Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN POSTALES MIÉRCOLES, 15 DE NOVIEMBRE DE 2017 abc. es opinion ABC JOSÉ MARÍA CARRASCAL A los cuatro vientos Debate atómico en EE. UU. Empresas catalanas DESBANDADA Quien se lleva la palma en este baile de máscaras es Colau, que se ha deshecho de los socialistas y se acerca al nacionalismo El maletín nuclear no es un juego de mesa Un año después de resultar elegido, y tras una campaña definida por el populismo, Donald Trump sigue sin asimilar las convenciones políticas que se esperan de un presidente de Estados Unidos. La desconfianza que genera entre propios y extraños ha llevado al Senado de Washington a plantearse la oportunidad de reducir el margen de maniobra nuclear del inquilino de la Casa Blanca. Incluso los republicanos temen que el legendario maletín de la Guerra Fría esté en la mesa de un dirigente tan imprevisible. Irse para no volver en una buena temporada Al cambio de sede social, y como parte de un proceso imparable, sigue el de la sede fiscal: de las más de 2.300 empresas que desde el pasado octubre y en un movimiento puramente táctico han dejado Cataluña, casi la mitad han trasladado también su domicilio fiscal, indicio de que la mudanza económica provocada por el separatismo va para largo y que la herida abierta por el populismo no deja de crecer. La Agencia Tributaria también confirma la caída de la facturación de las empresas radicadas en Cataluña, castigadas en el resto de España por su tardanza en reaccionar contra los golpistas. E L secesionismo catalán se halla en plena desbandada, con el jefe huido a Bruselas en busca de apoyos que no encuentra y sus huestes intentado salvarse cada uno como puede. Con decir que ese jefe admite que hay otras salidas que la independencia y prácticamente el entero nacionalismo reconoce que no estaban preparados para la república catalana, está dicho todo. ¡Pues anda que han tardado en darse cuenta! Aparte de haber mucho más. La vieja Convergència cambia otra vez de nombre cara a las próximas elecciones. Esquerra Republicana se distancia de ella como si temiera el contagio. La CUP, que no iba a presentarse, se presenta naturalmente, aunque se ha acercado nada menos que a Puigdemont, en un intento desesperado de ocultar las barbaridades que le obligó a cometer. Los socialistas buscan afanosamente personalidades de prestigio para suplir el que han perdido con sus equidistancia y Podemos ha renunciado a competir en solitario, fundiéndose con sus gemelos nacionalistas. Aunque quien se lleva la palma en este baile de máscaras es Ada Colau, que en un doble salto mortal se ha deshecho de los socialistas y se acerca al nacionalismo. ¿Es la alcaldesa de Barcelona independentista o no? Pues no y sí, como ella misma dice, al ser, sobre todo, colauista Ocurre a la inmensa mayoría de los líderes catalanes. Únanle la infinita capacidad de mentir que les otorga el izquierdismo por un lado y el nacionalismo por el otro, y entenderán el formidable lío que allí se ha armado. El famoso camarote de los hermanos Marx, con la voz que se oye de tanto en tanto ¡Y un huevo duro! sería la imagen más próxima. ¿Qué podemos hacer ante ello? La tentación es dejarles que se destrocen entre sí, ya que nunca burgueses y anarquistas han podido convivir, ni comunistas y socialistas lo han logrado. Pero no podemos seguir como espectadores esa batalla campal de la que Cataluña saldría hecha añicos. Ni siquiera podemos permitirnos el gustazo de decirles ¿Veis como sois incapaces de gobernaros? No podemos porque Cataluña es parte de España y sufriríamos también las consecuencias. También cantar victoria nos está prohibido. Una victoria sobre los compatriotas nunca es victoria. En el mejor de los casos, es media derrota. En el peor, dos derrotas. ¿Entonces, me preguntarán, qué podemos hacer, seguir como estábamos y aquí no ha pasado nada? Tampoco. Aquí han pasado muchas cosas y muy graves para quedar impunes. Los jueces serán los encargados de dilucidar responsabilidades y fijar las penas que corresponden a quienes han violado las normas de convivencia. En lo único que tienen razón los nacionalistas que echaban todas las culpas a los españoles es en que, por vez primera, admiten que ha habido errores de todos Cierto. Pero unos han errado más que otros. Tendrán que decidirlo, como digo, los tribunales, si queremos tener un país normal, un país serio, un país moderno. En la Tercera de mañana intentaré abordarlo con la amplitud necesaria y en la medida de mi capacidad, no infinita. CARTAS AL DIRECTOR Carta al señor Campuzano Creo, pienso, entiendo y reconozco que, como portavoz del PDECat, señor Carles Campuzano, usted no debe ser persona inculta. Por eso le pediría que solicitara ver de nuevo las imágenes del espectáculo semiparlamentario de fecha 27 de octubre de 2017 en Cataluña. Cree usted que cualquier persona con un mínimo de intelecto consideraría dicha declaración de independencia como acto simbólico Comenta usted que Carles Puigdemont ha subrayado que existen alternativas a la independencia pero que los partidos nacionales no han propuesto ninguna alternativa. ¿Cuántas ideas, alternativas, propuestas, etc. han presentado ustedes? ¿Podría enumerarlas? Gobernar, señor Campuzano, exige tomar decisiones no del gusto de todos, incluso dolorosas para algunos. Me refiero al tan maltratado artículo 155. Lo que parece que usted ha olvidado es que antes del 155 las actuaciones parlamentarias catalanas se olvidaban de la mayoría de catalanes, silenciosos, nunca formando parte del independentismo excluyente. Para terminar, ¿de verdad cree usted que existen presos políticos en España? Amnistía Internacional ya ha manifestado que no opina igual. Carles Campuzano EFE La verdad, la realidad, es que si se roba es uno ladrón, si se utiliza el dinero de forma fraudulenta es un corrupto y si no se respetan las Leyes ni la Constitución y se proclama de forma unilateral una república es... Por favor, conteste usted, señor Carles Campuzano. ÁNGEL ALONSO PACHÓN GETAFE (MADRID) Iberia, agente extranjero Compro a Iberia un billete en business class para el vuelo IB 029937 a Sofia (Bulgaria) Se me advierte que es un vuelo de código compartido con Bulgaria Air. No se me invita a leer la letra pequeña del contrato, claro. Intento sacar la tarjeta de embarque la víspera desde mi ordenador. No está permitido. La cosa apunta maneras. Llego al mostrador de business de Iberia: no me pueden hacer el check- in del billete que me han vendido. Tengo que ir a otra parte de la Terminal 4 donde se factura el vuelo de Bulgarian Air atendido también por personal de Iberia Hay tres mostradores. Ninguno es para clase business. No paramos de mejorar. La persona que nos atiende al fin me dice que da igual que en mi agencia nos hayan puesto el número de tarjeta de Iberia Plus porque no vale para nada al no volar en un vuelo de One World. La dura realidad explicada con sencillez. Al intentar acceder con ese billete por la vía rápida que ofrece Iberia para su clase business tampoco se puede. ¿Qué me ha vendido Iberia? La compañía hace de agente para otra empresa extranjera, supongo que llevándose una comisión por el billete que le he comprado. ¿Qué ventaja me ha supuesto a mí? Sospecho que acostarme con la conciencia tranquila por haber hecho una obra de caridad para los miles de accionistas de Iberia entre los que no estoy por haber pagado a su firma en lugar de a quien de verdad pone el avión. De nada. RAMÓN PÉREZ- MAURA SOFÍA (BULGARIA) Un país que descubrir España es un país demasiado maravilloso para que gentes