Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 26.9.2017 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 37.161 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Teléfono de atención 901 334 554. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Star Wars se la juega a la censura saudí El maestro Yoda se cuela en un libro de texto de Historia, en el que aparece junto al entonces Príncipe Faisal en la firma de creación de la ONU en 1945 IGNACIO RUIZ- QUINTANO EL SAPOI Contemplemos este sapoi político- mediático como Dostoyevski el Paisaje costero con Acis y Galatea de Lorrain E ANGIE CALERO MADRID o, esta imagen no pertenece a ningún spoiler de la nueva entrega de Star Wars dirigida por J. J. Abrams y que llegará a los cines el próximo 15 de diciembre. Y, para disgusto de muchos seguidores del maestro Jedi, Yoda no acompañó al Príncipe Faisal a la firma de la Carta de las Naciones Unidas. Nadie se explica cómo ha llegado este montaje fotográfico a las páginas de un libro de texto de Historia de Arabia Saudí, donde se cuenta que este país fue uno de los 51 que el 26 de junio de 1945 firmó su ingreso en la ONU. A la rúbrica en San Francisco (California) acudió un joven príncipe Faisal que ejercía entonces como ministro de Asuntos Exteriores; no sería hasta 1964 cuando fue nombrado Rey de Arabia Saudí. Allí se tomó la fotografía que el artista, Abdullah Al Shehri (conocido como Shaweesh modificó en 2013 para incluir a Yoda en una serie de montajes donde entremezclaba personajes de películas americanas con imágenes históricas. Dejando la ficción a un lado, a más de un seguidor de Star Wars le habría encantado que este entrañable personaje de la saga, el más sabio de la historia reciente del cine, fuera real. De hecho, aunque Shaweesh contó ayer a la BBC que en ningún momento pre- N El montaje donde aparece el Príncipe Faisal con Yoda. A la izq. la página del libro de Historia de Arabia Saudí tendía ofender al Rey Faisal, sí quiso que apareciera Yoda en esta imagen porque al maestro se le conoce por su inteligencia y es sabio, de potentes discursos Al mismo tiempo, no da crédito a lo ocurrido: No tengo ni idea de cómo ha podido llegar esa imagen a un libro de texto. No sé qué ha podido pasar. Sé que ha aparecido en muchos ejemplares, pero no sé cuántos. Ha sido todo muy repentino. Yo la diseñé, pero no la puse en el libro El ministro de Educación de Arabia Saudí, Ahmed al- Eissa, ha pedido disculpas en Twitter, aunque no aclara ABC cómo tras repasar varias veces el libro, se les ha podido colar El ministerio ha empezado a imprimir una copia correcta del libro y a retirar la anterior edición. También se ha formado un comité para determinar el origen del error y tomar las medidas oportunas Mientras se investigan las causas del disparate, Shaweesh ya tiene un hito profesional para incluir en su carta de presentación. Y, quizá el día de mañana un coleccionista llegue a pagar una cantidad desorbitada en una subasta de artículos de Star Wars por un libro de esta primera edición que consiga salvarse de la quema Lo único real en esta historia es que jamás se debe subestimar el poder de la fuerza. Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Desorientado, adj. Con un norte claro que mira a cualquier lado. l Primero de Octubre (antes festivo, como Día del Caudillo) viene a ser como el sapoi de España. Debo la palabra a un excelente amigo del mundo diplomático, Melitón Cardona, que estaba allí ¡como el maestro Juan Martínez! en Rusia, madre del sapoi palabra intraducible ¿dipsomanía? con que los rusos designan el mal que lleva a personas normales a dejar, de pronto, el trabajo para emprender maratones de bebida (entre cinco y ocho días) hasta la pérdida de conciencia. El sapoi no lo cura ni el diablo dice un personaje de Chéjov en un delicioso cuento que la gentileza de Cardona me regala traducido. Un empresario contrata al más famoso recitador del país, pero el día de la función no puede levantarse. ¡Lo conozco de Moscú! desespera el empresario Cuando empieza a beber vodka, sigue bebiendo un par de meses sin parar. Sapoi ¡Es el sapoi Un taquillero gordito tuvo una idea: el peluquero curaba el sapoi Lo llamaron. El peluquero metió jabón en una botella de vodka: cuando empezó a echar espuma y a enturbiarse, procedió a llenarla de basura: salitre, amoniaco, alumbre, sal, azufre, brea... Luego, quemó un pedazo de trapo, echó las cenizas en la botella, la agitó y se acercó a la cama... Únicamente un sapoi justifica para el porvenir este delirio y destino de España, la España sin ley de la ley a la ley la ley es la ley concluye El Proceso de Kafka) donde llaman populista a todo votante con ingresos inferiores a cien mil euros. Contemplemos este sapoi político- mediático como Dostoyevski el Paisaje costero con Acis y Galatea de Lorrain en su sueño de Dresde: En tanto que ruso, era yo entonces en Europa el único europeo. No hablo de mí, hablo de todo el pensamiento ruso... Sé que es cosa del sapoi pero en nuestro sueño, al fin pesadilla, aparece Julia Otero vestida de María Zambrano mirando al reloj de Sol: Eran las seis y veinte. La seis y veinte de la tarde de un martes 14 de abril... ¡El sapoi