte negro, sin jugadores prometedores en edad juvenil, a excepción del portero Donnarumma. Las categorías inferiores están anquilosadas en ese viejo estilo que tanto éxito dio, pero que se ha quedado obsoleto ante el fútbol moderno del que tanto brama Chiellini: El guardiolismo ha arruinado a toda una generación de defensores. Ahora todos miran hacia arriba, y en los cruces ya no hay defensores italianos, de esos que intimidan al rival. Se está perdiendo nuestra tradición Se van De Rossi El líder del centro del campo da un paso al lado. Ahora le toca a un Verrati que aún no brilla con la selección Un drama económico para el país y la FIFA El máximo organismo del fútbol se resentirá ante la ausencia de Italia en el Mundial R. CAÑIZARES MADRID Un agujero serio 80 millones derechos tv RAI y Sky pagaron 180 millones por los derechos de televisión de Brasil 2014. Sin Italia en Rusia 2018, la inversión publicitaria bajará considerablemente y ambos canales solo están dispuestos a pagar 80 millones Barzagli A sus 36 años ya ha dado sus mejores noches a la selección, pero tras él hay un vacío inmenso en la zaga. Estilo anticuado Quizás ahí está el error de base que ha hecho a Italia tocar fondo. Su pensamiento de un fútbol arcaico, anclado en un concepto defensivo demodé, no solo ha llevado a su selección a ver el Mundial de Rusia desde el sofá. También ha provocado una crisis en los clubes, sin protagonismo continental desde hace una década, cuando el Milán de Ancelotti ganó la orejona en 2007. El subcampeonato de Italia en la Eurocopa de 2012 y el de la Juventus en la Champions en 2015 y 2017 solo parecen rescoldos de su envidiable gen competitivo, pero ahora ya no queda ni su principal esencia. Porque la mano de hierro con la que domina el club turinés en Italia y con la que se ha acercado a la gloria en el Viejo Continente poco tiene que ver con el jugador transalpino. Un vistazo al habitual once titular de la Juventus de los últimos años muestra el poco talento que hoy reina en el país de la bota. Buffon, la famosa BBC (Barzagli, Bonucci y Chiellini) y Pirlo como estandartes. Solo el mediocentro aportaba vistosidad. El resto de sus éxitos se han basado basados en futbolistas foráneos. Y si se echa un vistazo a la cantera, el vacío es inmenso. Algo parecido sucede con el Nápoles, el único equipo de Italia que se acerca a la Juventus. En su once de cabecera solo aparecen dos italianos: Jorginho e Insigne. Y poco se espera de clubes míticos como Inter, Milán o Roma, sin protagonismo alguno desde hace tiempo y sin líderes locales entre sus mejores jugadores. Es la decadencia del fútbol italiano. Chiellini Es el único de los pesos pesados que no ha anunciado su adiós, aunque con 33 años ve el final muy cerca. Buffon Soñaba con retirarse en Rusia, jugando su sexto Mundial con 40 años. Ahora es el turno de Donnarumma, un portero de solo 18 años que promete maneras, pero que aún está por cuajar. Los otrora días de vino y rosas de la selección italiana no han sido óbice estos últimos años para que el fútbol generara una jugosa cantidad de beneficios al país. Ahora, estos se verán seriamente lastimados con la ausencia de Italia en el Mundial de Rusia, provocando un terremoto económico que castigará no solo a la federación de fútbol, sino también a las arcas públicas del país y de la FIFA, como organizador del torneo. Según detallan expertos y medios italianos, el mayor daño vendrá por los derechos de televisión. En la última Copa del Mundo, celebrada en Brasil en 2014, RAI y Sky pagaron 180 millones de euros. Tras la eliminación ante Suecia, se estima que la oferta de ambos canales de televisión no superará los 80, por lo que la FIFA dejará de ingresar 100 millones por parte de Italia, una notable cantidad que no entraba en los planes económicos del máximo organismo del fútbol. En concreto, un partido de la selección italiana suele tener una audiencia media de entre 8 y 12 millones de telespectadores, y si el partido corresponde a una fase final de un Mundial, esta se puede elevar a los 20 millones, que es la población de toda Suecia multiplicada por dos. Además, el contrato que tiene la RAI con la federación de su país asciende a 26,3 millones anuales, unas cifras que podrían verse ahora modificadas a la baja tras la debacle de la selección. El organismo italiano también sufrirá merma en cuanto a merchandi- 11 de facturación Según la Federación italiana, el 11 por ciento de la facturación mundial del fútbol proviene de Italia. Sin la selección en Rusia, su aportación será mucho menor 20 millones de Puma La marca deportiva paga esta cantidad al año por vestir a Italia. Ahora quieren renegociar este acuerdo firmado hasta 2022 sing y sponsors. Con el Mundial de 2014, y a pesar de ser eliminados en la primera fase, obtuvieron 2,7 millones de beneficios en ventas de camisetas y un superávit del 19 gracias a los patrocinadores. Además, el Mundial de Rusia será el más rico en premios, con un total de 345 millones, y de esa jugosa tarta Italia no podrá probar ni las migas. Solo clasificarse ya suponía obtener 1,2 kilos y cuanto mejor sea la participación, mayor será el volumen de ganancia. Solo con pasar la primera fase, la recompensa es de 7 millones de euros, y en el caso de llegar a la final, el subcampeón se lleva 24 millones y el campeón, 32,5. Para el país, el agujero también es importante. Los economistas señalan que el consumo y la Bolsa se verán seriamente afectados, y hasta el fisco italiano calcula que dejará de ingresar un millón de euros. yS RSKN TRL U LRUJ XzS TXL J Q N N JQ N N LJL KJN L Q S X SK L Q ZR F N LK JN N U N U XzS RS LJ UX SK 77 n 0 7 HHH J N RLW RT! vNJQR