Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN TIEMPO RECOBRADO MARTES, 31 DE OCTUBRE DE 2017 abc. es opinion ABC PEDRO GARCÍA CUARTANGO A los cuatro vientos Días antes de su resolución UN ESPERPENTO SIN DIGNIDAD Puigdemont ha acabado con el autogobierno y ha propiciado la vuelta de la bandera nacional a las calles de Cataluña Barclays ofreció 2.000 millones al Banco Popular A punto de cumplirse cinco meses de la resolución y venta exprés del Popular al Banco Santander, persisten las dudas sobre si la solución fue la más adecuada. Es cierto que en solo diez días el Popular había perdido más del 50 por ciento de su valor en Bolsa. También que en los meses previos había sufrido un fuga de depósitos de 14.251 millones de euros. La gran duda, que aún persiste, es si el Popular no tenía otra solución a pesar de que mantenía abierta la alternativa de lanzar una ampliación de capital. Antes de su resolución, Barclays le ofreció 2.000 millones. La suerte, sin embargo, estaba echada. E MPEZÓ como farsa y ha acabado en esperpento. Difícil imaginar un final más ridículo para el independentismo, que ayer tuvo que soportar la traición del presidente de la Generalitat, que huyó para refugiarse en Bruselas tras pedir una oposición democrática a sus seguidores. En el colmo del despropósito, Lluís Llach difundió un tuit en el que calificaba a Puigdemont de exiliado y subrayaba que se ha ido de Cataluña para denunciar los abusos del Estado español. Casualmente, al president le entró este afán heroico el mismo día en el que el fiscal general del Estado presentaba una querella por rebelión o sedición contra él y los cinco consejeros que le han acompañado. El caudillo que instaba a sus dos millones de votantes y a los funcionarios de la Generalitat a que resistiesen frente a la agresión del Estado ha puesto pies en polvorosa, en un vano intento de escapar a la acción de Justicia. De nada le servirá refugiarse en Bruselas porque el Gobierno belga no le va a conceder asilo y, además, estaría obligado a entregarle si así lo solicita la Audiencia Nacional. Los vencedores confinaron en Elba a Napoleón, que fingió aceptar su destino mientras se preparaba para volver a Francia a luchar contra sus enemigos. Pero Puigdemont se parece mucho más a uno de esos pistoleros cobardes de las películas del Oeste que se niega a sacar su pistola para seguir viviendo. Nada en este final del llamado procés está siendo honorable. No lo fue la proclamación anónima de la República por unos diputados que se escondieron en una votación secreta ni lo ha sido el absentismo de los consejeros y los altos cargos de la Generalitat que se han rendido por miedo a las consecuencias penales. El hecho más notable que hay que resaltar no es lo que ha sucedido estos días sino justamente lo que no ha sucedido: esa falta de reacción del independentismo, que anteayer arremetía contra la carencia de legitimación del artículo 155 mientras que ayer asumía de forma vergonzante que concurrirá en unas elecciones que habían calificado de golpe de Estado. No estoy invitando a la insumisión a los dirigentes nacionalistas. Lo que se constata aquí es la nula coherencia entre lo que han predicado y unos actos que revelan no tanto su endeblez política como su ausencia de coraje y de dignidad personal. Les ha faltado el seny pero también la rauxa. Por tercera vez en un siglo, la historia se ha vuelto a repetir en clave de farsa. Falló Cambó en 1917 y luego Companys en 1934, pero al menos ambos mantuvieron el tipo en unas circunstancias adversas. Puigdemont ha acabado con el autogobierno y ha propiciado la vuelta de la bandera nacional a las calles de Cataluña. Hay razones de sobra para estarle agradecido porque nadie ha hecho más por España. Donald Trump AFP Trama rusa Caso Ausbanc Se entrega al FBI el exjefe de campaña de Trump El exjefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, se entregó ayer al FBI tras ser imputado por conspiración contra Estados Unidos, tentativa de lavado de dinero, falso testimonio y por no presentar las debidas declaraciones sobre cuentas bancarias en el exterior y registros financieros. Las investigaciones sobre la trama rusa golpean directamente al presidente de Estados Unidos, pero, como no hay mejor defensa que un ataque, Trump decidió ayer cargar contra el fiscal especial, Robert Mueller. El juez, tajante: Una organización criminal El juez Santiago Pedraz ha terminado la instrucción del llamado caso Ausbanc. El procedimiento se dirige contra catorce personas, entre ellas Luis Pineda, presidente de Ausbanc; Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias, y la abogada Virginia López Negrete, por los delitos de estafa, extorsión, amenazas, administración desleal, fraude en las subvenciones y pertenencia a organización criminal. Se estrecha el cerco judicial contra unos auténticos profesionales de la extorsión. CARTAS AL DIRECTOR Más de un millón Nervios al salir a la calle, pelos de punta al pisar el paseo de Gracia y orgullo al recorrerlo de inicio a fin. Este domingo pasado más de un millón de personas, insisto, más de un millón, decidimos salir a la calle sin miedo para decir ¡ya basta! Soy catalana, estudiante en una universidad donde se podrían contar las veces que puedo atreverme a decir algo no independentista en voz alta. Pero el domingo fue diferente, una explosión de sentimientos: rabia, tristeza, impotencia... pero felicidad al saber que no estamos solos ni estamos tan locos como nos hacen creer, día sí, día también, por defender la unidad de España. El daño ya esta hecho: muchas empresas ya se han ido, a muchas familias ya las han separado y la confianza en Cataluña se ha desvanecido. Pero aun quedamos los catalanes que estamos decididos a gritar que el pueblo no son los dos millones de independentistas que votaron el 1 de octubre, sino también los cinco restantes que no hemos votado que sí en ningún momento, pero que parece que el Govern no se ha querido enterar. ANNA FERRER BARCELONA Puigdemont en Bélgica La última película de Puigdemont y algunos de sus secuaces ya está en marcha: Huida de caganets Lugar de rodaje: Bélgica (por cierto, algo de sangre española quedó repartida por allí, gracias a su reina, Fabiola) Lo digo por si se hubieran equivocado en el rodaje de exteriores y algo de unidad española se les vuelva en contra. Emulando a Las aventuras de Tintín nos podemos situar en ese fantástico mundo de las historietas (al igual que las protagonizadas por el Govern catalán cesado) tan influyentes en la educación infantil, por la gran imaginación de sus autores. Método, por cierto, que tan bien supieron aplicar en la enseñanza reglada los personajes de este guión. Situados en el limbo de su república fantástica, pretenden salir de sus viñetas y recibir asilo político en el mundo de los vivos, a través de impresionar a algún que otro dirigente belga, que todavía no ha madurado. JESÚS SÁNCHEZ- AJOFRÍN REVERTE ALBACETE